Magdalena Vicuña, arquitecta: “El tema de la altura no se debe mirar como una variante aislada”

Magdalena Vicuña, arquitecta: “El tema de la altura no se debe mirar como una variante aislada”

Para la urbanista el mayor desafío al construir es que los proyectos se conviertan en un aporte para el espacio público. Por ello, insiste en que el proceso de densificación se debe visualizar integralmente, con sus múltiples dimensiones.

 

La arquitecta Magdalena Vicuña es una defensora de la densificación. Pero de una “buena densificación” precisa la profesional. Una, que integre procesos armónicos con el entorno y que sea eficiente a la hora de implementarse, entre otras características.

En una de sus visitas a la CChC Concepción, la también doctora en Arquitectura y Estudios Urbanos de la Pontificia Universidad Católica de Chile y jefa del programa de pregrado del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales de esa casa de estudios, se reunió con los socios del gremio para exponer el diagnóstico sobre este proceso de crecimiento en la comuna penquista.

Un análisis que realizó en conjunto con el Comité de Arquitectura del gremio local y que dio como resultado que el camino para mejorar territorialmente el área central de la ciudad es apostar por una Densificación Equilibrada.

¿Por qué densificar las ciudades?

Un proceso de este tipo implica que una cantidad de gente se traslade o llegue a los distintos sectores de la ciudad, en este caso a la zona central de la comuna, y es importante que esas personas puedan tener un buen acceso a las oportunidades que brinda la ciudad, ya sea en términos de trabajo, educación, cultura y espacios públicos, por ejemplo. Eso pasa por lograr una buena localización, lo que requiere densificar.

¿Ése es el mayor atributo de un proceso de densificación?

Es una de las características de la densificación. Pero el tema de densificar obedece a un proceso multifuncional. Tiene variadas dimensiones: una de ellas es la localización y otra tiene que ver con el impacto de este fenómeno en la transformación del entorno, es decir cómo afectan los nuevos edificios a los barrios que los reciben. El desafío es que se conviertan en un gran aporte, que sean bienvenidos y que puedan beneficiar al espacio público ya existente, cautelando la habitabilidad de los predios vecinos y resguardando elementos como el patrimonio, entre otros. Por eso, la densificación hay que mirarla integralmente, ya que abarca diversas dimensiones.

¿Esto es lo que hoy la CChC está tratando de plasmar en una propuesta: una densificación armónica y eficiente?

Exacto. Que sea un proceso bien localizado y que permita que más personas accedan a las bondades de la ciudad en términos de equipamiento, empleo, servicios y educación. Pero que esto ocurra con calidad. En la medida que sea de esa forma, el proceso de densificación se hace más sustentable, es decir puede continuar en el tiempo. En Santiago, por ejemplo, (lo menciono porque es la realidad que más conozco) se ven muchos barrios donde los procesos de densificación se han interrumpido. En un inicio han sido muy intensos, con densidades altas, y luego no ocurre nada más. No se sigue densificando. Por lo tanto, las densidades y la altura están sobredimensionadas y hay que conducirlas mejor. En este sentido, la idea es concentrarlas donde, efectivamente, se quiera tener una mejor densidad, no dejarlas como grandes áreas sin techo de altura o densidad, porque lo que ocurre es que no se logra concentrar la inversión donde se requiere que esté.

Hay que “calibrar” donde hacer la densificación y donde se requieren de alturas más significativas. También es importante comenzar a potenciar incentivos para los proyectos.

Por ejemplo, un edificio de diez pisos pueden ser buenos o malos dependiendo de cómo se materializan en el espacio.

CALIBRAR LA DENSIFICACIÓN

¿Cree que la densificación en la comuna de Concepción ha sido un poco “a saltos”?

La verdad es que en Concepción este proceso ha sido bien disperso. Creo que la Municipalidad penquista ha realizado un buen diagnóstico de cómo ha sido este fenómeno. Esto porque, obviamente, los inversionistas van buscando localizaciones de terreno con mayores atributos y en la medida que se van acabando, encuentran otros con menos atributos.

Uno de los atributos del suelo es que escasea.

En este tema, la palabra clave para una buena densificación es calibrar. Hay que calibrar donde queremos hacer esa densificación y dónde queremos alturas más significativas. Es importante además comenzar a potenciar los incentivos para que los proyectos puedan aportar a una mejor ciudad.

¿Qué otros factores se deben tener en cuenta?

La altura es un punto de partida, el inicio. Sin embargo, hay que considerar otras dimensiones de la forma urbana como el retranqueo (distanciamiento de la calle), el distanciamiento de los vecinos, el medianero y la altura de los pisos. Pensar también en tener mayores alturas en el primer piso. Otro factor a tener en cuenta es la transparencia de esos primeros niveles, de manera que sus usos alimenten la vida de la calle. Todos estos son componentes que inciden en que una altura sea mejor o peor. Creo que hay que mirarlos en esa complejidad.

¿Qué rol le atribuye al espacio público?

Es muy importante. Por ejemplo, una altura de diez pisos puede ser una muy buena altura si es que está mediada por elementos de paisajismo, por una buena arquitectura y por un buen diseño urbano. Pero puede volverse negativa si está encima de los vecinos, de la calle, si llega a la vereda con un muro ciego, por nombrar algunas situaciones. Entonces, aquellos diez pisos pueden ser buenos o malos dependiendo de cómo se materializan en el espacio.

¿Cree que el término de altura libre, por ejemplo, del Plan Regulador Comunal de Concepción está mal entendido?

La altura libre no quiere decir que esto sea al infinito. Eternum no existe. Tenemos la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones (OGUC) que establece que no existe la altura libre. Cuando la edificación es aislada y no hay en el Plan Regulador una definición de altura máxima en términos de número de pisos o de número de metros lo que se aplica es la rasante, que es una línea imaginaria, que mediante un ángulo de inclinación define la envolvente en la cual puede desarrollarse un proyecto. En el caso de Concepción está a 70° del plano del suelo. La rasante tiene por finalidad preservar condiciones de asoleamiento y ventilación para los vecinos.

Además desde principios de los 2000 se incorporó una norma alternativa a la rasante que es el estudio de sombra. La idea es proteger que el edificio no arroje un porcentaje de superficie de sombra a sus vecinos y a la calle. Entonces, las edificaciones en altura se deben acoger a la rasante o al estudio de sombra. Por lo general, cuando se determinan por el estudio de sombra basan la rasante en el número de pisos, pero tienen menos ocupación de suelo.

A su juicio ¿los nuevos proyectos deben tener ciertas exigencias para una mejor densificación?

Es posible exigir ciertos parámetros que promuevan una mejor calidad de espacios públicos, como transparencia para que se pueda ver al interior de un edificio que es más comercial o que tiene un uso más público. Que se generen espacios de propiedad privada, pero de uso público, con comercio o ideas como que en una vereda que entra un poco al terreno privado se instalen mesas, vegetación y que se logren espacios de reunión. Activar el espacio público no tiene mayor costo. Creo que en la medida que esto sea un aporte para la ciudad, también lo será para el proyecto.

 

Felipe Schlack potenciará productividad en empresas del sector y densificación equilibrada para la ciudad

Felipe Schlack potenciará productividad en empresas del sector y densificación equilibrada para la ciudad

El líder de la CChC asegura que la entidad que preside por un nuevo periodo, tendrá también entre sus prioridades continuar impulsando el tema del Metro, fortalecer los liderazgos al interior del gremio y aportar a las discusiones sobre la vivienda social.  

Un año intenso dice haber tenido Felipe Schlack a la cabeza de la CChC Concepción tras su primer mandato en la entidad gremial. Hoy, el ingeniero comercial se prepara para asumir un nuevo periodo en la presidencia local del gremio constructor, luego de ser ratificado en la 62ª Asamblea de Socios, hasta el 2020.

Schlack está consciente que el rol que asume es preponderante en la institución, pero apuesta a contar con el apoyo de su equipo de trabajo tanto a nivel administrativo, como gremial. “La CChC es una entidad robusta, lo cual es una base para hacer una buena labor y si a eso le sumamos un potente equipo administrativo y gremial, es una excelente receta para tener resultados exitosos”, destaca.

Dice que el gremio debe actuar en los ámbitos que tiene mayor experiencia como son la vivienda, el urbanismo y la infraestructura. En este último se situó el tema del Metro, que ha liderado él mismo y que según comenta ha sido un gran desafío para la entidad.


¿Qué ha sido lo más valioso de posicionar el tema de un Metro para la ciudad?

El Metro tiene que ver con la mirada que le damos al ámbito de la infraestructura y además con el sistema de transporte que las ciudades requieren. En este sentido, nos dimos cuenta que a Concepción le estaba comenzando a doler ese tema. Hay síntomas que la ciudad nos está arrojando, como los frecuentes colapsos de tráfico en algunas zonas, por lo tanto, es necesario una mejora respecto de lo que tenemos hoy.

En el camino que estamos recorriendo con el tema del Metro siempre tuvimos claro que el viaje sería mejor que el destino y que como CChC nos iba hacer muy bien. Nos obligó a vincularnos de manera distinta con nuestro entorno y a cambiar nuestro paradigma de cómo nos acercamos a la sociedad. Implicó abrirnos y dialogar con gente que en nuestro quehacer no nos encontrábamos cotidianamente: nos involucramos con juntas de vecinos, instituciones como la Teletón, Coalivi y otros gremios. Fue un tremendo aporte unir diversas miradas en torno a un objetivo común.

¿Fue un hito lograr el reconocimiento presidencial?

Eso fue icónico. Sin duda, fue un hito muy emocionante. Marcó un antes y un después en esta lucha, pues en el minuto que pasa a constituirse en un mandato presidencial toma mayor fuerza. Y termina con el anuncio de EFE para gestionar un proyecto de ingeniería conceptual del proyecto. Para nosotros fue un trabajo que hicimos con un camino desconocido y donde existían riesgos. Pero con resultados sorprendentes y muy validador para acciones futuras.

“La CChC es una entidad robusta. Si a eso le sumamos un potente equipo administrativo y gremial, es una excelente receta para tener resultados exitosos”.

LIDERAZGO FEMENINO

-¿Qué trabajo detonó el tema en el ámbito interno?

-Uno de nuestros ejes tiene que ver con la formación de líderes, donde para que surjan hay que apoyarlos y hacer crecer a los que tienen ese liderazgo, con capacitación y ayuda de quienes tienen mayor experiencia en el gremio. En eso trabajamos fuerte a partir del tema Metro. Sin duda, nos tiene muy contentos que en esta labor se produjo la incorporación de la mujer a nuestra actividad gremial. Y hoy ya tenemos cuatro presidentas de los cinco comités, además de la primera vicepresidenta en la Mesa Directiva en los más de 65 años que tiene la CChC. La inclusión femenina trajo nuevos códigos y renovadas formas para el quehacer gremial.

 

-¿Fue complicado en un gremio en el que primaban los varones?

-Los cambios han sido rápidos, pero la recepción ha sido positiva. Transversalmente, los socios reconocen el aporte que han hecho las mujeres. Pero lo más destacable es que ninguna de las socias que participan en cargos de liderazgo lo han hecho por cuoteo. Las que están, son las mejores para esos cargos y tienen todos los méritos necesarios. Estoy orgulloso que la inclusión de la mujer, que hemos logrado, no se ha dado con tanta fuerza en otras sedes gremiales.

 

-¿Cuál es la hoja de ruta de aquí en adelante?

-Hay un trabajo que impulsó la vicepresidenta Helen Martin y se relaciona con la productividad en las empresas del sector. En este tema Chile está por debajo en el ranking de productividad de la OCDE y, lo peor, es que el rubro de la construcción se encuentra bajo en los estándares en el país. Y eso es algo de los cual tenemos que salir. El impulso que le hemos dado hasta ahora significó que fuimos invitados a integrar el Consejo de Productividad de la CChC, en el que participan solo ocho miembros a nivel nacional, lo que es un reconocimiento a nuestro trabajo. Esto es lo que queremos seguir empujando.

 

¿Cómo ve el tema de la regulación urbana?

-Concepción está iniciando un camino tendiente a la modificación de su Plano Regulador Comunal, que es el que rige la forma en que se va a construir en los próximos 20 años. Entonces las discusiones que se van a dar ahora son trascendentales y pueden tener efectos importantes en la manera que vemos nuestro rubro. Por lo tanto, debemos seguir aportando desde el ámbito que conocemos y plantear temas que son importantes para el futuro de la ciudad.

ENCARECIMIENTO DE LA VIVIENDA

Se estima que a partir del 2020 debería entrar a operar el Plan de Descontaminación Ambiental y que en el caso del sector inmobiliario habrá proyectos que deberán compensar por sus emisiones. ¿Están preparados?

Sentimos que nos quedamos fuera de esa discusión. El espacio de debate no fue participativo. Cada ciudad tiene realidades diferentes que son necesarias de abordar desde una óptica que contemple esa diversidad. Por lo que no tenemos tan claro, si este plan es el pertinente para nuestra zona.

 

¿En qué pie queda el sector con la nueva Ley de Aportes al Espacio Público?

Creo que es un impuesto que deriva en el encarecimiento de las viviendas, porque todo termina ajustándose vía precio. Siempre he dicho que hay que ser muy responsable a la hora de seguir recargando un bien como la vivienda. Continuar incrementando las cargas no es gratuito porque eso termina sobrecargando el costo de la vivienda y, por ende, alejando el sueño de la casa propia de los ciudadanos.

 

El presidente nacional del gremio ha hablado varias veces que se vive una “crisis de acceso a la vivienda”. ¿Lo cree así?

Objetivamente existe un encarecimiento de la vivienda, que se da, entre otros elementos, por el acceso a suelos para construir. En el caso penquista, el suelo para construcción es limitado. Esto ha llevado que de cada diez viviendas que se venden, nueve son edificaciones en altura. De ahí, la idea de concretar una densificación equilibrada para aprovechar el suelo urbano y para acercar a la gente a servicios, comercio y transporte público; que son los componentes para mejorar la calidad de vida de los habitantes de las ciudades.

Karina Soto de Proyecto Mapa: “Queremos que el crecimiento de la empresa impacte positivamente en su entorno cercano”

Karina Soto de Proyecto Mapa: “Queremos que el crecimiento de la empresa impacte positivamente en su entorno cercano”

Se espera que el megaproyecto forestal de empresa Arauco esté operativo el segundo trimestre de 2021. En su etapa de construcción, estima la compañía, generará un “peak” de 8 mil empleos, dando prioridad a empresas y mano de obra locales.  

Con una inversión que alcanza los US$ 2.350 millones se ejecuta la modernización y ampliación de la Planta Arauco (Mapa) en la región del Biobío; proyecto considerado como el más ambicioso a nivel forestal en el país y que actualmente presenta entre un 8 y un 10% de avance.

La iniciativa, que se inició en 2012, tiene como finalidad aumentar la eficiencia y productividad de la compañía en el mercado de la celulosa. En términos generales, implica la detención de la línea de producción 1, la modernización de la línea 2 y la construcción de una nueva línea productiva.

Con estos antecedentes, no solo se espera que el megaproyecto tenga un impacto en la economía nacional, sino que, desde la empresa impulsan un avance en el ámbito local. Por ello, el año pasado crearon la Agencia E+E (empleabilidad y emprendimiento) para estrechar vínculos y generar nexos con la comunidad y con empresas locales.

Karina Soto (ingeniero comercial, casada, un hijo) a cargo de esta nueva unidad, recalca que “con este proyecto la empresa dio un vuelco en cómo hacer inversión”. La profesional está convencida que en esta nueva visión el crecimiento de la compañía debe impactar en forma positiva a su entorno cercano.

¿Cuál es la tarea de la Agencia E+E?

Es un área específica que se encarga de la empleabilidad y emprendimiento, que son dos ámbitos claves en el proyecto. En términos de empleabilidad, la idea es generar herramientas para que una persona pueda tener las habilidades de trabajo para desempeñarse en el proyecto Mapa, pero también en otra iniciativa laboral. Esto a través de un programa de capacitación y formación.

Además otro de los focos es hacer un trabajo fuerte con empresas constructoras, porque el proyecto implica una mentalidad nueva para estas organizaciones. Habitualmente, las empresas están acostumbradas que al abordar un proyecto lleguen con sus equipos de trabajo, pero nosotros hacemos la invitación para generar espacios y oportunidades para integrar mano de obra local.

Según señaló la empresa Arauco serán cerca de 1.000 los puestos de trabajo al estar operativo el proyecto ¿Cuánta es la estimación en el proceso de construcción?

A partir de septiembre-octubre de este año y hasta diciembre o enero de 2021 se concentrará la mayor cantidad de demanda de mano de obra y de servicios. Con un “peak” de ocho mil contratados, que estimamos se dará en agosto de 2020 y con un promedio entre 3.000 a 4.000 personas contratadas durante la construcción.

Por la envergadura del proyecto ¿se necesita mano de obra calificada?

Para eso como mercado local debemos prepararnos para tener la mejor oferta de trabajadores que estén calificados y certificados, de manera de generar oportunidades. No es una tarea fácil, es una apuesta que hacemos y que como empresa estamos impulsando. Pero también hay que invitar a todas las demás a este desafío, que considera una mentalidad distinta.

En este trabajo ¿se privilegia la mano de obra local? que es un llamado que hace algunas semanas realizó, por ejemplo, el alcalde de Arauco.

Sabemos que hay ciertos perfiles o cargos que localmente los tenemos, por lo tanto hay que abrir esas oportunidades. Lo que le decimos a las empresas es que ante una igualdad de condiciones, es decir, si existe un profesional afuerino y otro local, con las mismas condiciones y competencias, se prefiera a quienes son locales. Eso esperamos. Pero para eso hay que hacer estas aperturas.

Estamos haciendo un trabajo directo con las empresas, que nos van solicitando los perfiles que requieren y además trabajamos de la mano con las oficinas municipales de información laboral (Omil) de las cuatro comunas prioritarias que son Arauco, Curanilahue, Los Álamos y Lota. Estas unidades nos acreditan que las personas sean del ámbito local.

¿Cómo es este proceso?

La idea es que profesionales se inscriban en las Omil, pese a que están vinculadas a condiciones de vulnerabilidad, en este caso solo nos acreditan localía y no si son personas vulnerables o no. Estamos convencidos que hay profesionales locales que están capacitados para asumir desafíos en el proyecto.

La Agencia E+E (empleabilidad y emprendimiento) creada por Arauco en el marco del proyecto Mapa es una instancia para estrechar vínculos y generar nexos con la comunidad y con las empresas locales. 

PROGRAMA DE CAPACITACION LABORAL

La profesional menciona que en este proceso de incorporación laboral se han encontrado con oficios no formalizados. Para eso, hace dos años que se creó la Escuela de Formación Mapa, donde imparten cursos de capacitación y ya cuentan con una tercera generación de trabajadores capacitados.

¿Cuáles son los principales perfiles que forman?

Son todos ligados a oficios de la construcción y por supuesto los perfiles que se requieren, como auxiliar de montaje, carpintero de obra gruesa, albañil y enfierrador, entre otros. En julio terminamos un curso con 110 personas capacitadas y a mediados de agosto viene otro grupo. Siempre son labores que responden a la demanda que vamos a tener.  Además, en la actualidad estamos revisando una propuesta con la Escuela de Formación Tecnológica (ETC) de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) para realizar un programa de certificación de competencias laborales.

¿Las actuales empresas que se adjudicaron los contratos de construcción de Mapa están abiertos a esta idea de localidad?

Los contratos principales ya están adjudicados a empresas de carácter nacional: Besalco, Sigdo Koopers, Vial y Vives y Echeverría Izquierdo. Están en etapa de planificación. También se adjudicó el emisario submarino que su instalación de faena parte en agosto. Y las oficinas de la gerencia de ingeniería que se traslada a Arauco por la misma naturaleza del proyecto y que está a cargo de la empresa local Socomar.

Estas empresas han asumido un compromiso y que además está estipulado en las bases de licitación. Le pedimos que trabajen tres pilares: un programa de empleo local, el uso de servicios locales y una buena convivencia de trabajadores con la comunidad.

¿Y las empresas más pequeñas, las de nivel local, pueden participar en Mapa?

Para eso hemos tenido reuniones con el Comité de Industriales y Proveedores (CIP) de la CChC Concepción, donde comenzamos a generar nexos y con los contratistas para saber qué están requiriendo y nosotros hacer de puente con otras empresas. Obviamente como el proyecto es de gran envergadura, se necesitan empresas con espalda financiera para los contratos más grandes –que son las adjudicadas-, pero también sabemos que se van a requerir subcontratos y la idea es que aquí se prioricen a las empresas regionales.

Al mes de julio tenemos cerca de mil contratados y el 80% son mano de obra regional. Entonces, lo que aporta la región es un número importante de trabajadores.

James Argo, seremi de Vivienda, enfrenta el desafío de mejorar entornos habitacionales

James Argo, seremi de Vivienda, enfrenta el desafío de mejorar entornos habitacionales

Avanzar en temas de conectividad, con uno de los focos centrados en la Ruta 160 y lograr territorios integrados socialmente; son algunos de los énfasis que asoman en la senda de la autoridad.

Con la mirada puesta en dotar a la ciudadanía de proyectos habitacionales con un entorno que les permita acceder a una mejor calidad de vida está el seremi de Vivienda y Urbanismo de la región del Biobío, James Argo (abogado, 31 años).

Una de las prioridades de este desafío es la Ruta 160, que une Concepción con la provincia de Arauco, y que es catalogada como una de las vías con mayor tráfico a nivel regional. A esto suma el explosivo desarrollo inmobiliario que se ha producido en los últimos cinco años, en torno a esa carretera.

Ante este panorama, el seremi expresa que “históricamente hemos sido parte del problema de ir creando urbanizaciones y posteriores proyectos, incluso habitacionales, sin las vialidades necesarias”.

Una de las razones de este crecimiento, argumenta, es que en la última década un tema central en materia de vivienda era terminar con el déficit habitacional. Por ello, “se tomó la decisión de generar la mayor cantidad de viviendas posibles, muchas veces a costa de la calidad de éstas y de una mínima preocupación por su entorno”, reflexiona.

Por ello, hoy el foco del Minvu está puesto no solo en entregar proyectos habitacionales con una buena calidad constructiva, sino también, dotarlos de un entorno con acceso a servicios, áreas verdes, esparcimiento y equipamiento necesario para un mejor vivir.

“Queremos que las personas beneficiadas por nuestros distintos subsidios puedan hacerlos efectivos donde estén bien ubicados y existan servicios, espacios deportivos y culturales. Que los habitantes no estén alejados del lugar donde trabajan o estudian. Ése es el compromiso”, recalca el seremi.

-¿Y qué ocurre en la Ruta 160? Gran parte de los subsidios van hacia esa zona. Entonces ¿cómo se puede dar lo que Ud. dice?

-Nosotros más que intencionar la oferta, porque la demanda existe, nos hacemos cargo de las externalidades. Nuestra misión es trabajar los proyectos que generan un impacto real en la calidad de vida de la gente, como por ejemplo, reduciendo los tiempos de espera en los traslados o ejecutando áreas verdes.

Un caso es el de Michaihue, en San Pedro de la Paz. Materializamos un espacio de regeneración urbana. A nivel nacional son cinco los espacios de este tipo y dos se encuentran en la región. Uno es ése y el otro está en Ribera Norte. Es decir, mejoramos viviendas y nos ocupamos de intervenir el entorno con áreas verdes.

 

Hace una década para terminar con el déficit habitacional se tomó la decisión de generar la mayor cantidad de viviendas posibles, con una mínima preocupación por su entorno.

CONECTIVIDAD VIAL

Uno de los énfasis del Gobierno ha sido optimizar el desplazamiento en las diversas rutas como la carretera 160, donde existen una serie de proyectos viales a corto, mediano y largo plazo. Las iniciativas son trabajadas en conjunto por los Ministerios de Vivienda y Obras Públicas.

El seremi Argo señala que en lo inmediato se entregó una parte del proyecto Costanera Mar, camino alternativo a la colapsada vía 160. Además, sostiene, que el MOP entregará a final de año la construcción de terceras pistas en esa ruta, que hoy se encuentran en ejecución por un monto de inversión de $5 mil millones.

En un mediano plazo, se pretende finalizar la conexión de Costanera Mar en su parte norte con la Ruta 160. El proyecto total tiene una inversión cercana a los $50 mil millones e involucra dos desniveles en diversos puntos y un puente sobre el Estero Los Batros, en San Pedro de la Paz.

Argo puntualiza que se realizarán obras de pavimentación con semáforos e iluminación, entre otras vialidades, que permitan asegurar una buena conectividad. Se trata de una solución bajo la avenida Jorge Alessandri emplazado entre la primera y segunda cepa del Puente Juan Pablo II. Esto se encuentra en etapa de diseño de ingeniería y tiene un costo de $15 mil millones.

Este proyecto tiene como finalidad terminar con los atochamientos en el sector residencial de Huertos Familiares en San Pedro de la Paz.

Por su parte, el puente mecano en el sector del Estero Los Batros permitirá, según Argo, dar continuidad a la Costanera Mar, uniendo Boca Sur con Candelaria y que tendrá un costo de $2 mil millones.

Otra de las iniciativas que se ejecutará y que vendrá a mejorar la conexión hacia los puertos es el Puente Industrial, que tiene como principal objetivo evitar que la carga de camiones que va hacia esa comuna pase por zonas céntricas de Concepción.

El seremi añade que uno de los proyectos relevantes es la Ruta Pie de Monte, que busca sacar el flujo de carga pesada de la Ruta 160, descongestionando esa carretera.

Asimismo, se planifica un corredor de transporte público, el cual si se asegura su diseño y ejecución podría ser realidad en 2022. Hoy se encuentra en ingeniería de detalles, la cual tiene una inversión de $45 millones.

Mario Delannays, seremi de Medio Ambiente y el PDA: “El sector construcción tendrá que ajustarse e innovar”

Mario Delannays, seremi de Medio Ambiente y el PDA: “El sector construcción tendrá que ajustarse e innovar”

*La autoridad señala que Contraloría deberá dar el visto bueno al documento, que contempla como uno de los hitos para el rubro, mayores requisitos en el tema de aislación térmica de viviendas y posibles compensaciones ambientales para megaproyectos inmobiliarios.

Luego que el actual Gobierno realizara una revisión al Plan de Descontaminación Ambiental (PDA) del Gran Concepción, el documento está en manos de la dirección jurídica del Ministerio de Medio Ambiente para su posterior toma de razón en Contraloría y entrada en vigencia.

Pese a este nuevo retraso –la iniciativa es esperada hace más de una década-, Mario Delannays, seremi de Medio Ambiente de la región del Biobío, es optimista y señala que “esperemos que el PDA pueda estar publicado durante este año”.

Lo anterior significaría implementar una serie de medidas preventivas, paliativas y correctivas con el propósito de disminuir las emisiones de material particulado fino 2,5 producidas especialmente por el sector industrial (34%), transporte (5%), calefacción residencial (5%) y quemas agrícolas (2%).

El seremi Delanays explica que la meta es reducir en un 44% las concentraciones diarias de MP 2,5 en 10 años.

La tarea de coordinación no es menor si se tiene en cuenta que se trata del segundo plan de descontaminación ambiental más grande del país, luego de la Región Metropolitana. A esto se agrega que las 10 comunas que abarca: Lota, Coronel, San Pedro de la Paz, Hualqui, Chiguayante, Concepción, Penco, Tomé, Hualpén y Talcahuano, tienen realidades muy distintas en materia ambiental, social y demográfica.

¿Cuáles son los temas que están entrampando la entrada en vigencia del PDA de Concepción?

Este Plan de Descontaminación Ambiental es el segundo más grande de Chile. Se aplicará a 10 comunas de la provincia de Concepción, entonces son bastantes los contenidos y la información que contempla. Desde un punto de vista macro del territorio, hay que definir cómo se aplicará, si por comuna o por área o por especie de polígonos. Esta propuesta es la que tiene que ir a toma de razón de Contraloría.

¿Lo que se está resolviendo entonces es el cómo se va a implementar?

Claro. En esta etapa se hizo una revisión y modificación de algunos aspectos de manera que nos evitemos la vuelta al Consejo de Ministros, instancia por la cual ya pasó.

 

¿Cuáles son los principales cambios?

El plazo es uno de ellos, ahora es de 10 años, antes contemplaba una vigencia de 12. El número de calefactores de recambio aumentaron en 2 mil respecto de lo que tenía el plan original, quedando en 20 mil en ocho años. Y hay otros temas de forma.

VIVIENDAS CON MAYOR ESTANDAR
¿Está definido que este PDA se aplicará en forma gradual? ¿Cómo se implementará?

Lo que entra en vigencia y de lo que nosotros nos debemos preocupar día a día es de la gestión de episodios críticos. Para esto hacemos un pronóstico diario, según las condiciones meteorológicas y así se establecen las restricciones sobre el uso de leña, de calefactores y de las fuentes de emisiones de las industrias. Lo demás tiene que ver con el cambio en los calefactores y los requisitos para que se construyan viviendas con nuevas exigencias de aislación térmica. Luego de la entrada en vigencia del PDA las viviendas deberán cumplir con un estándar más exigente en el tema de la aislación.

El sector construcción deberá adecuarse.

Cambian los indicadores, las tasas de transferencia de calor y la materialidad. Aquí el sector construcción deberá hablar de innovación.

Con viviendas que costarán más, debido a las nuevas exigencias.

Depende. Por eso hablo de que deben ser innovadores.

¿Pero se incrementarán los valores de las viviendas al introducir nueva tecnología, va existir aumento en subsidios para eso?

Van a tener que ser innovadores, de forma que no se incremente el valor de una casa para cumplir los requisitos que le va a imponer el PDA. Lo que exige el plan es una modificación en la envolvente térmica para que la calefacción sea más sustentable.

¿Cree que será complejo para el sector, según la experiencia de comunas como Chillán y Los Ángeles que ya cuentan con PDA?

Las empresas de Concepción tienen experiencia en Chillan donde existe un plan, por lo tanto, el conocimiento ya existe.

De todas maneras van a tener mayor costo si quieren innovar.

No, porque también podemos como Gobierno hacer un esfuerzo por ejemplo, junto a Corfo o Sercotec, para trabajar el tema de economía circular y es muy probable que el próximo año, cuando entre en vigencia el plan, podamos exigir que haya financiamiento particular que tenga que ver con elementos de aislación térmica o construcción. Incluso articular una alianza con universidades y el sector privado para ciertas innovaciones.

COMPENSAR CON ÁREAS VERDES
En el tema de las compensaciones que incluye el PDA, Ud. comentó que proyectos inmobiliarios de gran envergadura posiblemente deberán compensar ¿De qué tipo serán las compensaciones?

Las industrias que no sean capaces en sus procesos de bajar el volumen de material particulado fino deben compensar, sobre el 100% de la diferencia que no cubren. Estas compensaciones tienen relación con procesos de reforestación, áreas verdes y recambio de calefactores. Cada empresa tiene su propia modalidad y ahí haremos su seguimiento.

 

En otro tema, se pretende que los residuos de Bocamina de Coronel se usen para construcción de proyectos…

No es que se usen para proyectos. Lo que pasa es se dará una demanda futura por áridos en la construcción, porque existen varios proyectos presentados en la zona de Chaimávida hacia el norte, por ejemplo. Lo que queremos proponer es que ese pasivo ambiental se reutilice. La idea es que los que venden áridos dentro de su mezcla ocupen esta ceniza que es un residuo que se transforma en materia prima de un insumo.

 

Entonces, a la vez podemos disminuir los volúmenes de origen desconocido de áridos, que no conocemos seriamente de dónde se sacan, por uno que es un pasivo ambiental y transformarlo. Es lógico que podamos hacerlo.

 

Pero el diputado Félix González, conocido ambientalista, dice que esto es igual de contaminante.

Cada persona puede tener su impresión. Distinto es cuando uno se dedica a investigar. Como autoridad ambiental hemos hecho los análisis de tóxicos ambientales correspondientes y con una buena disposición y traslado eso no ocurre.

Una de las exigencias del Plan de Descontaminación Ambiental es una modificación en la envolvente térmica de las viviendas para que la calefacción sea más sustentable.

Emilio Armstrong, seremi de Vivienda y Urbanismo: las líneas de acción que deja esbozadas en su gestión

Emilio Armstrong, seremi de Vivienda y Urbanismo: las líneas de acción que deja esbozadas en su gestión

 

Antes de hacer pública su renuncia, la autoridad se refirió a las propuestas más globales de su cartera y destacó a la región del Biobío como la que cuenta con la mayor cantidad de proyectos de inversión en materia de vivienda. Además, respondió a las críticas sobre uno de los ejes del Gobierno: la integración social.

 

De estilo dialogante y tratando siempre de imprimirle un sello social a su gestión, Emilio Armstrong, seremi de Vivienda y Urbanismo de la región del Biobío, detalló parte de los ejes de su cartera. Lo anterior, previo a conocerse su dimisión al cargo que ejerció desde el inicio de la segunda administración del presidente Sebastián Piñera.

El seremi (ejercerá hasta el 4 de abril) señaló que para este año el Minvu cuenta con un presupuesto de $350 mil millones, monto que está destinado para obras urbanas, parques, vialidades y subsidios en general.

Recalcó que “la región es la que tiene la cartera de proyectos más grande del país. En 2018 contamos con 79 iniciativas disponibles para ser financiadas, casi el doble que la región Metropolitana, que alcanzó los 43 proyectos y superando a la región de Valparaíso, que contaba con 51”.

En una exposición realizada para socios de la CChC Concepción, Armstrong dio a conocer el foco de las inversiones para 2019, donde entre un 70 y 80 % se centran en el ámbito de vivienda. El resto tiene que ver con áreas como infraestructura, vialidad y espacios públicos.

Pero además, entre los temas prioritarios está la descongestión de la Ruta 160 y los subsidios habitacionales.

El seremi explica que la Comisión de Ciudad, Vivienda y Territorio que coordina el Minvu y que está integrada por diversos ministerios, definió como de importancia la descongestión de la Ruta 160 por lo que “parte de los proyectos de infraestructura y de vialidad están dispuestos en ese sector”, afirma.

Entre ellos, iniciativas de corto plazo como la ejecución de terceras pistas, actualmente en construcción por parte del MOP y un plan mayor para conectar la ruta Costanera Mar con avenida Las Torres, en la comuna de San Pedro de la Paz.

Armstrong adelantó que entre septiembre y agosto de este año se realizará una conexión provisoria a través de un puente mecano, lo que permitirá mitigar el tráfico por la vía hacia la provincia de Arauco.

Otro de los mejoramientos se refiere a obras como optimizar el nudo vial del Puente Juan Pablo II en la zona entre Huertos Familiares y Villa Spring-Hill. La totalidad de estas obras contemplan una inversión de $ 51 mil millones.

 

“Si hay algo que como ministerio podamos hacer para que las familias lleguen a los proyectos, lo vamos hacer”.

INTEGRACIÓN SOCIAL

Una de las banderas enarboladas por el Gobierno en materia de vivienda es la integración social y territorial que impulsa a través de sus políticas públicas. Armstrong señala este énfasis como un sello de su gestión.

-Si bien los programas de integración social han sido exitosos en ese aspecto, existen reparos frente a la operatividad de los decretos. ¿Opina que es así?

Las entidades patrocinantes (EP) nos han señalado que existe una gran demanda por este tipo de proyectos. Por ello, en el presupuesto original se contaba con 2 mil 700 subsidios y actualmente tenemos a disposición 3.746 para este año. Lo que significa un aumento de un 40 %. La región es una de las que tiene la mayor cantidad de subsidios de este tipo en el país.

Creo que en el tema de la integración, la polémica se dio en Santiago, por el proyecto impulsado en la comuna de Las Condes.

-Pero aquí el foco va por otro lado. A las empresas constructoras les cuesta captar familias vulnerables para completar los cupos que requieren los proyectos.

Las empresas postulan proyectos y lo que entiendo es que hacen un análisis de mercado. Entonces, si postulan un proyecto es porque tienen la gente. Esa es la lógica del programa y por eso es tan exitoso.

Ahora si las empresas han presentado los proyectos, se los han ganado y después no tienen la gente, a lo mejor hubo un problema de estimación de la demanda por las diferentes tipologías del departamento. Pero, por supuesto que si hay algo que como ministerio podamos hacer para que las familias lleguen a los proyectos, lo vamos hacer. Y lo hemos hecho, como realizar llamados especiales.

-¿No será mejor que en vez de un solo llamado al año, que le agrega presión a las constructoras, se realicen dos o tres?

Los llamados especiales deben tener una razón de peso, lo hemos hecho y no es problema. Pero la presentación del proyecto es responsabilidad de las empresas. Si la empresa no va a poder tener los cupos de familias vulnerables mejor no lo presente. Sin embargo, hemos percibido desde el mundo privado y de los beneficiarios que estos proyectos son exitosos porque cumplen el rol para el cual fueron diseñados.

-En cuanto a los subsidios ¿se da una centralización donde zonas más pequeñas quedan rezagadas?

Se ha hecho una descentralización de los diferentes programas que tiene el ministerio.

-Respecto del Plan Regulador Metropolitano ¿es atribución de éste normar alturas de edificaciones?

No, cada comuna va regulando sus decisiones y éste es el caso. Lo que define este plan son aspectos intercomunales, como por ejemplo, zonas de parques intercomunales. Definir alturas y densidades de las ciudades son atribuciones de los planes comunales.

-¿Pero el ministerio puede dar directrices hacia dónde crece una comuna, por ejemplo?

Las tendencias en todo el mundo son densificar o crecer en extensión. Como ministerio tenemos un rol social, por lo tanto como la población es diversa debemos aspirar a poder materializar las dos opciones.

-Y a su juicio ¿hacia dónde podría ir el desarrollo de Concepción?

Por ejemplo, la zona hacia Coronel es el área natural de crecimiento.

-Pero está colapsada

Una vez me dijeron que debía congelar los permisos de edificación en San Pedro de la Paz… Lo obvio es que manera natural, las familias no van a querer irse a un lugar congestionado. Pero como Minvu no damos directrices tajantes, sino que hacemos un análisis técnico y sugerimos que el crecimiento se puede hacer hacia las llamadas zonas de reserva. Eso es lo que hacemos hoy, un análisis de todas las variables.