Director de Serviu Biobío: “Por supuesto que el desafío es enfrentar la burocracia y atenuarla”

Director de Serviu Biobío: “Por supuesto que el desafío es enfrentar la burocracia y atenuarla”

Samuel Domínguez, quien está a la cabeza del organismo hace tres meses, añade que “vamos a continuar adecuando el actuar del servicio”. Frente al impacto de la pandemia en la gestión del Serviu afirma que ninguna institución pública, ni privada estaba preparada para una emergencia sanitaria de este tipo.

La pandemia puso a prueba la capacidad de todos los organismos públicos, entre ellos, el Serviu. Samuel Domínguez, director en la región del Biobío, dice que “ninguna institución ni pública, ni privada estaba preparada para esta situación sanitaria”.

Sin embargo, defiende el trabajo que se ha realizado en el servicio y enfatiza que “en un tiempo de seis a ocho meses nos hemos logrado readecuar con teletrabajo y en esa línea estamos trabajando”.

Por ello, manifiesta que, junto a sus equipos directivos, están comprometidos en agilizar los procesos y realizar los ajustes, si fuesen necesarios, para cumplir la misión institucional.
.
¿Ayudan a este objetivo las mesas de trabajo con la CChC? ¿Existe una continuidad de ellas para este año?

Desde que estoy en el cargo, hace unos tres meses, nos hemos reunido con la CChC y el compromiso es darle continuidad a ese trabajo que se ha estado desarrollando con el servicio y, obviamente, fortalecerlo. En esa línea, se han adecuado protocolos y procedimientos para un trabajo seguro de las empresas durante la pandemia. Este año, se paralizaron muchas obras y juntos hicimos un trabajo arduo para adaptar los protocolos y darles continuidad a las obras. Esperamos este año, seguir en ese proceso.

¿A qué áreas apuntará en un año que se requiere una pronta reactivación?

El Serviu tiene un aumento de presupuesto de un 26% para este año. Por lo tanto, vamos a disponibilizar cerca de 4 mil 578 soluciones habitacionales, que involucran una inversión cercana a los $ 130 mil millones, correspondientes a 31 proyectos en la Región. Esto con énfasis en la clase media, a través del subsidio DS19, que significará generar 4 mil 800 puestos de trabajo.

Otra línea es el “Programa Hogar Mejor”, que son más de 11 mil subsidios relacionados con equipamiento, mejoramiento y ampliación de viviendas. Hay cuatro llamados especiales que desarrollaremos durante el año. Todo esto va en el sentido de reactivar la economía y los puestos laborales.

Además de trabajar en el tema de inversión urbana con proyectos de mejoramiento de plazas o barrios. Ejemplo de ello, es que existen iniciativas para Hualqui, Talcamávida y Yungay. En el tema de pavimentos participativos existe un presupuesto de más de $16 mil millones, los cuales son 120 proyectos que esperamos ejecutar en 2021.

Con este aumento de presupuesto ¿Serviu tiene la capacidad para llevar a cabo esa carga, a la velocidad que se necesita?

Cuando asumí el servicio, teníamos una ejecución complicada y pensamos que no podríamos ejecutar el presupuesto 2020. No obstante, con el trabajo coordinado con contratistas, municipios y con todos los actores involucrados logramos ejecutar los $ 345 mil millones de presupuesto, lo que equivale al 99,3% del presupuesto asignado para la Región. Ese trabajo lo iniciamos en octubre.

Lo anterior va a permitir que los $ 433 mil millones que tenemos contemplados para este año se ejecuten y se ejecuten bien. Obviamente, está el compromiso de los funcionarios y de las empresas constructoras en esa línea.

Frente a dificultades por la pandemia: “A los hitos del Serviu se les ha dado la continuidad necesaria y se han adecuado los procesos y procedimientos”.

ADAPTARSE A LA PANDEMIA

La agilización en la gestión es un tema que interesa a quienes trabajan en proyectos del Serviu.

Hemos conversado ese tema con la CChC y hemos asumido un trabajo con los equipos directivos para agilizar esas barreras burocráticas que están en los servicios públicos y el desafío, por supuesto, es enfrentarlas y disminuirlas o atenuarlas. En eso estamos comprometidos.

Están dadas todas las condiciones, aunque no sabemos cómo se va a comportar la pandemia este año; pero estamos haciendo los ajustes y trabajando con las empresas para seguir avanzando. Estamos convencidos que lo vamos a hacer bien y que vamos a ser el motor de la reactivación social en la Región.

En conversación con el seremi de Vivienda y Urbanismo de la región del Biobío reconoció que los entes del Estado no se movían al ritmo que se requiere en 2021. ¿Ud está en la misma sintonía?

El efecto Covid afectó no sólo al aparato público, sino también, al privado y de distintas maneras. Pero en un espacio de seis a ocho meses nos hemos logrado readecuar con teletrabajo y en esa línea estamos trabajando.

Lo mismo con las empresas constructoras, hemos readecuado protocolos y procedimientos, lo que les permitió dar continuidad y entregar las soluciones habitacionales.

A los hitos del Serviu se les ha dado la continuidad necesaria y se han adecuado los procesos y procedimientos. Ninguna institución pública estaba preparada, pero nos hemos logrado adaptar a esta realidad.  Hoy, por ejemplo, todas las postulaciones son online.

Pero aún no llega la modernización que debería tener. ¿Qué opina?

Desde 2018 que vengo escuchando lo de la modernización del Estado. Es un término reiterado. Nosotros estamos trabajando con el mismo compromiso de siempre y si es necesario vamos a seguir adecuando el actuar y cumplir con nuestra misión institucional.

Un ejemplo de esto es el Puente Perales, donde en menos de un mes entregamos una solución provisoria. Hoy trabajamos en la definitiva, que se iniciará el próximo año para contar con un puente de mejor estándar en 2023.

POLÍTICA PARA CAMPAMENTOS

La CChC local dio a conocer un estudio sobre un campamento que logró vincular a las familias con proyectos de Integración Social. ¿Podría ser una herramienta para aportar a las políticas públicas?

Con este estudio la CChC nos apoya en encontrar un proyecto adecuado para las familias de esos asentamientos y así entregarles una solución habitacional. Es una iniciativa innovadora y va a permitir que este modelo de trabajo pueda replicarse en otros campamentos de la Región, por lo que nos interesa seguir reuniéndonos con el gremio para abordarlo y mejorarlo.

La intervención realizada llevará a analizar la fórmula de radicar a los habitantes de los campamentos.

Somos la segunda Región con más campamentos en el país. ¿Cuál es el plan para abordarlos?

Tenemos un plan de cierre con una meta muy ambiciosa. Aspiramos a terminar con 15 campamentos este 2021. Por eso, será necesario la coordinación con la CChC para cumplir con los plazos que nos hemos fijado y que son bastante breves.

Sebastián Abudoj, seremi de Vivienda y Urbanismo: “Nuestra meta es que el plazo de la reactivación se cumpla”

Sebastián Abudoj, seremi de Vivienda y Urbanismo: “Nuestra meta es que el plazo de la reactivación se cumpla”

La autoridad señala que para acelerar la recuperación en la Región es necesario que los proyectos se ejecuten de acuerdo a los plazos legales. “Es el estándar mínimo”, asegura. Además, anticipa un plan especial para la zona de Arauco que logre aumentar la oferta habitacional de la declarada área de rezago.   

Sebastián Abudoj, seremi de Vivienda y Urbanismo de la región del Biobío, habla de reactivación económica y social, haciendo énfasis en este último punto. No concibe la recuperación del país y la Región con una sola arista.

El abogado, que asumió el cargo el pasado 3 de diciembre, comenta que éste será el mayor desafío para este año en una de las carteras más complejas, tanto por su estructura organizacional, presupuesto y por la cantidad de proyectos que maneja.

Otra de sus tareas estará en no perder de vista los ajustes que debe adoptar hacia dentro de la seremi y especialmente en el Serviu -catalogado como el motor operativo del Minvu- para lograr que el plan de Gobierno se materialice de forma urgente.

El Ministerio de Vivienda tendrá el mayor presupuesto de su historia en 2021 ¿En qué consiste este aumento de recursos a nivel regional?

El incremento presupuestario es del 40% en materia habitacional, lo que permitirá la construcción de 6 mil viviendas y de 50% en la línea de ciudad y proyectos urbanos. En este ámbito son más de 50 mil millones de pesos, lo que considera desarrollar más de 150 iniciativas. Entre ellas, el parque Collao-Novoa en Concepción, el sistema de control de tránsito de Los Ángeles, la avenida Fresia de Arauco y el Eje Cívico de Curanilahue, por nombrar algunos. El resto corresponde a pavimentos participativos.

¿Cuántos empleos pretenden generar estos proyectos?

Son 11 mil los puestos de trabajo a nivel regional. Es un presupuesto que se debe ejecutar el 2021. Ése es el compromiso.

Todo esto supongo que se debe realizar de manera eficiente y rápida para que la reactivación se cumpla prontamente ¿Existe algún plan para acelerar su operatividad?

La reactivación económica no solo depende del Gobierno ni del Ministerio de Vivienda, sino además del sector privado y de las comunidades. En este contexto, creemos que los privados tienen un rol protagónico y esperamos que ese papel se ejerza con responsabilidad.

Ahora hemos diseñado acciones y medidas, donde lo básico es que los plazos que establece la ley se cumplan.

A nivel de ministerio haremos un seguimiento a los 30 proyectos habitacionales que están en condiciones de iniciar obras durante 2021.

Además, estamos trabajando en generar una mejor ejecución de los subsidios, de manera que el beneficiario los ejecute.

También vamos a priorizar, en la asignación de recursos de este año, aquellos proyectos que se encuentren en el banco de Serviu y que estén ad portas de tener la aprobación técnica. Son 25 las iniciativas que se encuentran en esa condición. La idea es que durante el primer semestre puedan obtener esa calificación técnica, logrando los permisos sectoriales que estén pendientes y el segundo semestre obtengan el financiamiento.

En el marco de reactivación, estamos diseñando un plan especial para la provincia de Arauco, que esperamos dar a conocer en enero. El énfasis estará en generar una mayor oferta habitacional para esa zona de rezago.

“Comparto el diagnóstico de que el aparato público del Estado no se encuentra al ritmo que se necesita para el año 2021” (Sebastián Abudoj, seremi de Vivienda y Urbanismo).

MODERNIZACIÓN DE SERVIU

¿Se puede concretar este plan con un Serviu que requiere, según diversos actores, una urgente modernización?

Comparto el diagnóstico de que el aparato del Estado no se encuentra al ritmo que se necesita para el año 2021. Entonces, hoy queremos que el estándar básico, tanto en el Minvu como en el Serviu, es que cumplan los plazos que establece la ley. Ése es el piso mínimo y es nuestro compromiso. Si podemos avanzar hacia el menor tiempo posible para la ejecución de proyectos, mejor.

Hay que entender que la pandemia también ha generado problemas al sector público. Entonces nuestra meta es que el plazo del plan de reactivación se cumpla. Se están adoptando las medidas y acciones para ello junto a Serviu y así va a ser.

Si hablamos de celeridad, ¿qué pasa con la definición sobre el congelamiento de permisos de edificación que realizó el municipio penquista?

La solicitud venía con deficiencias de formalidad, como la identificación de ciertos loteos o algunas firmas de profesionales. Entonces, solicitamos, vía oficio, a la municipalidad subsanar todas las observaciones, de manera que la solicitud ingrese de manera correcta. Una vez que eso se ejecute podremos resolver el fondo del tema.

¿Cuándo estarán listas las modificaciones al Plan Regulador Metropolitano (PRM) que realiza el Minvu, teniendo en cuenta que es el paragua de los planes reguladores comunales?

Es la 11° modificación y con ella será un instrumento territorial mucho mejor que el actual, porque resuelve problemas, entrega certezas y permitirá un mejor ordenamiento para las comunas. Se abordan temas como las zonas en extensión, el área rural urbana, el tema de las industrias contaminantes y se amplían y reconocen las áreas verdes, como humedales y parques.

Sin embargo, no resuelve todos los problemas. Creemos que muchos de ellos pueden ser abordados por los municipios a través de sus propios planes reguladores o de ordenanzas.

Nuestro objetivo es que durante el primer semestre tenga la aprobación del Consejo Regional y durante la segunda parte de este año cuente con el resto de la aprobación de la institucionalidad asociada, entre ellas, Contraloría, para que sea promulgado.

Víctor Reinoso, seremi de Obras Públicas: “Queremos que los proyectos se ejecuten de buena forma, en los plazos respectivos y que generen el máximo de empleos”

Víctor Reinoso, seremi de Obras Públicas: “Queremos que los proyectos se ejecuten de buena forma, en los plazos respectivos y que generen el máximo de empleos”

La autoridad entrega una señal a las empresas constructoras al señalar que el MOP ha flexibilizado criterios y está agilizando los pagos para entregar liquidez y aplacar la incertidumbre, especialmente de las pymes.

Hacer frente a los efectos económicos y sociales de la pandemia, a través de la ejecución del Plan de Reactivación propuesto por el Gobierno; es uno de los desafíos claves del seremi de Obras Públicas de la región del Biobío, Víctor Reinoso.

La autoridad resalta cifras y repite casi como un mantra que lo primordial hoy es “generar empleos”. Señala que el plan de inversiones públicas considera US$ 4.500 millones de inversión adicional entre 2020 y 2022. De éste, su ministerio tiene un papel preponderante ya que presenta el presupuesto más cuantioso de la propuesta, con US$ 2.897 millones.

Reinoso destaca que para la Región el monto de las inversiones públicas asciende a US$ 663 millones con 160 proyectos a ejecutar, en una cartera que involucra obras de conectividad, agua potable rural, recintos hospitalarios y bordes costeros, entre otros.

¿Qué es lo más importante de llevar a cabo un megaplan de recuperación como el propuesto por el Gobierno? ¿Ése será su sello?

Mi sello va por la línea de realizar un control de los proyectos de este ministerio en la Región. Que se ejecuten de buena forma, en plazos respectivos y que, sobre todo, podamos generar mano de obra y empleo. Pretendemos alcanzar entre 7 mil y 8 mil puestos de trabajo. En un periodo normal lo regular es generar 4 mil empleos y ahora estamos duplicando esa capacidad.

Lo que se necesita es recuperar empleos, que la gente pueda tener seguridad económica y la inversión pública es gravitante para la generación de trabajo.

¿Cuándo se comenzará a ver esa generación de empleo?

La mayoría de las inversiones son para el próximo año. Pero ya se están activando para su concreción. Son proyectos de ejecución inmediata, no son obras nuevas, porque si están por ejemplo, para cuatro años más no nos sirven, porque el objetivo es crear trabajo hoy. Tenemos una cartera de proyectos que estamos planificando a dos años, obras desarrolladas en tiempo menor. Estamos anticipando obras.

¿Qué proyectos destacaría?

La Ruta Nahuelbuta, que unirá Los Ángeles con Angol, está pronta a su inicio de faenas y es una de las obras más importantes; la Costanera a Chiguayante, en su segunda etapa desde Concepción hasta la intersección de Ocho Oriente, el mejoramiento de la ruta Mulchén – Negrete; las inversiones en la Ruta 160 hasta Los Pinos y el Puente Industrial.

Varias de las obras también son priorizadas por la CChC en su análisis de infraestructura. Entre ellos el Puente Industrial. ¿Cuándo comenzará su construcción?

Este proyecto y la Ruta Pie de Monte son complementarios. En el caso de ésta se hicieron varios cambios en el trazado, entonces eso nos modificó un poco el enlace con el Puente Industrial. Por lo que se están realizando las últimas terminaciones del proyecto de ingeniería de detalle. Esperamos que el Puente Industrial parta el 2021.

“Pretendemos alcanzar entre 7 mil y 8 mil puestos de trabajo. En un periodo normal lo regular es generar 4 mil empleos y ahora estamos duplicando esa capacidad”.

APOYO A EMPRESAS
El Plan de Reactivación considera la implementación de Mesas de Trabajo Público- Privadas. ¿Qué ocurre con ellas?

Todo nuestro trato es con el mundo privado. Pero cuando construimos ciudad también está la participación ciudadana. Entonces tienen que existir ese tipo de instancias, para atender los requerimientos, porque los proyectos pueden ser mejorados.

¿Tendrán injerencia en la priorización de proyectos?

Se pueden priorizar proyectos. El mundo privado también tiene sus requerimientos, lo interesante es que lo que construyamos sea productivo. Son importante todas las visiones.

Una de las preocupaciones del gremio respecto del MOP es que pese a estar en pandemia era bastante rígido con sus procedimientos, a diferencia de otros ministerios como el de Vivienda que sí dio señales de mayor empatía con las empresas.

Eso se ha ido flexibilizando. De a poco hemos ido bajando la exigencia, siendo más flexibles. Es decir, no eliminamos nada, pero sí más flexibles. Lo que sí hemos tratado de agilizar son los pagos a las empresas que trabajan con nosotros, que se les pague con la mayor celeridad posible.

Debido a las cuarentenas solo están operativas obras de infraestructura y de programas sociales. ¿No cree que lo mismo se puede replicar en inversiones privadas, con todos los resguardos sanitarias con los que se trabaja en obras públicas?

Una edificación de infraestructura no es igual que una de vivienda. Para empezar el metro cuadrado por trabajador es diferente. Son características constructivas muy distintas. Lo que hoy nos importa es la salud, queremos ser muy exigentes en los protocolos, porque podemos tener mucha inversión y si la gente especializada no está o está enferma no vamos a lograr que esos puestos de trabajo se ocupen. Pero reitero los sistemas constructivos son muy diferentes, en infraestructura existe más maquinaria, se trabaja separado en extensos terrenos, por ejemplo.

Sin embargo, cuando se contrata y se abren las licitaciones ahí participan privados. Los contratistas no se han detenido. En términos generales se ha trabajo de la mano con ellos y han logrado la continuidad. Pero, insisto, la tipología de obra es distinta.

James Argo, seremi de Vivienda: “Programas de subsidios habitacionales son considerados esenciales para no afectar la continuidad de las obras”

James Argo, seremi de Vivienda: “Programas de subsidios habitacionales son considerados esenciales para no afectar la continuidad de las obras”

La autoridad manifestó que la señal es no afectar el acceso a la vivienda de las familias beneficiadas por estos programas. Agregó que su cartera elaboró una estrategia por el Covid-19, en la que se garantiza la cadena de pagos a constructoras para obras de viviendas sociales.

En medio del confinamiento total que vive el Gran Concepción (10 comunas en cuarentena de la región del Biobío), el seremi de Vivienda y Urbanismo, James Argo, aborda el dilema de reactivar la economía a través de su sector y convivir con medidas de control sanitario.

Asegura que, desde el prisma del plan Paso a Paso instaurado por el Gobierno, el sector construcción sí tiene carácter de esencial, permitiendo las obras de infraestructura pública y la construcción de viviendas sociales.


¿Por qué hoy el sector construcción no es considerado estratégico y esencial, teniendo en cuenta que se menciona como uno de los motores de la reactivación del país?

La reactivación supone condiciones sanitarias que permitan concretar dichas iniciativas. Por ello, el plan Paso a Paso describe y contempla mecanismos para, en primer lugar, permitir la construcción de infraestructura pública. Y dentro de ese lineamiento también se incluyen la construcción de viviendas sociales a través del Fondo Solidario de Elección de Vivienda (DS 49) y el subsidio de Integración Social y Territorial (DS 19).

Así las cosas, las obras urbanas y habitacionales del Minvu en conjunto con las constructoras sí se ha considerado estratégico, y en esas coordenadas hemos avanzado regionalmente.

 

¿Qué ocurre con las obras de privados, si son igualmente necesarias para recuperar empleos y esenciales por ejemplo, para revertir el déficit habitacional?

Lo estratégico está referido a la importancia respecto al servicio que el proyecto presta a la ciudadanía en general y no sólo a un grupo en particular.

Las obras de infraestructura pública implican conectividad y prestación de servicios básicos, lo que en caso de verse interrumpidos podrían generar graves alteraciones para una comunidad completa que se vería impedida de acceder bienes y servicios de primera necesidad.

Todos los sectores productivos en mayor o menor medida se han visto afectados, y la construcción no es la excepción. Esperamos que estas medidas restrictivas permitan controlar los casos y retomar los proyectos, que estimamos fundamentales para la Región.

 

El sector construcción ha elaborado junto a varios ministerios, incluido el de Vivienda, un protocolo sanitario con rigurosas medidas, entonces con este tipo de protección ¿Por qué aún no se puede trabajar en comunas con cuarentena?

 

Dicho protocolo permite conciliar las obras con el plan “Paso a Paso”. Es decir, permite vía resolución que en comunas que pasan a fase 2 puedan desplazarse y operar.

El trabajo en comunas en cuarentenas debe ser realizado bajo el cumplimiento estricto de las medidas decretadas por la Autoridad Sanitaria, además de los permisos respectivos, para lo cual este ministerio pone a disposición todo el apoyo en el control de dichas medidas, para facilitar la verificación correspondiente a los proyectos en ejecución.

Hay que reconocer en eso el esfuerzo que el sector de la construcción ha hecho para adecuar sus instalaciones, a fin de poder brindar condiciones de trabajo seguras para sus trabajadores. Sin embargo, las medidas de cuarentena buscan disminuir al máximo posible el movimiento de las personas dentro de su propia comuna y/o entre comunas aledañas con el objetivo de contener la propagación del virus.

Esperamos que estas medidas restrictivas permitan controlar los casos y retomar los proyectos, que estimamos fundamentales para la Región.

INVERSIÓN SECTORIAL

Se ha dado una situación distinta en regiones, como Chillán donde hay obras que están operando.

Esta situación es similar a lo que ocurrió en Biobío y es parte de las acciones que apuntan al diseño y definición de fórmulas y criterios sectoriales únicos que debemos urgentemente determinar en conjunto con autoridades de Salud e Interior.


¿Qué ocurre con los proyectos de los programas de subsidios, como los DS 49 y DS 19, podrán considerarse esenciales?

El viernes 11 de septiembre, desde la seremi enviamos oficios a las empresas constructoras y entidades desarrolladoras de los programas DS 19 y DS 49, informándoles que en dichos proyectos se ejecuta inversión pública sectorial y que la continuidad de su ejecución se considera esencial para no afectar el pronto acceso a la vivienda propia de las familias beneficiadas de los distintos subsidios habitacionales, informando esto a la autoridad sanitaria, a fin de mantener la continuidad de las obras.

¿Existen gestiones de parte del Minvu regional para que el sector construcción pueda operar el tiempos de cuarentena?

Se mantiene la información y coordinación constante con la autoridad respectiva de todas las obras del Minvu que se encuentran en desarrollo en la Región, con el propósito de que las empresas puedan tramitar sus permisos correspondientes, conforme a lo declarado por la autoridad sanitaria, contando para esto con todo nuestro apoyo.

En ese sentido, por ejemplo, se han otorgado certificaciones especiales para facilitar el acceso a permisos de desplazamiento para trabajadores y se ha mantenido una colaboración estrecha con el Ministerio del Interior para otorgar autorizaciones para que trabajadores que viven en comunas con cuarentenas puedan acudir a las obras donde se desempeñan, lo cual hoy es factible, siempre y cuando, la comuna donde se ejecuta la obra no se encuentre en cuarentena.

¿Qué puede realizar el Minvu regional para que los efectos económicos sufridos por la construcción, por sus empresas, especialmente medianas y pequeñas, no sean peores a las que las afectan hoy? Teniendo en cuenta que no pueden operar a la luz de las cuarentenas decretadas.

El Minvu ha otorgado todas las facilidades administrativas necesarias que permitan cautelar el normal desarrollo de los proyectos una vez que las restricciones sanitarias vayan siendo levantadas en el tiempo. Para esto existe una serie de acciones que han implementado en diferentes contratos, otorgando prórrogas y suspensiones de plazo, entre otros.

En lo que se refiere a pagos sea definido como estratégico y primordial la continuidad en la cadena de pagos de todos los programas, incluyendo un incremento del presupuesto regional en cerca de MM$ 18.000 para subsidios DS 49 y MM$ 30.000 para préstamos asociados a obras DS 19.

Helen Martin, presidenta de la CChC Concepción: “Nuestro rol es coordinar y apoyar las condiciones para la recuperación de la Región”

Helen Martin, presidenta de la CChC Concepción: “Nuestro rol es coordinar y apoyar las condiciones para la recuperación de la Región”

La nueva dirigenta definió los objetivos y límites de su gestión. Entre los desafíos más urgentes menciona la reactivación económica, mientras que, en la interna gremial, apuesta por una mayor innovación en las empresas y a fortalecer la participación femenina. En tanto, vicepresidentes entregan su sello para el periodo.       

A los 19 años la estudiante de ingeniería civil industrial, Helen Martin, pisó por primera vez la oficina de la CChC Concepción. La dependencia estaba ubicada en el edificio de calle Tucapel con O’Higgins; recuerda la ahora presidenta de esa entidad, sin imaginarse, en esa época, que tres décadas más tarde encabezaría la institución.

Rememora que, en esos tiempos, fue recibida por dirigentes como Rafael Calderón y Guillermo Porter; a quienes describe como “hombres que impulsaron el desarrollo de las empresas socias y lograron mejorar las condiciones de sus trabajadores”.

Hoy, Helen Martin es la primera mujer en presidir la entidad en sus cerca de 70 años de existencia. Por ello, uno de sus ejes será continuar abriendo espacios a la participación femenina, pero también, impulsar la innovación y productividad del sector.

Sin embargo, expresa que la tarea más urgente es empujar la reactivación de la región del Biobío desde el sector construcción.

¿Qué líneas de acción priorizará en su gestión?

Los desafíos son múltiples. Estamos en tiempos complejos y que son exigentes. Desde ese punto de vista, hay diversas dimensiones que abordar. En el ámbito interno, al ser la primera mujer en presidir la CChC siento que es primordial continuar entregando espacios para que ingresen más mujeres y asuman roles de liderazgo, en función de sus competencias. Pero al mismo tiempo, es fundamental incentivar la incorporación de trabajadoras al sector. Así como también, integrar a las nuevas generaciones y vincularlas con los de mayor experiencia.

En estos tiempos, la recuperación económica se hace urgente para el sector, sus empresas socias y el contexto general ¿Cómo apoyará el gremio a esta reactivación?

Tenemos que trabajar con mucha fuerza para salir de esta crisis. Es clave entregar un impulso a la actividad, la que durante estos meses ha tenido un decrecimiento de más de un 40%. En nuestro sector, debemos sacar adelante todos los proyectos que tienen que ver con infraestructura, FNDR y vialidades, entre otros. Nuestro rol es accionar para que se concreten lo más rápido posible y hacer las coordinaciones para que estas iniciativas se ejecuten y así ir revirtiendo los actuales niveles de cesantía.

¿Esto se dificulta con medidas como cordones sanitarios y cuarentenas?

Este es un dilema. Pero creo que hoy se puede conciliar la actividad productiva con el cuidado de la población. Por ejemplo, en nuestro sector las empresas socias se han comprometido con un protocolo sanitario que impulsa el gremio y están operando bajo condiciones muy rigurosas de cuidado y prevención. Esto permite continuar con la actividad de las obras y evitar la destrucción de empleos.

Por eso, uno de los desafíos más inmediatos es considerar a nuestra industria como esencial y estratégica. Es un rubro que tiene un efecto multiplicador en la economía y que además contribuye a mantener a un importante número de trabajadores vulnerables. Son cerca de 45 mil empleos directos e indirectos en la Región.

TECNOLOGÍA DEL MIT
¿Qué áreas son prioritarias para la reactivación del sector?

Hay que focalizarse en el ámbito de la vivienda social, aunque tenemos un 4% de presupuesto menos que el año anterior, existen programas con subsidios que se deben activar. En el caso de la vivienda privada ha tenido un retroceso nunca antes visto de un 36% en el Gran Concepción. Es un impacto tremendo. Por eso ésta no debe ser una tarea sólo de los privados, sino que debe conformarse una alianza con el sector público. Hay que hacer un llamado a la urgencia para echar andar estos subsectores que son puntos de reactivación.

Ud. siempre abogó por una mejor productividad de empresas a través de la incorporación de innovación ¿es el momento?

En este aspecto el sector está al debe y esperamos comenzar a trabajar en cómo incorporamos más tecnología y hacemos más eficiente la gestión de las empresas del rubro. La innovación es una tarea múltiple, se trata de incluir sistemas como el BIM, pero también, existen avances que se relacionan con procesos constructivos, con formas de administrar, con la capacitación de nuestros trabajadores y de los liderazgos en nuestras obras.

¿En esta línea va el proyecto del Massachusetts Institute of Technology (MIT)?

Es un proyecto para traer a Concepción, como la primera ciudad del país que cuente con un laboratorio de proyección de ciudades, el que ya ha sido probado en otras naciones como Alemania y Argentina, con excelentes resultados en planificación.  Esto va muy en la línea de nuestra gestión.

Se trata de una modelación de la ciudad a través de un soporte tecnológico que vaya evaluando los impactos del crecimiento y de las acciones de planificación urbana que se gesten en la urbe. Es un plan que se hace con la participación de todos los entes y la comunidad, lo cual es muy valorable.

Queremos traer este modelo lo más pronto posible, y seríamos la primera ciudad del país en tener este laboratorio de ciudades.

IMPULSO A LA INFRAESTRUCTURA Y EXPERIENCIAS GREMIALES
La Mesa Directiva de Helen Martin está compuesta por dos vicepresidentes: el ingeniero civil Héctor Díaz y el arquitecto Bernardo Suazo, quienes adelantan el sello que desean imprimir en este periodo.

Díaz explica que el tema de la infraestructura pública, tal como la vivienda social, debe ser un pilar para afrontar la caída de la actividad en este periodo y recuperar los niveles de empleo. Para ello, buscará potenciar líneas de trabajo con autoridades de los ministerios de Obras Públicas, Transportes y organismos como el Serviu, en la Región.

“Es clave impulsar mesas público-privadas que nos permitan un monitoreo de proyectos de infraestructura, tanto los que prioriza el Estado, como los que propone concretar la CChC local”, apunta.

Asimismo, el profesional cree que otra prioridad es equilibrar a las pequeñas y medianas empresas con los grandes conglomerados del sector. Una de las iniciativas es lograr que se establezca un sistema de concesiones con parámetros regionales, con la finalidad de que las más pequeñas puedan acceder a ejecutar obras de este tipo.

En tanto, Bernardo Suazo señala que se debe trabajar en dos ámbitos durante la gestión. Uno de ellos es el interno, donde apunta a integrar a los socios con mayor experiencia en temáticas decisivas para el gremio. “El propósito es ser un articulador para vincularlos con las nuevas generaciones, que se sientan parte importante de la CChC. Es necesario un clima de colaboración entre socios”, señala.

A su juicio, esto se logra con la interacción entre los Comités Gremiales, que son el principal espacio de participación de los asociados.

En el plano externo, Suazo pondrá énfasis en la planificación urbana de la ciudad y en los instrumentos de ordenamiento territorial. Expresa que se debe buscar una modernización de aquellos que ya están obsoletos y de la metodología para su concreción.

“Creemos que una buena planificación de ciudades produce, sin duda, un mejor desarrollo económico de la urbe y, por ende, una mejor calidad de vida de sus habitantes”, acota.

Carlos Balart, Embajador de MundoSocios CChC “Hoy nuestro accionar es a través de plataformas digitales”

Carlos Balart, Embajador de MundoSocios CChC “Hoy nuestro accionar es a través de plataformas digitales”

El embajador de la instancia en Concepción comenta el desafío de implementar actividades online durante la pandemia y asegura que gracias a la tecnología se ha logrado una excelente participación de los socios.      

Apoyar al socio, pero ahora a través de plataformas virtuales, es la tarea que ha emprendido MundoSocios CChC, debido a la contingencia generada por la crisis sanitaria. Hace aproximadamente tres meses que la agenda de actividades y servicios es totalmente online.

Carlos Balart, embajador de la instancia en Concepción, destaca que “continuamos con nuestra oferta de beneficios, pero con un énfasis de comunicación a través de medios digitales”.

El dirigente, que lleva tres años a la cabeza de MundoSocios en la sede gremial, realiza una evaluación del último periodo, comenta el momento actual y define algunas acciones a futuro.

¿Ha cambiado la gestión de MundoSocios en el último tiempo?

Estamos para impulsar experiencias y vivencias que sean valiosas para los socios. Es una forma de agradecer la entrega gremial y el aporte de quienes han dado todo por la CChC. Eso no ha cambiado. Lo que sí, nos hemos adaptado a esta nueva realidad producto de la pandemia.

Nuestro énfasis está en la comunicación a través de plataformas digitales y así llegar a los socios con nuestro contenido. Para esto hemos implementado un canal de Youtube propio: MundoSocios en Casa y por medio de correo electrónico y aplicaciones como whatsapp difundimos nuestras acciones.

¿Cómo ha sido el resultado de este nuevo modelo de interacción?

Gracias a la tecnología, las actividades han logrado una amplia convocatoria. Tenemos una participación mayor aquí en Concepción, como también, a nivel nacional.

Además, es menos complejo realizar las actividades. Por ejemplo, ofrecer un concierto para los socios y sus familias, a través de alguna plataforma remota, es más simple que llevar esa oferta a regiones de manera presencial, ya que eso significa una coordinación en terreno.

Para conocer todas las actividades y servicios los socios pueden visitar nuestra página www.mundosocios.cl , que también fue readecuada por la coyuntura actual.

¿Qué actividades destacaría como apoyo a los socios?

Todos los días, de lunes a viernes, tenemos una actividad que se reproduce a través del canal de Youtube. Se han compartido conciertos de artistas nacionales como Pablo Herrena, espacios de crítica de cine con la periodista Ana Josefa Silva y documentales de viajes con Ricardo Astorga.

Destaco además un conversatorio con Cristián Warnken, entre las principales iniciativas impulsadas en el ámbito de la cultura.

Los socios pueden acceder a este contenido desde su casa. Llevamos actividades que los enriquezcan, que les brinden entretención en este periodo. Pero también tratamos de cubrir otras necesidades, se han realizado talleres con profesionales para ofrecer apoyo sicológico y contención a los socios que lo estén requiriendo.

En la página www.mundosocios.cl se puede conocer toda la agenda de actividades y beneficios que esta instancia tiene para los socios. Las acciones van desde panoramas de cultura hasta asistencia previsional.

SALUD Y PANORAMAS

Carlos Balart tiene experiencia en la actividad gremial. Integra la CChC Concepción desde 2004 y hace 12 años que es consejero nacional. Fue presidente del Área Social del gremio local durante 4 años. Por lo tanto, señala que ser Embajador de MundoSocios es una experiencia que realiza con total agrado y que enfrenta con un espíritu integrador.

“La idea es desarrollar acciones que vayan en directo beneficio de los socios y sus familias. Lograr un sentido de pertenencia con la CChC y que sientan que el gremio se preocupa por ellos”, señala.

Balart comenta que cuando asumió existía un 25% de socios incorporados a MundoSocios en la sede local, hoy son más del 32%.

¿En qué áreas trabaja MundoSocios?

Nos enfocamos en cinco ámbitos: Mundo Panorama, enfocado en el deporte y la cultura; Mundo Desarrollo, donde se impulsa el crecimiento personal y profesional de los socios a través de talleres, charlas y fondos concursables. Otra área es Mundo Emprende, que contempla servicios especiales para los socios; Mundo Futuro, relacionado con el área de orientación previsional, financiera y tributaria y Mundo Salud, que incluye asesoría en este tema, así como también prestaciones preventivas.

En esta última área, todos los años se realiza la campaña de vacunación antinfluenza y los exámenes preventivos de salud.

¿Qué actividades se potenciarán a futuro?

Pensamos que todas las áreas son prioritarias para los socios y sus familias. Pero el acento para este año es continuar con las actividades virtuales, las que han aumentado con el fin de brindar un apoyo y distracción a los socios.

En lo respecta a la sede, está en los planes poder realizar una cata de vinos de manera remota, pues es una actividad que les interesa a los socios. Lo importante de nuestra agenda de iniciativas es que siempre estamos abiertos a sugerencias para poder realizar nuevas acciones que sean del gusto de los asociados y que los identifique con la CChC.

**Contacto Carlos Balart, Embajador MundoSocios sede Concepción, mail: cbalart@mundosocios.cl