Guillermo Porter: regionalista y con una prolífica labor gremial

Guillermo Porter: regionalista y con una prolífica labor gremial

A la edad de 81 años falleció el empresario y dirigente de la CChC Concepción, Guillermo Porter Álvarez. Fue presidente del gremio local en tres periodos (1981-1983, 1992-1993 y 1995-1997) y actualmente ocupaba el cargo de consejero nacional honorario. Estaba casado con Ana María Pandolfi y tenía dos hijas.

Porter se vinculó al mundo de la construcción a partir de 1976, luego de egresar de la carrera de Construcción de la Universidad Católica de Valparaíso, donde además fue presidente de su centro de alumnos. Su educación secundaria la realizó en el Colegio de los Sagrados Corazones.

Todos los años ligados al gremio, mantuvo una fecunda actividad. Fue director de regiones entre 1993 y 1990. Desde ahí, participó en la creación de las sedes regionales de Iquique, Copiapó, Antofagasta, Rancagua, Talca y Coyhaique.

Lo anterior, denotaba el espíritu regionalista que trató de plasmar en el quehacer de la CChC y que en algunas ocasiones lo llevó a ser crítico de la labor institucional: “no es posible que se concentre todo en la capital”, afirmaba. Pero a la vez, reconocía que en las últimas décadas, la entidad había avanzado hacia una mayor descentralización.

Porter también presidió la comisión que creó la Corporación de Salud Laboral, que se dedicaba a entregar atención primaria y dental a trabajadores de menores recursos, iniciativa emprendida desde Concepción. Actualmente, esta corporación funciona entregando diversos programas de salud a nivel nacional.

Además, participó en la creación de la Corporación Educacional, la Corporación de Capacitación, la Fundación Social y la Corporación de Deportes de la CChC; todas destinadas al beneficio de los trabajadores del sector.

En marzo de 2010, asume uno de sus mayores desafíos gremiales al ser elegido como primer vicepresidente de una nueva Mesa Directiva, encabezada por Mario Seguel y que tras el 27/F tuvo como principal eje la reconstrucción de la Región. Esto en un panorama adverso para el rubro.

Debido a toda su fructífera trayectoria, recibió el premio “Carlos Valck” en 2013, el cual reconoce a los socios que han logrado una carrera gremial destacada.

Desde 2009, Guillermo Porter integraba el Grupo Alerce de la institución. Ésta involucra a socios mayores de 70 años y que han tenido una acción preponderante en el gremio. El objetivo es desarrollar un espacio de convivencia entre sus miembros y que puedan entregar parte de su experiencia a las nuevas generaciones.

Su vivencia de pertenecer a la CChC la describía con alegría: “La mejor experiencia de estar en el gremio es lo que se aprende a través de las relaciones interpersonales. En todo este tiempo conocí a excelentes personas”, reflexionaba en 2013.

“La mejor experiencia de estar en el gremio es lo que se aprende a través de las relaciones interpersonales. En todo este tiempo conocí a excelentes personas” (Guillermo Porter).

RECONOCIMIENTOS
Helen Martin, presidenta de la CChC Concepción, señala que se caracterizó por ser una persona íntegra, de grandes convicciones y calidad humana. “Dejó un tremendo sello en la institución, a raíz de su compromiso y espíritu regionalista, el cual lo llevó a impulsar la creación de varias sedes gremiales a nivel nacional”, recordó.

Asimismo, destacó el gran aprecio y admiración que los socios tenían por su persona. “Don Guillermo fue muy querido por sus pares”, comentó Martin.

Uno de sus más cercanos en la CChC fue el consejero nacional, René Rivera. Recuerda a Porter como “un querido amigo” que ayudó a muchas personas en forma desinteresada. “A aquellos que estaban pasando por un mal momento, les compraba remedios, pagaba sus consultas médicas y, cuando tenía tiempo, los sacaba a pasear”.

También valora su lucha regionalista. “En especial en su apreciada CChC, donde defendió con ahínco lo que consideraba que era justo”. Lo destaca como un padre ejemplar.

César Palacios, consejero nacional honorario al igual que Porter, cuenta que se conocieron cuando ambos eran jóvenes. Años más tarde, se reencontrarían en la CChC durante la década del ´70.

En la institución se acercaron aún más debido a los temas que compartían en común sobre la actividad gremial. Entre ellos, la propuesta de regionalizar a la entidad y la idea de ampliar más allá de las empresas a quienes eran socios del gremio. “Pensábamos que había que darle cabida a profesionales ligados al sector, como arquitectos o ingenieros, tal como es hoy”, señala.

Palacios recuerda que “era una persona generosa, que admiraba a quien era capaz hacer algo por los demás. Y así mismo lo hacía él cooperando con mucha gente de manera silenciosa”.

Mario Seguel, quien fue presidente de la CChC local entre 2010 y 2013, no dudó en convocar a Porter para que lo acompañara desde una vicepresidencia. Tras el terremoto, dice el dirigente, había que ejecutar la reconstrucción y se necesitaba gente con experiencia.

En el plano personal, Seguel expresa que “era un hombre de trato directo, a veces impulsivo. Pero también, una persona muy agradable y culta. Le gustaba mucho leer, cuando conversábamos yo trataba de pillarlo en algo, pero siempre sabía de todo”, rememora.

Cuenta que otros de sus pasatiempos preferidos era viajar junto a su esposa. “Ella maneja muy bien varios idiomas, entonces él que no los hablaba todos, descansaba en su señora al momento de emprender un viaje”, cuenta Seguel.

Finalmente, destaca que su formación gremial apuntó siempre a rescatar el “Espíritu Cámara”.    

CONDOLENCIAS
A nivel gremial, quienes conocieron o supieron de la labor desarrollada por Guillermo Porter al interior de la CChC hicieron llegar sus saludos y quisieron recordar su legado. Entre ellos ex presidentes, directores y miembros del Grupo Alerce. 

Antonio Errázuriz, presidente de la CChC, lo recordó como un socio destacado y gran amigo. En su mensaje de condolencias expresó que “nos deja un gran legado, por todo su trabajo en la Cámara Regional y su activa y destacada participación en nuestro gremio. Todas sus virtudes, que están tan bien plasmadas en sus mensajes, como su compromiso, lealtad, y pasión por su trabajo y la labor gremial, son sin duda un aliciente de inspiración para todos. Espero que cada uno de nosotros lo tenga en sus oraciones y mantengamos vivo su recuerdo”.

“Partió uno de los que marcan y dejan su estampa… un ejemplo! (Patricio Donoso, past presidente CChC).

“Gran pérdida para la CChC en forma general y mucho más, para la sede Concepción. Un gran abrazo para la familia y amigos de Guillermo” (Raimundo Alemparte, presidente de Mundo Socios).

“Qué pena. Además de gran socio de la Cámara, gran empresario y buen amigo!” (Daniel Hurtado, ex presidente CChC 2012-2014).

“Gran pérdida para la Cámara y la Delegación de Concepción. Se le extrañará mucho por su personalidad y liderazgo” (Lorenzo Constans, presidente directorio Mutual de Seguridad y ex presidente CChC 2008-2010).

“Supe del fallecimiento de Guillermo, con quien compartí muchas veces. Una pena, lo echaremos mucho de menos” (Sergio Icaza, ex presidente CChC 2002-2006).

“Esta noche falleció Guillermo Porter, un gran socio de Concepción, que luchó toda su vida por nuestra querida Cámara y que pertenecía al Grupo Alerce. Mis condolencias para la sede de Concepción. Que descanse en Paz” (Max Correa, ex vicepresidente CChC).

“Mi más sentido pésame por el fallecimiento de Don Guillermo. Lo conocí hace 28 años cuando comencé como consejero, y nos encontrábamos en todos los Consejos Nacionales desde esa época. Lo echaremos mucho de menos” (José Molina, ex director Mutual de Seguridad).

“Mi más sentido pésame a esa respetada CChC regional por la partida de Guillermo, un personaje que cuando lo conocí, en 1997, supe lo que significaba la potencia nacional de la CChC” (Jaime Pilasi, ex vicepresidente CChC).

Claudio Sepúlveda, presidente del Comité de Infraestructura: “Las empresas están esperanzadas en el plan de reactivación del Gobierno”

Claudio Sepúlveda, presidente del Comité de Infraestructura: “Las empresas están esperanzadas en el plan de reactivación del Gobierno”

El dirigente abordó los desafíos de las empresas en el marco del plan de recuperación económica. Destacó que como son obras de menor envergadura, las firmas locales tienen enormes posibilidades de participar en su ejecución y así, liderar la reactivación.

El sector construcción ha sufrido importantes impactos producto de la pandemia. Sin embargo, en medio de este panorama, las obras de infraestructura han sido las únicas -junto a las de vivienda sociales- que no han visto interrumpida su actividad al ser declaradas como esenciales.

Hoy, dice Claudio Sepúlveda, presidente del Comité de Infraestructura Pública y Contratistas Generales del gremio local, la industria anhela que el programa de reactivación del Gobierno se acelere para ejecutar las obras y, de esta forma, dinamizar la economía de la Región.

¿Éste es el principal tema para su gestión durante el periodo que queda?

Creo que la pandemia y sus consecuencias controlarán el devenir. Por ello, el trabajo será mantener a las empresas unidas, participando y colaborando en todo lo que sea necesario para recuperar la actividad.

Pero, además, enfocarnos en el plan de reactivación que propuso el Gobierno y en el cual las empresas están muy esperanzadas.

Se mejora el panorama de las empresas del sector con este plan anunciado.

La verdad es que ha costado que el plan se conozca en detalle. Porque han ido apareciendo nuevas definiciones. Lo que conocemos es que se trata de una gran cantidad de obras de pequeña envergadura y la posibilidad de que las empresas locales puedan abordarlas directamente es cierta, porque están en mejor posición para ejecutar esas obras.

Como son obras que en alguna etapa ya están adelantadas, no van a requerir de muchos trámites, lo que es bueno porque pueden ser realizadas con prontitud. En ese sentido, nos parece bien el plan y las empresas están esperanzadas en que se concrete pronto para comenzar a postular y trabajar en ellas.

¿Qué desafíos les impone este plan a las empresas?

Uno de los problemas que han tenido las empresas es que la mano de obra ha ido emigrando a otras zonas en las que hay más trabajo y a otros rubros, como la minería. Entonces, cuando aparezcan los trabajos, esa mano de obra no la van a tener. Sin embargo, no todas las empresas están en esa situación. Lo anterior, implica que tomará un poco más de tiempo rearmarse, generar la logística y partir. Ése es el desafío.

A su juicio, ¿es necesario que el plan esté acompañado de herramientas que faciliten licitaciones y procedimientos, que los agilicen, en definitiva? 

Es uno de los propósitos de la mesa de trabajo público privada. En la medida que podamos acelerar los trámites de permisos, la transparencia en las licitaciones y su adjudicación; todo funcionará mejor.

“En el plan de reactivación, son las empresas locales las que están en mejor posición de abordar esas obras”.   

CENTRALISMO IMPERANTE

Una de las preocupaciones de los socios a nivel local y nacional, al inicio de la pandemia, era que el MOP tenía una postura rígida para algunos procedimientos y que exigía el cumplimiento igual como si se trabajara en tiempos normales ¿Ha cambiado esa situación? 

La pandemia fue un tema que a todos nos tomó por sorpresa. Nadie sabía cómo operar en una emergencia sanitaria, había desconocimiento y temores. En un inicio, todos creíamos que esto sería solo un par de meses. Pero, a medida que ha pasado el tiempo, el clima en todo ámbito ha sido de mayor colaboración.

Hoy tenemos claro que se deben buscar mecanismos para que las cosas funcionen, pues no podemos detener al país, ni a las empresas. Por ello, se han flexibilizado algunas posturas y se ha podido avanzar, con dificultades, pero existe la intención.

¿Cuáles son las principales dificultades que enfrentan hoy las empresas del Comité? 

Creo que es el centralismo de la actividad y la poca relevancia que tienen actualmente los organismos públicos y empresas privadas que operan en la Región. Esto hace que los contratos de obras se generen en la capital y sean las compañías de allá, que están más cercanas al poder generador de trabajos, las que liciten. Por lo que en esta zona quedan contratos de menos envergadura o subcontratos.

Además, el alto nivel de exigencias que pareciera como lógico para asegurar una buena ejecución de una obra, es también una barrera para crecer. Esto ha hecho que nuestras empresas sean cada vez más pequeñas y atomizadas.

Siempre se menciona al interior del gremio la idea de agilizar la cadena de pagos por parte del mandante estatal.Bueno, es un tema recurrente y engorroso, ya que pasa por reglamentos muy difíciles de modificar y una estructura fiscal complicada con las pocas atribuciones a nivel local.

¿Cómo puede ayudar el Comité en este aspecto?

Siempre estamos tratando de generar puntos de encuentro para dar a conocer nuestras preocupaciones a la autoridad. Pero, influye en que los cargos políticos tienen una duración de cuatro años, lo que nos hace volver casi a cero e impulsar esa gestión nuevamente. Lo positivo es que somos un gremio que tiene continuidad, lo que nos permite apoyar a nuestros socios y volver a generar los encuentros que sean necesarios con la autoridad.

 

Juan Ignacio Lathrop, presidente del Comité Inmobiliario: Consolidar a la Finco online y aportar a la productividad del sector serán ejes de su gestión

Juan Ignacio Lathrop, presidente del Comité Inmobiliario: Consolidar a la Finco online y aportar a la productividad del sector serán ejes de su gestión

El dirigente plantea que buscará una mayor vinculación con entidades que forman parte de la cadena inmobiliaria. Además, asegura que una de las principales preocupaciones es incentivar la demanda. “El coronavirus va a continuar circulando, entonces tenemos que ver cómo nos adaptamos a esa situación, sin tener que parar todo”, precisa.

El ingeniero civil Juan Ignacio Lathrop cumplió un mes a la cabeza del Comité Inmobiliario. En ese tiempo ha debido abordar una dinámica agenda de temas que tocan al sector. Entre ellos, las cuarentenas aplicadas en la Región, la idea de un nuevo Plan Regulador para Concepción y el cómo incentivar la demanda inmobiliaria en tiempos de pandemia.

El dirigente -quien se desempeñó como vicepresidente del comité en la gestión anterior- expresa que “hemos tenido que reformular el foco de la gestión, porque nuestro trabajo gremial se ha ido adaptando a los tiempos que vivimos y que están en constante cambio. En definitiva, aprendimos a ser bastante flexibles”.


¿Cómo enfocará su gestión, más allá de la pandemia?

Hoy estamos con dos líneas de trabajo paralelas. La primera tiene que ver con atender lo de mayor urgencia, para poder dar un soporte de manera rápida a los socios. Eso se relaciona con prepararnos para afrontar las cuarentenas y difundir profusamente los protocolos.

Un segundo énfasis son los temas que ya se venían desarrollando y que son iniciativas a largo plazo. En este sentido, un foco importante es la productividad. La finalidad es cómo mejorarla y para eso es fundamental relacionarnos con entidades que son parte de la cadena productiva de nuestro sector, como notarías, conservadores y bancos; sin dejar de lado el trabajo conjunto con las autoridades locales.

Vincularnos y trabajar en alianza con estos organismos que están involucrados en la gestión inmobiliaria, así como aquellos con los que necesitamos coordinarnos para la reactivación.

 

¿Qué otras acciones se han planteado en el Comité para mejorar la productividad?

La idea es continuar trabajando en el análisis de productividad de los plazos. En este periodo queremos actualizar el estudio de los mil días (tramitación de un proyecto). Ahora con una mirada de pandemia, porque los procedimientos cambiaron hacia el sistema remoto y queremos ver cómo hacerlos más eficientes. Entonces, se incorporará hasta la etapa final del ciclo comercial de las viviendas.

No sólo es necesario saber cuánto es el tiempo en ciertos trámites, es importante también conocer cuánto se demora el conservador en inscribir una propiedad, las notarías en cerrar una escritura y que el banco pague a las empresas. La versión del pago de los bancos es un punto que vamos a considerar.

 

Y en cuanto al impulso a la demanda ¿qué puede hacer el comité?

Una de las iniciativas es lo que hicimos al reformular la Finco y que se convirtiera en un portal digital. Queremos terminar el año con un nuevo evento, una Finco online renovada y la idea para 2021 es mantener esta plataforma de forma permanente, como un canal paralelo a nuestras salas de venta y a la Finco presencial.

Por la contingencia se transformó en algo permanente, que queremos mantener a largo plazo. Porque la finalidad es digitalizar la oferta inmobiliaria local. Abrirnos al público para que vean todos nuestros proyectos, independiente de los esfuerzos que realice cada socio en particular.

El propósito es actualizar el estudio sobre tramitación de un proyecto con una mirada de pandemia, porque los procesos cambiaron y queremos ver cómo hacerlos más eficientes.

DEFINIR LAS REGLAS DE TRABAJO

¿De qué otra forma se puede ayudar a la reactivación del sector?

Para nosotros como inmobiliarios es importante seguir reforzando los protocolos sanitarios en las obras y empujar para que la construcción sea considerada como una actividad segura. El coronavirus va a continuar circulando, entonces tenemos que ver cómo nos adaptamos a esa situación, sin tener todo detenido.

 

Otro de los temas es la modificación al Plan Regulador Comunal de Concepción (PRCC), donde el Comité participó durante el año pasado en la discusión.

Como gremio participamos en todas las instancias del proceso de tramitación en las que se podía intervenir. Ahora lo hacemos en una iniciativa de más largo plazo y necesaria, donde se busca un nuevo PRC. Para esto es la campaña Conce es Conce, que es la plataforma de trabajo para aportar al debate y que además es una instancia transversal, donde participan otros gremios, organizaciones y la comunidad.

Para nosotros es vital este instrumento porque nos define las reglas de cómo deberíamos trabajar y por eso estamos involucrados en este debate. Al interior del Comité, invitamos a los socios a ser agentes activos de la campaña, a opinar y participar.

 

¿Cómo se toman las críticas a proyectos que se han calificado como “guetos” en la ciudad?

Estos son temas que hay que conversar y manifestar una posición como gremio. Porque nosotros, más que nadie, queremos aportar a una mejor calidad de vida. Entonces, es la oportunidad de discutir estos temas y no sólo un proyecto en particular. Empatizamos con la comunidad y por eso queremos discutirlo. Hay reglas que se deben definir en conjunto, entre todos los que habitamos y somos parte de la ciudad.

Rodrigo López, presidente del CIP: “Debemos prepararnos para un retorno con cambio en las necesidades y requerimientos del sector”

Rodrigo López, presidente del CIP: “Debemos prepararnos para un retorno con cambio en las necesidades y requerimientos del sector”

Para el nuevo presidente del CIP hoy es primordial un acercamiento con los socios y ser un puente de información para las empresas, de manera de disminuir la incertidumbre que genera la realidad planteada por la pandemia.

El constructor civil Rodrigo López ha estado vinculado a la CChC Concepción hace 30 años. En un inicio, se unió al gremio local como representante de una empresa y en las últimas dos décadas a través de su propia constructora.

Hoy es el nuevo presidente del Comité de Industriales y Proveedores (CIP) por el periodo 2020-2022, cargo que ya ocupó entre 1997 y 1999.

Asegura que uno de los desafíos de la nueva mesa directiva del Comité -que además integran los vicepresidentes Marcelo Pabst y Christian Trostel -es impulsar la participación pues “estoy convencido que cuando las relaciones mejoran se pueden lograr mayores iniciativas y avances”.

¿Qué temas le interesa abordar como prioritarios en el Comité?

Con la situación que vive el país, producto de la pandemia, y en particular el sector construcción, es de suma importancia conocer cómo están funcionando las empresas que integran el Comité. Ése será, sin duda, un eje de acción para abordar y así apoyar a nuestros socios.

¿De qué forma se puede ayudar a las empresas, desde el CIP?

Creo que lo fundamental es generar un acercamiento entre los miembros del Comité. Si bien las empresas son las que participan, ellas están representadas por personas. Por lo que es necesario conocernos, saber cómo los está afectando esta pandemia. Para eso, estamos estudiando la forma de reunirnos en grupos, con un estilo de conversatorio y así trabajar en conjunto ese aspecto. Estoy convencido que cuando las relaciones interpersonales mejoran, se pueden lograr más avances, porque se optimiza la participación y se generan confianzas.

En su gestión, la empatía será clave para salir adelante.

Lo más importante es no perder el contacto con cada miembro. Este largo confinamiento nos afecta a todos, no sólo en la parte laboral, sino también, en el aspecto personal. Cada individuo ha sentido esta pandemia de forma diferente. Creo que el gremio cumple una función importantísima de entregar toda la información de interés para el sector, de tal forma que al momento de tomar una decisión, el socio lo haga con conocimiento, con una menor incertidumbre que genera esta realidad y que le permita concretar la mejor opción.

Siendo un año complejo ¿qué iniciativas se pueden llevar a cabo?

Como mesa directiva queremos centrarnos en mirar a las empresas a través de quienes las representan. Establecer contactos y mantenernos cercanos, considerando lo difícil que es poder relacionarnos como antes. Es un desafío que nos propusimos abordar desde diferentes miradas y acciones.

Uno los temas que viene de la mesa anterior es posicionar a los proveedores como un eslabón fundamental para el sector. ¿Seguirá haciendo el esfuerzo por darle esa relevancia?

Todo el trabajo pasado generó un acercamiento con los demás comités gremiales y esa labor generó también una visibilización y posicionamiento del CIP, lo cual debemos esforzarnos en mantener e incrementar. Como ejemplo, el reciente paro de transportistas dejó en claro que los proveedores son una pieza fundamental en la cadena productiva. En este tipo de crisis, se demostró que somos un eslabón importante y que si falla alguno, todo el resto se ve afectado.

“Conocer cómo les afecta la crisis a los socios es fundamental para avanzar en las tareas del sector. Este será un eje para apoyar a quienes son parte de este grupo de trabajo”.

EL IMPACTO PARA PROVEEDORES

¿Hará énfasis en tener una relación fluida con los demás comités?

En este punto no puedo dejar de darle las gracias a las mujeres que lideraron varios Comités y que generaron los puentes para acercarnos, manteniendo la individualidad e intereses de cada uno de ellos, pero, a la vez, con una mirada de trabajo global e integradora.

Acercarnos con otros grupos de trabajo genera sinergia y mejora la visión gremial que cada socio debiera tener; claramente, pondremos nuestro esfuerzo en seguir profundizando la relación con los demás comités.

¿Qué efectos tienen las medidas de cuarentena para proveedores e industriales?

Las cuarentenas afectan de diferentes formas y con mayor o menor intensidad, a los miembros del CIP. Por ejemplo, afectan la producción, al no tener a todos los colaboradores al 100%, por problemas de salud o movilidad (problemas de transporte). Las barreras sanitarias y todos los permisos que pide la autoridad para poder funcionar, bajo estas restricciones, generan problemas en la productividad, costos y retrasos en las entregas, por nombrar algunos.

Según lo que le manifiestan los socios del CIP ¿han sentido el menor ritmo en la construcción?

Todos han resentido este tema, hay muchos proyectos detenidos, otros postergados y por supuesto algunos que se han descartado por completo. Las expectativas de venta dependen directamente del crecimiento del sector y hoy están muy resentidas. Debemos estar muy atentos como se desarrolla esta pandemia y prepararnos para cuando podamos trabajar normalmente, bajo un esquema diferente en donde, sin duda, se habrán modificado las necesidades, las ofertas y los requerimientos del sector.

Juan José Calderón, presidente Comité de Arquitectura y Urbanismo: “Queremos transformar a Concepción en una ciudad inteligente”

Juan José Calderón, presidente Comité de Arquitectura y Urbanismo: “Queremos transformar a Concepción en una ciudad inteligente”

El profesional tendrá una agenda con un importante foco en acciones que aporten al desarrollo de la urbe penquista como una “Smart City”. Además, fortalecerá los conversatorios DOM-MINVU-CChC ampliándolos a asesoría urbana de los municipios de la Región e iniciará los grupos de trabajo de Sustentabilidad y Medio Ambiente y de Movilidad Sostenible.

El arquitecto Juan José Calderón se convirtió en el nuevo presidente del Comité de Arquitectura y Urbanismo (CAU) del gremio local para los próximos dos años. Un periodo que de apacible no tiene nada. En el cargo deberá abordar la tramitación al Plan Regulador Comunal de Concepción; la articulación del Encuentro Nacional de Arquitectos CChC, y los efectos pospandemia en el desarrollo urbanístico de la ciudad.

Sin embargo, al arquitecto de la Universidad del Bío-Bío, se le escucha tranquilo y entusiasmado con estos nuevos desafíos.

¿Cuál será el sello que pretende imprimirle a la gestión del Comité de Arquitectura?

La gestión de la Mesa Directiva del CAU se basará en el trabajo colaborativo enfocado en la idea de “Concepción Inteligente”. Para ello, primero es necesario construir una visión global de ciudad, centrada en la inclusión de los ciudadanos y sus oportunidades y luego instalar estrategias y acciones conducentes a relacionar a las organizaciones comunitarias, de transporte, infraestructura, patrimonio e instrumentos de planificación territorial. El sello de nuestra gestión estará en instalar la idea de transformar a Concepción en una “Smart City”.

¿Qué involucra ese concepto?

Una ciudad es inteligente cuando está centrada en la inclusión de los ciudadanos y sus oportunidades, utilizando el potencial de la tecnología y la innovación para promover, de manera eficiente, un desarrollo sostenible integrando la calidad de vida, gobernanza, economía, movilidad, sociedad y medio ambiente.

¿Concepción tiene las características de una Smart City?

Concepción y la intercomuna tienen condiciones favorables para convertirse en una ciudad inteligente: ciudadanos e instituciones comprometidas con la urbe; infraestructura e instituciones que implementan soluciones tecnológicas para mejorar la calidad de vida; digitalización de servicios y comercio, entre otras, características. Evidentemente, debemos superar los efectos de la pandemia para reactivar la economía y retomar las actividades que permitan trabajar en forma colaborativa.


¿En qué otros temas se enfocarán en este periodo?

La agenda del CAU tendrá como eje central conocer las iniciativas existentes en el Gran Concepción y en el país respeto de ciudades inteligentes, en los ámbitos público, privado y la academia. Además, continuaremos el estudio y actualización de los instrumentos de planificación territorial y las iniciativas respecto del patrimonio. Así como también fortaleceremos los conversatorios DOM-MINVU-CChC, ampliándolos a asesoría urbana e incluyendo a municipios de toda la Región.

En este periodo, también iniciaremos los grupos de trabajo de Sustentabilidad y Medio Ambiente y de Movilidad Sostenible y continuaremos colaborando con la organización del primer Encuentro Nacional de Arquitectos (ENARC) socios de la CChC.

La legislación establece que un PRC debe actualizarse cada 10 años, por lo tanto, es el momento de convocar a una mesa público-privada para construir un nuevo instrumento de ordenamiento territorial.

DISEÑAR UN NUEVO PLAN REGULADOR

Uno de los temas importantes del gremio local es la modificación al Plan Regulador Comunal de Concepción, donde el CAU propuso con fuerza el tema de la «Densificación Equilibrada» para la ciudad ¿continuarán en esa línea?

Por supuesto. Para hacer de Concepción una ciudad inteligente debemos establecer cambios positivos en los componentes del sistema urbano y sus relaciones. En este sentido, se hace necesario optimizar el sistema de transporte urbano para aumentar la conectividad y reducir la alta congestión vehicular que hoy tenemos; desincentivar el uso del automóvil para desplazamientos cortos e incentivar el uso de la bicicleta.

Asimismo, es fundamental mejorar los espacios públicos para consolidar las rutas peatonales. En definitiva, densificar en forma equilibrada para motivar a los ciudadanos a vivir en los centros urbanos y así reducir los grandes desplazamientos en tiempo y espacio hacia la periferia.

¿Siguen sosteniendo que la limitación de altura es inadecuada? ¿Por qué?

La altura es uno más de los aspectos que norma un plan regulador comunal y no puede abordarse en forma aislada, pues está en relación con otros aspectos que regulan las condiciones urbanísticas y de edificación en una comuna.


Es lógico que las ciudades crezcan en altura en torno a sus centros urbanos, dado que es ahí donde se concentra la mayoría de los servicios públicos y privados y los espacios públicos inclusivos. Por el contrario, crecer en altura hacia la periferia genera un aumento en los tiempos de traslado y en la congestión vehicular, asociada a la necesidad de transportar a más personas a la zona céntrica.

¿Cree que amerita un nuevo PRC para la comuna de Concepción?

El actual PRC de Concepción tiene una vigencia de 16 años en los que ha debido modificarse 15 veces. Esto es claramente una señal certera de que debe actualizarse, entendiendo su actualización como el diseño de un nuevo PRC. La legislación imperante establece que un PRC debe actualizarse cada 10 años, por tanto, es el momento de convocar a los actores de la ciudad a una mesa público-privada que incluya a todas las organizaciones para construir colaborativamente un nuevo PRC dentro del marco que la ley permite y obliga.

Debemos tener presente que una ciudad como el Gran Concepción es una estructura compleja que acoge un sistema de relaciones establecidas por la coexistencia de varias comunas, entonces se hace necesario revisar y actualizar cada PRC además del Plan Regulador Metropolitano Comunal (PRMC).

Ud. es conocido partidario del sistema BIM (Building Information Modeling) ¿Cuáles son los beneficios y por qué las empresas deberían adoptarlo?

Formo parte del directorio del BIM Forum Chile Bío-Bío, primera instancia técnica regional en torno a la metodología BIM.  Como arquitecto utilizo software de diseño paramétrico, que es la base tecnológica con que trabaja la metodología BIM, desde hace 15 años para el desarrollo de proyectos de arquitectura y para la coordinación con las especialidades.

La metodología BIM es aplicable a todo el ciclo de vida de las edificaciones y obras de infraestructura, es decir, diseño, construcción y operación, facilita la trazabilidad y comunicación de la información, reduce los imprevistos de obra y permite asegurar el cumplimiento de plazos.


Nuestro país es líder en la implementación de la metodología BIM en Latinoamérica, desde junio de 2019 contamos con un Estándar BIM para Proyectos Públicos, que se enmarca en el Plan Construye 2025 de CORFO, dentro del proceso de transformación digital en la industria de la construcción. Cada día más empresas han tomado conocimiento de los beneficios de implementar BIM para sus procesos, comprendiendo que paso a paso esto va migrando de ser una opción a ser una obligación.


¿Por qué no es un sistema masificado?

Actualmente no es una metodología masificada por tres factores: falta de capital humano calificado con conocimiento BIM, el costo inicial de implementación y la falta de adopción de todos los actores en la cadena de valor de la industria. Sin embargo, hoy existe mucha información, eventos y ejemplos de buenas prácticas del uso e implementación de esta metodología que permite comprender sus ventajas y decidir convertirse en usuario de BIM.

David Vásquez, presidente Comité de Vivienda: “En estos tiempos el país demanda agilidad y las empresas del sector tienen la capacidad de cumplir esta tarea”

David Vásquez, presidente Comité de Vivienda: “En estos tiempos el país demanda agilidad y las empresas del sector tienen la capacidad de cumplir esta tarea”

El dirigente argumenta que no hay excusa para adoptar una plena digitalización en el ámbito público. Frente al plan de recuperación económica del Gobierno, dice que la creación de mesas público-privadas deben ser una prioridad para mejorar la productividad y acelerar la concreción de proyectos. 

David Vásquez asume por segunda vez la presidencia del Comité de Vivienda en la CChC Concepción. Afirma que la gran ventaja de estar en el cargo nuevamente “es el conocimiento de la gestión interna y de la relación con los entes públicos y privados con los que se vincula el gremio, lo que hace que podamos entrar, en forma inmediata y sin pausa, a los aspectos más relevantes del quehacer del grupo de trabajo”.

¿Cuál será ese foco de su labor en este nuevo periodo?

El foco principal es producir siempre las mejores viviendas, donde se desarrolle la familia y con especial preocupación los grupos vulnerables, cuyo acceso depende en mayor medida de los subsidios y es a ellos a quienes debemos responder con viviendas de calidad.

Para esto debemos hacer el seguimiento de los aspectos normativos, tanto constructivos como de subsidios, dado que su constante renovación, modificación o aparición traen efectos importantes en los proyectos, familias y costos de las iniciativas.

También es relevante el esfuerzo y aporte para mejorar los procesos en el ámbito público, que optimicen la productividad y puedan disminuir la cantidad de documentación y horas profesionales mal asignadas, tanto de parte de las empresas, como del aparato estatal. Esta pandemia ha demostrado que hay un gran espacio para avanzar sin excusas, en el proceso de digitalización y despersonalización de muchas tareas; por lo que esperamos que ésta sea una oportunidad en medio de la situación sanitaria.

Otro énfasis es la preocupación por el recurso humano de las empresas socias. Debemos hacer un mayor esfuerzo para que conozcan y utilicen plenamente los beneficios del Área Social de la CChC, la más robusta en programas de todas las organizaciones gremiales empresariales, la que en este contexto de crisis económica, es una ayuda fundamental para quienes son parte fundamental de nuestras empresas.

¿El trabajo del Comité sufrirá cambios debido a la pandemia?

Todas las acciones van a estar influidas por la situación sanitaria, no hay manera de evitarlo. Esto nos debe llevar a nuevas y creativas formas de trabajar, buscando no perder productividad, empleos y, en general, mantener la actividad económica que nos permita salir con el menor daño posible de esta crisis que, de origen sanitario, nos pone en una de tipo económico y sobre todo social.

El trabajo de las empresas socias es muy intensivo en mano de obra y por lo tanto cada faena, demorada, paralizada o no iniciada, tiene un impacto en muchos hogares.

¿Qué temas específicos son los prioritarios hoy para el Comité?

En lo inmediato, es conocer en detalle los anuncios de asignaciones especiales en esta emergencia que apuntan a la reactivación y también las regulares de los distintos programas de subsidios. Estos programas son los que deben mover la actividad constructiva, como el DS 19 y el DS 49 que contemplan nuevas soluciones habitacionales, así como los programas destinados a los actuales propietarios mediante mejoras, ampliaciones o nuevos equipamientos, los que, junto con mejorar la calidad de vida de sus grupos familiares, generarán una inyección de recursos y empleos que se hace tan necesario.

También es tema de preocupación los impactos derivados de las restricciones de desplazamientos en las obras por cercos sanitarios o cuarentenas, lo que nos debe llevar a ser creativos buscando formas de amortiguar dicho efecto, sin arriesgar seguridad. Se ha demostrado que como rubro tenemos una menor tasa de contagio.

Las empresas de este Comité tienen bastante experiencia que debe ser aprovechada y puesto al servicio de los habitantes de la Región y del país.

RECUPERAR LA ECONOMÍA
El Plan de Reactivación del Gobierno se concentra en inversiones en infraestructura y vivienda. ¿Cómo espera que sea el trabajo del Comité para apoyar este plan? ¿En qué ámbitos puede intervenir el gremio?

El mejor aporte que podemos hacer es impregnarnos rápidamente de los contenidos y poner “manos a la obra” en ejecutar dichos programas. Tenemos los profesionales y experiencia para generar los proyectos, los cuales al tener financiamiento pueden generar la recuperación económica, pero, para ello también necesitamos que el sistema público esté en la misma sintonía.

El país demanda agilidad en estos tiempos críticos y las empresas, superando la burocracia, tienen la capacidad de cumplir su tarea, «necesitamos cancha» para desplegar lo que sabemos hacer.

Existe la posibilidad de conformar mesas público-privadas para llevar a cabo el seguimiento de proyectos de este plan en regiones, según se mencionó al dar a conocer esta megainiciativa ¿cómo puede el Comité aportar en este aspecto? 

La creación de mesas público-privadas que mejoren la productividad, disminuyan los tiempos de preparación y trámites, sin sacrificar calidad, no deben ser una posibilidad, sino una exigencia. El país lo necesita y como ha sido la tónica de este Comité, estaremos en todas las instancias que nos inviten y que podamos crear. Todo debe sumar en estos tiempos.

Las empresas del Comité tienen mucha experiencia que debe ser aprovechada y puesta al servicio de los habitantes de la Región y del país.

 

Teniendo en cuenta que ya fue presidente durante un periodo ¿Qué ventajas tiene a la hora de dirigir el Comité?  

La gran ventaja es el conocimiento de la gestión interna y en la relación con los entes públicos y privados con los que se vincula el gremio, lo que hace que podamos entrar en forma inmediata y sin pausa a los aspectos más relevantes del quehacer de este grupo de trabajo. Es una ventaja que uno de los vicepresidentes, también ha encabezado esta mesa anteriormente y el segundo vicepresidente, que si bien debuta en la Directiva es un profesional de dilatada experiencia constructiva, por lo que sin duda es un muy buen equipo. A la vez, es una mayor exigencia, pues con más experiencia se debe dar un mejor resultado y nos esforzaremos para ello. También es muy importante el mayor conocimiento y cercanía con los socios miembros del Comité, fruto de años de compartir y analizar nuestros temas comunes.