James Argo, seremi de Vivienda, y proceso de postulación a subsidios online: “Es una de las primeras acciones para digitalizar las gestiones del Estado”

James Argo, seremi de Vivienda, y proceso de postulación a subsidios online: “Es una de las primeras acciones para digitalizar las gestiones del Estado”

Desde el 15 de mayo al 4 de junio, el Minvu mantiene abierto el proceso de postulación al subsidio de clase media. Por primera vez, éste tendrá una diferencia debido a la pandemia que estamos viviendo: será completamente online. La autoridad agrega que esta fórmula podría ser un esfuerzo relevante para descongestionar el Serviu.

Hasta este viernes 4 de junio, estarán abiertas las postulaciones para el programa de subsidios a la clase media, un proceso que en esta ocasión tiene la característica de ser totalmente online.

El seremi de Vivienda y Urbanismo de la región del Biobío, James Argo, explica que la estrategia del ministerio para que familias de clase media y emergente accedan a una casa propia también tiene otro componente que es la mayor flexibilidad en sus requisitos.

¿Cuántos subsidios se proyectan entregar?

El Programa Habitacional de este año contempla dos llamados al Sistema Integrado de Subsidio Habitacional y se considera asignar en la región del Biobío un total de 1.802 subsidios habitacionales correspondientes a este programa. El año 2019 se asignaron 1.782 subsidios en la región.

¿Qué inversión involucran estos subsidios por parte del Estado?

En términos de recursos, el primer llamado, actualmente vigente, contempla para la región la asignación de UF 322.993, para la modalidad Adquisición Vivienda Construida y UF 53.640 para la modalidad Construcción Sitio Propio o Densificación Predial.

Este primer llamado estuvo pospuesto debido a la contingencia por la pandemia, ya que debía realizarse en abril ¿Habrá nuevos llamados durante este año?

El Programa Habitacional considera un segundo llamado el segundo semestre, cuya fecha no se encuentra aún definida. Preliminarmente, estaba contemplado para publicar en agosto con cierre en el mes de septiembre, pero lo más probable es que se postergue al igual que el primero.

¿Qué modificaciones se realizaron a este programa de vivienda?

El programa en sí no tuvo modificaciones, pero si se establecieron algunas flexibilidades en cuanto a requisitos y en el proceso de postulación.

En primer lugar, el proceso de postulación es 100% online. Se eliminó la exigencia de presentar pre aprobación de crédito hipotecario a los postulantes del tramo 2 del título I y del título II en la modalidad de adquisición (antes era requisito obligatorio).

Se acepta la presentación de documentos vencidos durante el primer semestre 2020 como, por ejemplo, el certificado para acreditar permanencia definitiva, en el caso de postulantes extranjeros; certificaciones de factibilidades y derechos, entre otros.

Se otorgará un puntaje adicional a aquellos que hayan postulado y no han sido seleccionados considerando todas sus postulaciones anteriores y la postulación es automática para quienes hayan postulado en 2019, sin ser seleccionados.

¿Cuál es el objetivo de estas modificaciones?

La finalidad es evitar que las familias se expongan a contagios al salir de casa y no se queden sin postular en este proceso, facilitando con ello el acceso a un subsidio habitacional.

Todo esto en complemento a las demás medidas que hemos implementado, como velar por la continuidad de obras con pleno respeto a las disposiciones de la autoridad sanitaria, el trabajo de apoyo a los campamentos y esfuerzos para coordinar diversos actores que intervienen en las etapas de los proyectos que desde el ministerio financiamos, pero también aquellos del gremio de la construcción que hemos apoyado en distintas gestiones.vvvvvvv

“El ánimo del ministerio es que el subsidio puede aplicarse a la brevedad y que cumpla el doble objeto de dar solución habitacional y activar el rubro de la construcción con más obras y empleos”.

Para empresas que trabajan con proyectos del Estado: “se están arbitrando todas las medidas para avanzar en los trámites que permiten generar pagos respectivos y, en definitiva, agilizar y dinamizar”.

VIGENCIA DEL SUBSIDIO

El que hoy sea un proceso totalmente online ¿Es una oportunidad para descongestionar el Serviu?

El Ministerio de Vivienda y Urbanismo hace mucho tiempo considera la alternativa de postulación online para distintos programas. En el caso de las postulaciones presenciales en los procesos regulares, se realizan a través del mecanismo de reserva de hora para postular, con atención preferencial de personas en situaciones especiales, lo que redunda en evitar congestiones y disminuir los tiempos de espera en la atención de público. Son las primeras acciones sectoriales que apuntan a digitalizar las gestiones del Estado y es un esfuerzo relevante en ese sentido.

Uno de los requisitos es que no se exige certificado de preaprobación de crédito o financiamiento de vivienda, ¿Entonces es más fácil que postule cualquier persona?

Efectivamente facilita la postulación, pues evita trámites previos con anticipación a la postulación que tradicionalmente se hace de manera presencial en los bancos, sin perjuicio que, de igual manera al momento de aplicar los subsidios habitacionales de algunos tramos, se requiere de un financiamiento complementario.

Además la duración del subsidio es de 3 años (21 meses y 12 meses más prorrogable) ¿No es un exceso de tiempo sin utilizar subsidio y por eso se exigía preaprobación bancaria para utilizarlo en forma acotada y de alguna forma asegurar la compra de una vivienda?

La vigencia de un subsidio de Sistema Integrado de Subsidio Habitacional es de 21 meses, con una prórroga automática de 18 meses. Transcurridos los 18 meses sin que el subsidio se haya aplicado, el secretario regional ministerial puede otorgar un nuevo plazo de vigencia de hasta 180 días, alternativa que existe frente a casos en que hay dificultades. Pero la vigencia del certificado de subsidio no puede ser superior a 60 meses desde la fecha de inicio de su período de vigencia.

Estos plazos se fijan por dificultades que eventualmente pueden tener las familias para encontrar una vivienda u otras que impidan aplicar rápidamente su subsidio habitacional.

La pre aprobación bancaria se exige como una manera de acreditar capacidad crediticia con la banca para el financiamiento complementario futuro requerido en algunos tramos de este programa al momento de adquirir la vivienda, no como forma de asegurar -necesariamente- la aplicación ágil y rápida del subsidio, la que obedece en nuestra experiencia a un sinnúmero de variables distintas.

De todas maneras, el ánimo de este ministerio es que el subsidio puede aplicarse a la brevedad y que cumpla el doble objeto de dar solución habitacional a quien lo necesita, y activar el rubro de la construcción con más obras y empleo.

PROYECTO PÚBLICO PRIVADO

¿Lo anterior podría generar incertidumbre a los agentes inmobiliarios y constructoras?

Esperamos que no, por lo recién expuesto. Además, hay que precisar que la banca evalúa finalmente al beneficiario al momento de la decisión de compra, más que con la preaprobación. Adicionalmente,  el Programa de Integración Social y Territorial nos ayuda a colocar en el mercado una cantidad alta de viviendas susceptibles de financiarse con un subsidio habitacional más el crédito hipotecario, otorgando bonos e incentivos a la oferta para captación de familias con subsidio, lo que permite a éstos disminuir el monto del crédito a solicitar.

Existe plan de contingencia del Minvu para asegurar pagos a constructoras de proyectos de viviendas financiadas por el Estado?

En lo sustantivo, los Serviu están hoy autorizados a generar anticipos a las empresas para efectos de asegurar el pago de sueldos y leyes sociales de sus trabajadores (lo anterior mediante resolución exenta 679 V y U de 2020). Adicionalmente, se están arbitrando todas las medidas para avanzar en los trámites que permiten estar en condiciones de generar los pagos respectivos, y en definitiva, agilizar y dinamizar. El balance es, en general, positivo, pero evidentemente estamos a diario evaluando y buscando alternativas para mejorar en el rol que nos cabe como ministerio.

 

¿Que rol le asigna a los conversatorios que se han realizado junto a la CChC local?

Es un espacio fundamentalmente de encuentro de los distintos actores que intervienen en un proyecto de construcción público o privado, desde su génesis hasta su terminación. Junto a la CChC nos hemos reunido con distintos servicios públicos, direcciones de obras, notarios y conservadores. De estos conversatorios se ha establecido un diálogo fluído y distintos desafíos y tareas que nos hemos propuesto. Todo teniendo en cuenta que el país vive un momento difícil en el que se necesita del esfuerzo y compromiso de todos para salir adelante.

Nathalie Dubois, presidenta Comité Inmobiliario Concepción: “Hoy día se trata que las empresas no caigan en insolvencia”

Nathalie Dubois, presidenta Comité Inmobiliario Concepción: “Hoy día se trata que las empresas no caigan en insolvencia”

La dirigente dice que la contingencia genera un panorama exigente para el sector y por ello hace un llamado a enfrentar esta crisis con un sentido colaborativo.

Una de las primeras acciones del Comité Inmobiliario de la CChC Concepción fue reunir a sus empresas integrantes, a través de redes sociales, con el fin de mantenerlos informados y así disminuir la incertidumbre que comenzaba a ocasionar el avance de la pandemia.

El sector ya venía golpeado por el 18-O, pero, sin duda, la crisis sanitaria profundizó fuertemente el impacto en las empresas del rubro. A la caída en la inversión de un 7,7%, prevista a principios de año; hoy se anticipa una contracción mayor que alcanzará el 10,5%.

Por ello, los esfuerzos en aportar con experiencias e información actualizada sobre los diversos temas que requieran las empresas inmobiliarias ha sido la tónica de este grupo de trabajo.

Nathalie Dubois, presidenta de la instancia a nivel local, explica que la principal preocupación de las empresas es el panorama de incertidumbre, que a su juicio no termina con la pandemia, “pues existen desafíos como el proceso constitucional de octubre”.

¿Cree, entonces, que la incertidumbre va estar presente todo el año afectando al sector?

Hoy el panorama es de total incertidumbre. Esta sensación ya se venía percibiendo debido al estallido social y se profundizó con la actual crisis sanitaria. En general, las empresas del sector estaban acostumbradas a atravesar por crisis económicas, pero esto es diferente, es mucho más profunda. Además, esta pandemia no distingue entre empresas grandes y chicas, somos todas iguales.

¿Cómo está funcionando el rubro inmobiliario a nivel local?

Todos creemos que lo primero es preservar las vidas humanas, por lo que se han adoptado medidas en obras, como protocolos sanitarios muy estrictos y entiendo, por la información con que contamos, que la mayoría de las empresas cerraron sus salas de ventas.

Ahora, hay que ver cómo se avanza. Todos los actores de la cadena productiva inmobiliaria, es decir organismos como municipios, notarías, bancos, proveedores, entre otros, están adaptándose a las nuevas situaciones y al teletrabajo. El riesgo es que este ciclo productivo que mueve al sector se ralentice. Si bien nosotros somos la cara más visible del sector inmobiliario dependemos de una serie de entidades. Y eso ha impactado en los tiempos.

¿Qué otras preocupaciones han detectado?

Tenemos como objetivo levantar una encuesta en el rubro inmobiliario para conocer si las empresas han tenido dificultades con los bancos, problemas con proveedores y cómo han afrontado los desistimientos en el último tiempo. Además, nos interesa que compartan algunas buenas prácticas de organismos públicos y cómo han percibido las nuevas políticas de esos entes en periodo de pandemia. Así como también, que nos comenten cómo ven las proyecciones del sector, las inversiones a futuro y los precios de las viviendas.

Todo esto hay que monitorearlo permanentemente.

En cuanto a los desistimientos: “confiamos en el criterio de cada empresa. La crisis tiene un enorme componente social y el llamado es a enfrentarla de esa manera”.

LIQUIDEZ EMPRESARIAL

¿Ven como un riesgo a corto plazo que existan empresas que no puedan continuar?

Como toda pandemia no termina de un día para otro y las empresas están resguardándose para mantenerse y no quebrar. Pero esa palabra va a empezar a sonar en los próximos meses.

Por eso es importante que como sector estemos unidos. Creemos que desde el comité se realiza este esfuerzo para que en estas circunstancias colaboremos juntos, donde la comunicación debe ser fluida; las preocupaciones deben ser canalizadas y se compartan experiencias entre pares.

En definitiva evitar que las empresas se compliquen…

Lo fundamental para que una empresa no quiebre es la liquidez. Hoy se trata que las empresas no caigan en insolvencia. Por eso valoramos las medidas del Gobierno, como los créditos con tasa cero, que son una oportunidad.

Pero lo que vemos que se va a resentir es el empleo.

¿Considera que el apoyo al comprador es necesario?

En el rubro inmobiliario, éste es un factor que también se verá afectado. Si tras la crisis social la cantidad de personas que podía optar a ser propietario de una vivienda había disminuido, hoy ese porcentaje está a la baja. Por lo tanto, el hecho de ser propietario de una vivienda va ser un privilegio y por eso hay que darle otro sentido a los proyectos y al sector en general.

En esta línea, Dubois precisa que lo esencial es tratar que las empresas pasen la crisis sanitaria y, una vez que eso ocurra, hay que organizar el retorno que implica que la cadena de la oferta y la demanda vuelva a funcionar. “Hoy se deben tomar las mejores decisiones para subsistir”, enfatiza.

A lo que agrega “el escenario no es fácil. Vienen otros desafíos, como el plebiscito en octubre que también genera cierta incertidumbre”.

FINCO DIGITAL

¿Cómo han adecuado la relación con sus clientes?

En nuestro sector, sabemos que la mayoría de las empresas ha tenido una comunicación muy transparente con sus clientes. A la vez, ellos han acogido sus planteamientos en forma positiva. Las inmobiliarias se han adaptado al teletrabajo y buscado formas de continuar con ventas y cierres a distancia. Dando además mayor flexibilidad a los clientes y, así también poder enfrentar, situaciones complejas de quienes los eligen, como en el caso de los desistimientos.

En relación a eso, respetamos las políticas de cada empresa. Confiamos en el criterio de cada compañía, porque la crisis tiene un enorme componente social y el llamado es a enfrentarla de esa manera.

¿Qué ocurrirá con la Finco?

Sabemos que un motor esencial en el rubro es la acción de ventas y por eso la Comisión Finco –organizadora de esa muestra inmobiliaria- ha tenido que desarrollar un trabajo de reestructuración del evento. La alternativa de hacer una actividad como todos los años en forma masiva y presencial, obviamente cambió. Por eso, hoy estudiamos la opción de digitalizar la feria.

La dirigente añade que hay que entregarle confianza al comprador que está acostumbrado a una venta de vivienda presencial. “Entonces, la forma de vender va a cambiar y con ella la idea es otorgar facilidades al cliente. Todo el sector tiene la oportunidad de reinventarse”.

Felipe Schlack, presidente CChC Concepción y su análisis en medio de la pandemia: “Crisis sanitaria profundizó retroceso del sector”

Felipe Schlack, presidente CChC Concepción y su análisis en medio de la pandemia: “Crisis sanitaria profundizó retroceso del sector”

El dirigente señala que más de un 80% de las obras en el Gran Concepción funcionan con dotación mínima y reforzando sus protocolos de salud para evitar el contagio entre trabajadores. Asimismo, afirma que la cadena de abastecimiento está funcionando, pero con ciertos retrasos.

El impacto de la pandemia de Covid-19 ha golpeado fuerte al sector construcción, uno de los rubros que más genera trabajo en el país y que ha visto en este periodo –estallido social incluido- cómo el ritmo de la actividad se ha ralentizado.

Felipe Schlack, presidente de la CChC Concepción, expresa que la industria enfrenta uno de los principales desafíos al operar en medio de esta contingencia sanitaria y anticipa un descenso en sus indicadores, que ya venían a la baja.

Si en enero pasado, el gremio adelantó una caída de la inversión de un 7,7%, el líder local afirma que “esa disminución realizada previa a la pandemia, debería corregirse aún más a la baja, siendo complejo pronosticar la profundidad del retroceso de nuestro sector, ya que dependerá en gran medida de cuánto se prolongue la actual situación”.

¿Cuál es el panorama de funcionamiento de las obras en la zona?

Las obras están funcionando en su gran mayoría con amplias medidas de seguridad para prevenir contagios, pero con una menor dotación.

Asimismo, la construcción de viviendas, tanto las con o sin subsidios, y aunque la situación va cambiando y es dinámica, a la fecha en las comunas del Gran Concepción existen 14.723 viviendas en construcción, las cuales están asociadas a 127 proyectos. De ellas, el 83% están funcionando a dotación mínima y el 10% se encuentran paralizadas. Estas últimas, ubicadas en San Pedro de la Paz. En esa comuna, el 7% de las obras están tratando de funcionar con cierta normalidad.

¿Cómo se refleja esta situación en términos de empleo?

Lo anterior, aplica a la situación laboral de casi 9.600 trabajadores directos y casi 30.000 en total, si se le suman los contratos indirectos.

¿Y qué ocurre con el impacto de esta crisis en la cadena de abastecimiento?

La cadena de abastecimiento está funcionando, pero con ciertos retrasos en los despachos. En consulta con nuestros asociados de la industria proveedora de materiales hemos realizado un catastro del funcionamiento de esas empresas. En plantas productoras se opera medianamente normal, con jornadas más breves y personal reducido a la dotación mínima. Respecto a las distribuidoras nos han indicado que los despachos a obras enfrentan un leve retraso, producto de la contingencia, en esta circunstancias los despachos a San Pedro de la Paz están suspendidos, debido al cordón sanitario impuesto como medida.

“En los últimos años, nuestro sector era uno de los cuales estaba generando mayor cantidad de empleos. Entonces enfrentar este nuevo escenario nos duele, nos preocupa y queremos revertirlo lo antes posible”.

PROYECCIONES ECONÓMICAS

El sector construcción había adelantado que la inversión del rubro tendría un desplome de alrededor de 7,7 % y que producto de ella, se podrían perder cerca de 40 mil empleos a nivel nacional. Schlack menciona que dichas estimaciones podrían experimentar una mayor caída debido al impacto del coronavirus.

¿De cuánto es la caída estimada ahora por el sector?

El análisis realizado previo al avance del coronavirus es de un menor crecimiento sectorial con cerca de un 7,7% menos de crecimiento, donde además las ventas de viviendas caen, pero los precios se mantienen. Solo el 10% de la oferta en este momento se encuentra para entrega inmediata.

Nuestra Gerencia de Estudios esperaba, antes de la masificación del Covid-19, un crecimiento de un 1% para la economía del país. Sin embargo, y debido a la contingencia nacional y mundial, se prevé un crecimiento nulo y una contracción del 1%. Por lo tanto, esa disminución de un 7,7% en la inversión del sector debería corregirse aún más a la baja, siendo complejo pronosticar la profundidad del retroceso de nuestro sector, ya que dependerá en gran medida de cuánto se prolongue la actual situación.

¿Cómo se anticipan indicadores sectoriales como la compra y venta de viviendas?

En el sector inmobiliario hemos evidenciado que desde el 18-0 se ha producido un incremento en los niveles de desestimiento, situación que se explica por el endurecimiento de las condiciones de crédito hipotecario de la banca y, en menor medida, por la migración de inversionistas hacia otras de menor riesgo. Lo anterior, ha generado un 30% de retroceso en la venta de viviendas en el último trimestre del año pasado. Estos menores niveles de demanda tendrán, sin duda, efectos en la oferta a la que se le sumarán ahora las actuales condiciones restrictivas de los bancos para financiar a inmobiliarias y constructoras.

Con estos indicadores, ¿cómo vislumbran el escenario de compra y venta de bienes en el sector?

Del cruce de ambas variables, y dado lo extenso del ciclo de comercialización de desarrollos inmobiliarios, unos 35 meses en construcciones en altura, vemos que las empresas terminarán con la construcción y comercialización de actuales proyectos, dentro de lo que la nueva normalidad le permita, es decir dotaciones reducidas en obra. Creemos que disminuirá la velocidad de futuros lanzamientos de nuevas etapas y proyectos, por lo menos hasta que se conozcan más certezas de la pandemia.

¿Se afectarán los precios?

Preveemos que no habrán efectos relevantes en los precios. Las empresas cuentan con tiempos suficientes de stock para la demanda de unos 3 a 6 meses. Donde deberíamos volver a reevaluar la situación.

Patricio Donoso, presidente de la CChC: “Si no somos capaces de crear un clima de certezas el escenario es preocupante”

Patricio Donoso, presidente de la CChC: “Si no somos capaces de crear un clima de certezas el escenario es preocupante”

Una visita a la CChC Concepción realizó el presidente nacional del gremio. En la instancia entregó señales de cómo se avizora el futuro del sector para este año. Recomendó a los socios generar espacios de encuentro en el entorno empresarial.

Un crudo análisis de las proyecciones del sector para este año realizó Patricio Donoso, presidente de la CChC, al visitar Concepción y reunirse con la Mesa Directiva, consejeros regionales y nacionales y presidentes de los comités gremiales de esa sede.

En la ocasión, el líder anticipó una caída del 7,7% en la inversión del sector y la destrucción de más de 40 mil plazas de trabajo a nivel nacional, debido al clima de violencia e incertidumbre que vive el país.

Sin embargo, indicó que para que el impacto sea menor es necesario que las empresas del rubro estén comprometidas en una ambiciosa agenda social. “Necesitamos socios comprometidos. Las empresas tienen un rol preponderante en aportar a la construcción de la sociedad. Debemos ser capaces de transformar realidades y para ello se requiere conformar espacios de encuentro”, recalcó.

Según Donoso éste es el camino por el que ha optado el gremio, incluso antes del estallido social. Explica que estos espacios de diálogo partieron con la reflexión en obras sobre seguridad laboral y luego se fueron ampliando a otros temas de interés de los trabajadores.

¿Desde el 18-O han cambiado las prioridades del gremio?

Por supuesto, hemos ido revisando cada una de nuestras prioridades. En una primera etapa, elaboramos la Agenda Social 2020 y hoy el desafío es implementarla. Al mismo tiempo hemos creado y conformado espacios de encuentro. Ésta es nuestra principal estrategia. En medio de la crisis, la tarea no sólo es política o constitucional, sino, ser capaces de mantener la actividad para poder brindar empleo y continuar entregando oportunidades sociales para los trabajadores y sus familias.

¿Esa es la hoja de ruta ahora?

Las empresas deben crear espacios de encuentro con sus trabajadores y para ello necesitamos socios comprometidos con una Agenda Social. Son ellos los que deben lograr que el impacto de la actividad llegue a los colaboradores.

“En los últimos años, nuestro sector era uno de los cuales estaba generando mayor cantidad de empleos. Entonces enfrentar este nuevo escenario nos duele, nos preocupa y queremos revertirlo lo antes posible”.

PROYECCIONES PARA EL SECTOR
Ud. mencionó una caída en la inversión del sector y un aumento del desempleo ¿De cuánto son las estimaciones del gremio?

La CChC realiza todos los años un estudio sobre Balance y Proyecciones para el sector y para este año se vislumbra una baja de un 7,7% en la inversión en el rubro (la mayor contracción desde la crisis subprime). Si cae la inversión, cae también la actividad productiva y eso se debe a que no se estarían generando la misma cantidad de obras o menos que durante el periodo anterior. Es una noticia que nos preocupa. En cuanto al empleo, se perderían 40 mil puestos de trabajo. Nos duele no tener la capacidad de generar el mismo nivel de empleo que se estaba logrando en años anteriores.

¿Se podrían llegar a paralizar obras que ya están en marcha?

Más que paralización de obras, nos preocupa la reposición de éstas. Esto es una cadena productiva donde si terminan unas obras, se van generando otras nuevas. Lo que hemos percibido es el congelamiento del inicio de nuevas obras, no se está invirtiendo al mismo nivel que se venía realizando y eso provoca la caída en la actividad. En los últimos años, nuestro sector era uno de los que estaba generando mayor cantidad de empleos. Entonces enfrentar este escenario nos duele, nos preocupa y queremos revertirlo lo antes posible.

¿Y basta el impulso fiscal para revertir estas cifras?

El aporte fiscal corresponde a un tercio en las cifras de inversión. Lo que se requiere hoy es que seamos capaces de establecer las certezas en el país, para que se vuelvan a tomar las decisiones de activar una inversión, que es lo que mueve el ciclo económico.

¿Qué es más preocupante: una tardía recuperación del sector o el pesimismo que existe entre los socios?

Nos preocupa el clima que podamos construir en la sociedad. Es muy distinto si enfrentamos la situación de una manera propositiva, con apertura al diálogo y con acuerdos, porque éste es un ambiente que elimina incertidumbres. Si no somos capaces de generar eso y por el contrario existen actitudes de confrontación y vandalismo el escenario es muy complejo.

ALTURA DEL GRAN CONCEPCIÓN
Concepción está experimentando un proceso de modificación a su Plan Regulador Comunal (PRC), donde uno de los mayores cambios propuestos es la limitación de altura en edificaciones. A su juicio ¿se debe restringir la altura?

Sin duda que el límite de altura hay que revisarlo en función de la realidad local, ya que no hay norma que rija para todas las ciudades del país. Pero, ésta es solo una de las variables para modificar los planos reguladores. Como CChC hemos sido precursores en señalar que existe un retraso de estos instrumentos de planificación territorial. En promedio, los planos reguladores comunales tienen 20 años y eso quiere decir que están obsoletos y que no obedecen al presente o futuro que queremos para nuestras urbes.

Pero el ejercicio de planificación debe desarrollarse de buena manera, con buenas prácticas y metodología. En este sentido, si nos regimos por el consenso que han generado las proposiciones del Consejo de Desarrollo Urbano tenemos que ser capaces de construir ciudades sustentables y equilibradas.

¿Y una ciudad equilibrada a baja altura?

En las ciudades equilibradas conviven de buena manera los proyectos con el entorno y además los habitantes tienen un buen acceso a servicios. Para ello, sin duda, la densificación es la herramienta adecuada. De tal manera, que si restringimos la altura, como lo que se propone para Concepción, no le estamos haciendo una invitación para que la gente viva en el centro de la ciudad, que es donde están la mayoría de los servicios; sino, para que se vaya fuera de éste y eso es un efecto no deseado.

 

CChC prepara Finco 2020 y trabaja para que sea un apoyo a empresas locales

CChC prepara Finco 2020 y trabaja para que sea un apoyo a empresas locales

Un análisis, por medio de un sondeo a los socios, permitió a la Comisión Finco de la CChC Concepción, ratificar el interés para desarrollar durante este año la muestra inmobiliaria más importante del país. La fecha tentativa, según Claudio Lanas, presidente de esa instancia, podría ser a fines de mayo en el centro de eventos SurActivo.

Para el gremio local -entidad que organiza hace más de 18 años la exposición- el periodo escogido para efectuarla es el más adecuado, teniendo en cuenta que durante abril, mes tradicional donde se realizaba, se llevará a cabo el plebiscito constitucional; sumado esto al feriado de Semana Santa.

Lanas afirma que pese a tener esa fecha como posible, la comisión monitoreará la contingencia nacional y local, pues se desea que esta muestra tenga tanto éxito como las versiones anteriores.

“Tenemos confianza en que se normalice lo más posible el contexto social posterior al mes de abril, porque el propósito es hacer una exposición que sea una enorme oportunidad para mostrarnos como gremio y, a la vez, ser un apoyo para las empresas del sector”, añade el dirigente, quien responde a las expectativas de participar en la Finco de este año.

-¿Por qué es bueno estar en la Finco 2020 y que las empresas “inviertan” en participar en ella?   

-Para empezar, el diagnóstico que hicimos sobre Finco en la comisión, nos sirvió para elaborar un autoanálisis del sector: en qué está cada uno y cómo estamos enfrentando el desafío que nos plantea este cambio en el país.

Ahora, históricamente el mes en que se realiza la Finco es el mejor desde el punto de vista comercial para las empresas. En esa ocasión la industria se prepara para lanzar nuevos productos y campañas, por lo tanto, hay un trabajo arduo en todos estos meses de profesionales como arquitectos, proyectistas y entendidos en marketing. Lo que estamos haciendo es aplazar en un mes estos lanzamientos.

-¿Qué esperan de la Finco con un escenario económico con pronóstico de mayor desempleo y de un débil consumo para este año?

-Creemos que la Finco ha sido y esperamos que siga siendo el granito que pone la diferencia en el sector. Se puede decir que el año inmobiliario comienza con la Finco. Es un evento que congregó en 2019 a 19 mil visitantes y la razón principal es que está toda la oferta inmobiliaria. Se agrega a eso la potente campaña publicitaria y el “boca a boca” de personas que ya conocen la muestra y que es muy importante

Por lo tanto, las ventas se ven incrementadas con su “peak” en ese mes. Ésta no solo es una percepción nuestra, sino que está respaldada por estudios de la CChC que incluso señalan que las ventas suben  por uno o dos meses más luego de la exposición.

“El propósito es hacer una muestra que sea una enorme oportunidad para mostrarnos como gremio y, a la vez, ser un apoyo para las empresas del sector”.

LOS PASOS DE LA COMISIÓN FINCO

-¿Cómo es el trabajo de la Comisión Finco de aquí en adelante?

-Lo primordial es que seguimos sondeando la sensación de los socios respecto de lo que quieren en la Finco y también de lo que ocurre en el entorno social. Ahora a un ritmo más pausado porque hay más tiempo, pero nos dedicamos de forma intensa a seguir armando esta feria.

En la interna de la comisión, este año ha sido de cambios pues ha ingresado gente nueva, con ideas renovadas. Apostamos a atraer a empresas que antes no habían participado y por ende, personas que no estaban como integrantes de la comisión. Porque creemos que hay que traspasar conocimientos e incorporar nueva tecnología, inquietudes y las más recientes tendencias en marketing y comunicación.

Lo del año pasado es una base enorme para replicar el éxito, pero siempre hay que estar abierto a nuevas ideas.

Luego nos dedicamos a realizar un análisis cualitativo y cuantitativo de las encuestas aplicadas tras la Finco 2019 tanto a expositores como a visitantes. Para ver desde esos dos prismas qué mejorar y qué es lo que gustó y no tener una sensación subjetiva del resultado.

Trabajamos en la elección del lugar, donde ratificamos a SurActivo para este 2020 y hacemos una revisión de las bases de participación y del layout de la feria. Asimismo, debemos elegir la agencia para la campaña y, finalmente, definir cómo la proyectamos y en qué innovamos.

-¿Cuándo se realiza la inscripción para empresas socias?

-Tradicionalmente esta etapa se llevaba a cabo en diciembre. Hoy la innovación es que se realizó una pre-inscripción para percibir si existía interés real de los asociados. Luego se avanzará en inscribir a las empresas que deseen participar y, en forma posterior, en establecer una fecha del sorteo, que posiblemente se hará en marzo.

-¿Qué hitos están confirmados para la Finco 2020?

– La participación de la banca. Como comisión viajamos a Santiago para realizarles una invitación personal y accedieron varias instituciones. También se confirma a “Espacio Mujer”, porque creemos que contar con un lugar como éste no solo sirve para brindar servicios a los asistentes, sino también, para atraer un público distinto a la muestra.

La “Feria de Proveedores”, en la que participan empresas integrantes del Comité de Industriales y Proveedores (CIP) del gremio local. Esta alianza es una acción única a nivel gremial y que nos ha permitido unirnos, conversar, conocer experiencias e interactuar entre nosotros.

Además, por segundo año consecutivo se realizará la “Feria de Emprendimiento”, porque hoy más que nunca es un deber social apoyar a este tipo de innovadores.

“La feria del año pasado es una base enorme para replicar el éxito, pero siempre hay que estar abierto a nuevas ideas”.

 

Industria de los seguros en la construcción: consejos para afrontar los siniestros tras el estallido social

Industria de los seguros en la construcción: consejos para afrontar los siniestros tras el estallido social

Una situación de análisis están viviendo diversas empresas del sector construcción e inmobiliario respecto de cómo se aplican los seguros o si es factible blindarse con alguno de ellos para tiempos futuros.

Andrés Díaz, gerente zonal de la Corredora de Seguros La Cámara, explica cómo está operando actualmente el mercado asegurador y precisa que “los siniestros no solo afectaron a bienes físicos, sino también que tienen injerencia relevante las coberturas asociadas a la paralización de la actividad comercial, generando mayores pérdidas para el mercado asegurador”.

El ejecutivo afirma que para la industria de seguros la situación ha sido compleja ya que aún los hechos y siniestros siguen ocurriendo y eso hace que no se determinen a cabalidad las pérdidas. Por ello, hoy trabajan con estimaciones.

Además entrega recomendaciones a los asociados del gremio para facilitar el denuncio de los siniestros.

¿Hoy la industria de los seguros vive una realidad más compleja que la del 27/F por ejemplo. Porque en ese caso de catástrofe se supone que las mayores pérdidas eran materiales y ahora incluso hay pérdidas contables?

Para el mercado asegurador y para los asegurados, la situación es más compleja dado que llevamos más de 45 días con siniestros y aún siguen ocurriendo.

Otro factor a considerar es que esta situación se está dando a lo largo del país, en comparación a otros tipos de eventos como los terremotos o fenómenos de naturaleza que han afectado a Chile, que tienen por lo general una zona de impacto menor y sus consecuencias son acotadas a un tiempo específico.

También es importante mencionar otra situación que complejiza el escenario actual. Hay muchos siniestros que han afectado a ciertos rubros que no solo sufrieron pérdidas o se vieron afectados los bienes físicos, sino también, tienen una incidencia relevante en las coberturas asociadas a la paralización de su actividad comercial, generando mayores pérdidas para el mercado asegurador.

En el sector construcción ¿los denuncios se relacionan con ese tipo o existen otros?

La mayoría corresponde a daños materiales y saqueos. En algunos casos se han visto agravados por incendios en las obras.

¿Cuáles son los tipos de pólizas que cubren los tipos de daños provocados por el estallido social en las obras?

Para obras, el seguro de Todo Riesgo Construcción está diseñado para cubrir los riesgos propiamente tal de la ejecución de una obra y dentro de los adicionales debe contemplar la Cláusula Adicional de Huelga, Motín, Sabotaje y Actos Maliciosos para amparar los hechos acaecidos durante este periodo de crisis.


¿Qué tipo de seguros recomienda para empresas del sector en estos tiempos?

Hay que distinguir dos seguros: el primero es el seguro de Todo Riesgo Construcción y Montaje, el cual cubre los riesgos durante el periodo de ejecución de obra. Y el segundo, es el Seguro de Property o Incendio, con sus respectivos adicionales que cubren la obra una vez ya terminada.

El seguro de Todo Riesgo Construcción está diseñado para cubrir los riesgos de la ejecución de una obra y dentro de los adicionales debe contemplar la Cláusula Adicional de Huelga, Motín, Sabotaje y Actos Maliciosos para amparar los hechos ocurridos durante la crisis.

Como en todo seguro, lo primero es denunciar a su asegurador y esperar la designación de un liquidador oficial de seguros por parte de su compañía de seguros.

LOS DESAFIOS DE LOS NUEVOS SEGUROS

¿Cómo está operando actualmente el mercado asegurador? ¿se hace más difícil por ejemplo el tema de las inspecciones?

Cuando estalló la crisis, el mercado asegurador suspendió la contratación de nuevos seguros que contemplaran coberturas que amparaban los riesgos de huelga, saqueos y motín, sin embargo, en la actualidad se están aceptando con la aplicación de ciertas restricciones.

Para el mercado asegurador y para los asegurados ha sido muy compleja la situación, esto porque aún siguen sucediendo hechos y no se han podido determinar a cabalidad las pérdidas.

Hoy, principalmente, se trabaja con estimaciones de pérdidas

 

¿Se esperan modificaciones en esta industria de seguros, como actualización de pólizas por ejemplo?

El mercado asegurador no tenía una tarificación especial para este tipo de riesgo, tal como hay para terremotos (sismos) y riesgos de naturaleza. Hoy ya se están tomando medidas.

Los nuevos seguros y las renovaciones futuras que contemplen las coberturas asociadas huelga, motín, conmoción civil o desorden populares, están siendo restringidas mediante la aplicación de un límite indemnizable o el incremento de deducibles específicos para este tipo de riesgos.

 

¿Se prevé un alza en el precio de las primas?

Por cierto, el mercado asegurador y el mercado reasegurador ya están aplicando alzas en sus tasas de colocación de seguros, lo que se traduce en un alza en las primas a pagar por los asegurados.

 

¿Subirá la demanda? ¿Se está a tiempo para asegurar? 

Nuestros mercados son reactivos ante eventos de gran impacto, pero más bien, en el rubro de la construcción habrá una preocupación especial de que los adicionales que amparen este tipo de hechos, sí estén incluidos en las futuras contrataciones de seguros.

¿En qué consisten los seguros de riesgo político?, porque podrían aplicarse a situaciones como la de hoy.

El mercado asegurador no tiene un seguro específico para los riesgos políticos. Este tipo de cobertura se incorpora mediante cláusulas adicionales a cada tipo de seguro. Hoy esta cobertura adicional está incluida en casi todos los seguros y cubren, básicamente, las pérdidas materiales que sufran los bienes asegurados durante incendios y saqueos.

¿Qué pasos debe seguir en términos de seguros una constructora o empresa que haya sufrido daños en este periodo?

Como en todo seguro, lo primero es denunciar a su asegurador y esperar la designación de un liquidador oficial de seguros por parte de su compañía de seguros.

Los liquidadores deben comprobar si el hecho esta amparado por la póliza de seguros y ajustar la pérdida. Para ello, el asegurado debe presentar todos los antecedentes y valorización de las pérdidas para que el liquidador pueda emitir su informe de liquidación.

 

¿Cómo es la situación aseguradora en el sector construcción? ¿las pymes cuentan con pólizas o son más las empresas grandes las que aseguran?

En general, el sector construcción contrata el seguro de Todo Riesgo Construcción, porque tiene conciencia de su importancia y por otra parte, se deben cumplir las exigencias que hacen los mandantes o entidades que financian las obras.

Esto hace que casi todas las obras que se han visto afectadas durante este periodo tengan seguros comprometidos, pero amparan básicamente los daños a la obra y no protegen los perjuicios por los días de paralización o retrasos que afectan a las constructoras durante este lapso de tiempo.