Rodrigo López, presidente del CIP: “Debemos prepararnos para un retorno con cambio en las necesidades y requerimientos del sector”

Rodrigo López, presidente del CIP: “Debemos prepararnos para un retorno con cambio en las necesidades y requerimientos del sector”

Para el nuevo presidente del CIP hoy es primordial un acercamiento con los socios y ser un puente de información para las empresas, de manera de disminuir la incertidumbre que genera la realidad planteada por la pandemia.

El constructor civil Rodrigo López ha estado vinculado a la CChC Concepción hace 30 años. En un inicio, se unió al gremio local como representante de una empresa y en las últimas dos décadas a través de su propia constructora.

Hoy es el nuevo presidente del Comité de Industriales y Proveedores (CIP) por el periodo 2020-2022, cargo que ya ocupó entre 1997 y 1999.

Asegura que uno de los desafíos de la nueva mesa directiva del Comité -que además integran los vicepresidentes Marcelo Pabst y Christian Trostel -es impulsar la participación pues “estoy convencido que cuando las relaciones mejoran se pueden lograr mayores iniciativas y avances”.

¿Qué temas le interesa abordar como prioritarios en el Comité?

Con la situación que vive el país, producto de la pandemia, y en particular el sector construcción, es de suma importancia conocer cómo están funcionando las empresas que integran el Comité. Ése será, sin duda, un eje de acción para abordar y así apoyar a nuestros socios.

¿De qué forma se puede ayudar a las empresas, desde el CIP?

Creo que lo fundamental es generar un acercamiento entre los miembros del Comité. Si bien las empresas son las que participan, ellas están representadas por personas. Por lo que es necesario conocernos, saber cómo los está afectando esta pandemia. Para eso, estamos estudiando la forma de reunirnos en grupos, con un estilo de conversatorio y así trabajar en conjunto ese aspecto. Estoy convencido que cuando las relaciones interpersonales mejoran, se pueden lograr más avances, porque se optimiza la participación y se generan confianzas.

En su gestión, la empatía será clave para salir adelante.

Lo más importante es no perder el contacto con cada miembro. Este largo confinamiento nos afecta a todos, no sólo en la parte laboral, sino también, en el aspecto personal. Cada individuo ha sentido esta pandemia de forma diferente. Creo que el gremio cumple una función importantísima de entregar toda la información de interés para el sector, de tal forma que al momento de tomar una decisión, el socio lo haga con conocimiento, con una menor incertidumbre que genera esta realidad y que le permita concretar la mejor opción.

Siendo un año complejo ¿qué iniciativas se pueden llevar a cabo?

Como mesa directiva queremos centrarnos en mirar a las empresas a través de quienes las representan. Establecer contactos y mantenernos cercanos, considerando lo difícil que es poder relacionarnos como antes. Es un desafío que nos propusimos abordar desde diferentes miradas y acciones.

Uno los temas que viene de la mesa anterior es posicionar a los proveedores como un eslabón fundamental para el sector. ¿Seguirá haciendo el esfuerzo por darle esa relevancia?

Todo el trabajo pasado generó un acercamiento con los demás comités gremiales y esa labor generó también una visibilización y posicionamiento del CIP, lo cual debemos esforzarnos en mantener e incrementar. Como ejemplo, el reciente paro de transportistas dejó en claro que los proveedores son una pieza fundamental en la cadena productiva. En este tipo de crisis, se demostró que somos un eslabón importante y que si falla alguno, todo el resto se ve afectado.

“Conocer cómo les afecta la crisis a los socios es fundamental para avanzar en las tareas del sector. Este será un eje para apoyar a quienes son parte de este grupo de trabajo”.

EL IMPACTO PARA PROVEEDORES

¿Hará énfasis en tener una relación fluida con los demás comités?

En este punto no puedo dejar de darle las gracias a las mujeres que lideraron varios Comités y que generaron los puentes para acercarnos, manteniendo la individualidad e intereses de cada uno de ellos, pero, a la vez, con una mirada de trabajo global e integradora.

Acercarnos con otros grupos de trabajo genera sinergia y mejora la visión gremial que cada socio debiera tener; claramente, pondremos nuestro esfuerzo en seguir profundizando la relación con los demás comités.

¿Qué efectos tienen las medidas de cuarentena para proveedores e industriales?

Las cuarentenas afectan de diferentes formas y con mayor o menor intensidad, a los miembros del CIP. Por ejemplo, afectan la producción, al no tener a todos los colaboradores al 100%, por problemas de salud o movilidad (problemas de transporte). Las barreras sanitarias y todos los permisos que pide la autoridad para poder funcionar, bajo estas restricciones, generan problemas en la productividad, costos y retrasos en las entregas, por nombrar algunos.

Según lo que le manifiestan los socios del CIP ¿han sentido el menor ritmo en la construcción?

Todos han resentido este tema, hay muchos proyectos detenidos, otros postergados y por supuesto algunos que se han descartado por completo. Las expectativas de venta dependen directamente del crecimiento del sector y hoy están muy resentidas. Debemos estar muy atentos como se desarrolla esta pandemia y prepararnos para cuando podamos trabajar normalmente, bajo un esquema diferente en donde, sin duda, se habrán modificado las necesidades, las ofertas y los requerimientos del sector.

Juan José Calderón, presidente Comité de Arquitectura y Urbanismo: “Queremos transformar a Concepción en una ciudad inteligente”

Juan José Calderón, presidente Comité de Arquitectura y Urbanismo: “Queremos transformar a Concepción en una ciudad inteligente”

El profesional tendrá una agenda con un importante foco en acciones que aporten al desarrollo de la urbe penquista como una “Smart City”. Además, fortalecerá los conversatorios DOM-MINVU-CChC ampliándolos a asesoría urbana de los municipios de la Región e iniciará los grupos de trabajo de Sustentabilidad y Medio Ambiente y de Movilidad Sostenible.

El arquitecto Juan José Calderón se convirtió en el nuevo presidente del Comité de Arquitectura y Urbanismo (CAU) del gremio local para los próximos dos años. Un periodo que de apacible no tiene nada. En el cargo deberá abordar la tramitación al Plan Regulador Comunal de Concepción; la articulación del Encuentro Nacional de Arquitectos CChC, y los efectos pospandemia en el desarrollo urbanístico de la ciudad.

Sin embargo, al arquitecto de la Universidad del Bío-Bío, se le escucha tranquilo y entusiasmado con estos nuevos desafíos.

¿Cuál será el sello que pretende imprimirle a la gestión del Comité de Arquitectura?

La gestión de la Mesa Directiva del CAU se basará en el trabajo colaborativo enfocado en la idea de “Concepción Inteligente”. Para ello, primero es necesario construir una visión global de ciudad, centrada en la inclusión de los ciudadanos y sus oportunidades y luego instalar estrategias y acciones conducentes a relacionar a las organizaciones comunitarias, de transporte, infraestructura, patrimonio e instrumentos de planificación territorial. El sello de nuestra gestión estará en instalar la idea de transformar a Concepción en una “Smart City”.

¿Qué involucra ese concepto?

Una ciudad es inteligente cuando está centrada en la inclusión de los ciudadanos y sus oportunidades, utilizando el potencial de la tecnología y la innovación para promover, de manera eficiente, un desarrollo sostenible integrando la calidad de vida, gobernanza, economía, movilidad, sociedad y medio ambiente.

¿Concepción tiene las características de una Smart City?

Concepción y la intercomuna tienen condiciones favorables para convertirse en una ciudad inteligente: ciudadanos e instituciones comprometidas con la urbe; infraestructura e instituciones que implementan soluciones tecnológicas para mejorar la calidad de vida; digitalización de servicios y comercio, entre otras, características. Evidentemente, debemos superar los efectos de la pandemia para reactivar la economía y retomar las actividades que permitan trabajar en forma colaborativa.


¿En qué otros temas se enfocarán en este periodo?

La agenda del CAU tendrá como eje central conocer las iniciativas existentes en el Gran Concepción y en el país respeto de ciudades inteligentes, en los ámbitos público, privado y la academia. Además, continuaremos el estudio y actualización de los instrumentos de planificación territorial y las iniciativas respecto del patrimonio. Así como también fortaleceremos los conversatorios DOM-MINVU-CChC, ampliándolos a asesoría urbana e incluyendo a municipios de toda la Región.

En este periodo, también iniciaremos los grupos de trabajo de Sustentabilidad y Medio Ambiente y de Movilidad Sostenible y continuaremos colaborando con la organización del primer Encuentro Nacional de Arquitectos (ENARC) socios de la CChC.

La legislación establece que un PRC debe actualizarse cada 10 años, por lo tanto, es el momento de convocar a una mesa público-privada para construir un nuevo instrumento de ordenamiento territorial.

DISEÑAR UN NUEVO PLAN REGULADOR

Uno de los temas importantes del gremio local es la modificación al Plan Regulador Comunal de Concepción, donde el CAU propuso con fuerza el tema de la «Densificación Equilibrada» para la ciudad ¿continuarán en esa línea?

Por supuesto. Para hacer de Concepción una ciudad inteligente debemos establecer cambios positivos en los componentes del sistema urbano y sus relaciones. En este sentido, se hace necesario optimizar el sistema de transporte urbano para aumentar la conectividad y reducir la alta congestión vehicular que hoy tenemos; desincentivar el uso del automóvil para desplazamientos cortos e incentivar el uso de la bicicleta.

Asimismo, es fundamental mejorar los espacios públicos para consolidar las rutas peatonales. En definitiva, densificar en forma equilibrada para motivar a los ciudadanos a vivir en los centros urbanos y así reducir los grandes desplazamientos en tiempo y espacio hacia la periferia.

¿Siguen sosteniendo que la limitación de altura es inadecuada? ¿Por qué?

La altura es uno más de los aspectos que norma un plan regulador comunal y no puede abordarse en forma aislada, pues está en relación con otros aspectos que regulan las condiciones urbanísticas y de edificación en una comuna.


Es lógico que las ciudades crezcan en altura en torno a sus centros urbanos, dado que es ahí donde se concentra la mayoría de los servicios públicos y privados y los espacios públicos inclusivos. Por el contrario, crecer en altura hacia la periferia genera un aumento en los tiempos de traslado y en la congestión vehicular, asociada a la necesidad de transportar a más personas a la zona céntrica.

¿Cree que amerita un nuevo PRC para la comuna de Concepción?

El actual PRC de Concepción tiene una vigencia de 16 años en los que ha debido modificarse 15 veces. Esto es claramente una señal certera de que debe actualizarse, entendiendo su actualización como el diseño de un nuevo PRC. La legislación imperante establece que un PRC debe actualizarse cada 10 años, por tanto, es el momento de convocar a los actores de la ciudad a una mesa público-privada que incluya a todas las organizaciones para construir colaborativamente un nuevo PRC dentro del marco que la ley permite y obliga.

Debemos tener presente que una ciudad como el Gran Concepción es una estructura compleja que acoge un sistema de relaciones establecidas por la coexistencia de varias comunas, entonces se hace necesario revisar y actualizar cada PRC además del Plan Regulador Metropolitano Comunal (PRMC).

Ud. es conocido partidario del sistema BIM (Building Information Modeling) ¿Cuáles son los beneficios y por qué las empresas deberían adoptarlo?

Formo parte del directorio del BIM Forum Chile Bío-Bío, primera instancia técnica regional en torno a la metodología BIM.  Como arquitecto utilizo software de diseño paramétrico, que es la base tecnológica con que trabaja la metodología BIM, desde hace 15 años para el desarrollo de proyectos de arquitectura y para la coordinación con las especialidades.

La metodología BIM es aplicable a todo el ciclo de vida de las edificaciones y obras de infraestructura, es decir, diseño, construcción y operación, facilita la trazabilidad y comunicación de la información, reduce los imprevistos de obra y permite asegurar el cumplimiento de plazos.


Nuestro país es líder en la implementación de la metodología BIM en Latinoamérica, desde junio de 2019 contamos con un Estándar BIM para Proyectos Públicos, que se enmarca en el Plan Construye 2025 de CORFO, dentro del proceso de transformación digital en la industria de la construcción. Cada día más empresas han tomado conocimiento de los beneficios de implementar BIM para sus procesos, comprendiendo que paso a paso esto va migrando de ser una opción a ser una obligación.


¿Por qué no es un sistema masificado?

Actualmente no es una metodología masificada por tres factores: falta de capital humano calificado con conocimiento BIM, el costo inicial de implementación y la falta de adopción de todos los actores en la cadena de valor de la industria. Sin embargo, hoy existe mucha información, eventos y ejemplos de buenas prácticas del uso e implementación de esta metodología que permite comprender sus ventajas y decidir convertirse en usuario de BIM.

David Vásquez, presidente Comité de Vivienda: “En estos tiempos el país demanda agilidad y las empresas del sector tienen la capacidad de cumplir esta tarea”

David Vásquez, presidente Comité de Vivienda: “En estos tiempos el país demanda agilidad y las empresas del sector tienen la capacidad de cumplir esta tarea”

El dirigente argumenta que no hay excusa para adoptar una plena digitalización en el ámbito público. Frente al plan de recuperación económica del Gobierno, dice que la creación de mesas público-privadas deben ser una prioridad para mejorar la productividad y acelerar la concreción de proyectos. 

David Vásquez asume por segunda vez la presidencia del Comité de Vivienda en la CChC Concepción. Afirma que la gran ventaja de estar en el cargo nuevamente “es el conocimiento de la gestión interna y de la relación con los entes públicos y privados con los que se vincula el gremio, lo que hace que podamos entrar, en forma inmediata y sin pausa, a los aspectos más relevantes del quehacer del grupo de trabajo”.

¿Cuál será ese foco de su labor en este nuevo periodo?

El foco principal es producir siempre las mejores viviendas, donde se desarrolle la familia y con especial preocupación los grupos vulnerables, cuyo acceso depende en mayor medida de los subsidios y es a ellos a quienes debemos responder con viviendas de calidad.

Para esto debemos hacer el seguimiento de los aspectos normativos, tanto constructivos como de subsidios, dado que su constante renovación, modificación o aparición traen efectos importantes en los proyectos, familias y costos de las iniciativas.

También es relevante el esfuerzo y aporte para mejorar los procesos en el ámbito público, que optimicen la productividad y puedan disminuir la cantidad de documentación y horas profesionales mal asignadas, tanto de parte de las empresas, como del aparato estatal. Esta pandemia ha demostrado que hay un gran espacio para avanzar sin excusas, en el proceso de digitalización y despersonalización de muchas tareas; por lo que esperamos que ésta sea una oportunidad en medio de la situación sanitaria.

Otro énfasis es la preocupación por el recurso humano de las empresas socias. Debemos hacer un mayor esfuerzo para que conozcan y utilicen plenamente los beneficios del Área Social de la CChC, la más robusta en programas de todas las organizaciones gremiales empresariales, la que en este contexto de crisis económica, es una ayuda fundamental para quienes son parte fundamental de nuestras empresas.

¿El trabajo del Comité sufrirá cambios debido a la pandemia?

Todas las acciones van a estar influidas por la situación sanitaria, no hay manera de evitarlo. Esto nos debe llevar a nuevas y creativas formas de trabajar, buscando no perder productividad, empleos y, en general, mantener la actividad económica que nos permita salir con el menor daño posible de esta crisis que, de origen sanitario, nos pone en una de tipo económico y sobre todo social.

El trabajo de las empresas socias es muy intensivo en mano de obra y por lo tanto cada faena, demorada, paralizada o no iniciada, tiene un impacto en muchos hogares.

¿Qué temas específicos son los prioritarios hoy para el Comité?

En lo inmediato, es conocer en detalle los anuncios de asignaciones especiales en esta emergencia que apuntan a la reactivación y también las regulares de los distintos programas de subsidios. Estos programas son los que deben mover la actividad constructiva, como el DS 19 y el DS 49 que contemplan nuevas soluciones habitacionales, así como los programas destinados a los actuales propietarios mediante mejoras, ampliaciones o nuevos equipamientos, los que, junto con mejorar la calidad de vida de sus grupos familiares, generarán una inyección de recursos y empleos que se hace tan necesario.

También es tema de preocupación los impactos derivados de las restricciones de desplazamientos en las obras por cercos sanitarios o cuarentenas, lo que nos debe llevar a ser creativos buscando formas de amortiguar dicho efecto, sin arriesgar seguridad. Se ha demostrado que como rubro tenemos una menor tasa de contagio.

Las empresas de este Comité tienen bastante experiencia que debe ser aprovechada y puesto al servicio de los habitantes de la Región y del país.

RECUPERAR LA ECONOMÍA
El Plan de Reactivación del Gobierno se concentra en inversiones en infraestructura y vivienda. ¿Cómo espera que sea el trabajo del Comité para apoyar este plan? ¿En qué ámbitos puede intervenir el gremio?

El mejor aporte que podemos hacer es impregnarnos rápidamente de los contenidos y poner “manos a la obra” en ejecutar dichos programas. Tenemos los profesionales y experiencia para generar los proyectos, los cuales al tener financiamiento pueden generar la recuperación económica, pero, para ello también necesitamos que el sistema público esté en la misma sintonía.

El país demanda agilidad en estos tiempos críticos y las empresas, superando la burocracia, tienen la capacidad de cumplir su tarea, «necesitamos cancha» para desplegar lo que sabemos hacer.

Existe la posibilidad de conformar mesas público-privadas para llevar a cabo el seguimiento de proyectos de este plan en regiones, según se mencionó al dar a conocer esta megainiciativa ¿cómo puede el Comité aportar en este aspecto? 

La creación de mesas público-privadas que mejoren la productividad, disminuyan los tiempos de preparación y trámites, sin sacrificar calidad, no deben ser una posibilidad, sino una exigencia. El país lo necesita y como ha sido la tónica de este Comité, estaremos en todas las instancias que nos inviten y que podamos crear. Todo debe sumar en estos tiempos.

Las empresas del Comité tienen mucha experiencia que debe ser aprovechada y puesta al servicio de los habitantes de la Región y del país.

 

Teniendo en cuenta que ya fue presidente durante un periodo ¿Qué ventajas tiene a la hora de dirigir el Comité?  

La gran ventaja es el conocimiento de la gestión interna y en la relación con los entes públicos y privados con los que se vincula el gremio, lo que hace que podamos entrar en forma inmediata y sin pausa a los aspectos más relevantes del quehacer de este grupo de trabajo. Es una ventaja que uno de los vicepresidentes, también ha encabezado esta mesa anteriormente y el segundo vicepresidente, que si bien debuta en la Directiva es un profesional de dilatada experiencia constructiva, por lo que sin duda es un muy buen equipo. A la vez, es una mayor exigencia, pues con más experiencia se debe dar un mejor resultado y nos esforzaremos para ello. También es muy importante el mayor conocimiento y cercanía con los socios miembros del Comité, fruto de años de compartir y analizar nuestros temas comunes.

Luis Vernier, Proes Spa: “El protocolo nos permitió continuar con altos estándares sanitarios”

Luis Vernier, Proes Spa: “El protocolo nos permitió continuar con altos estándares sanitarios”

La empresa dedicada a la estabilización y construcción de bases para caminos optó por el teletrabajo para afrontar la crisis sanitaria. Además, comenta el gerente de operaciones, contar con un protocolo de este tipo es fundamental para que se inicien las actividades que impulsen una reactivación de la economía.

¿Desde cuándo implementan el Protocolo Sanitario propuesto por la CChC?

Este compromiso sanitario lo aplicamos hace aproximadamente dos meses.

¿Actualmente a qué estructuras de la empresa u obras lo aplican?

Teníamos en terreno una obra que finalizamos en abril y desde esa fecha no hemos ejecutado otra de este tipo, por lo que hoy el protocolo lo aplicamos, específicamente, a nuestra unidad de laboratorio que se preocupa del desarrollo de ensayo de mecánica de suelos.

Por qué deciden sumarse, de todas maneras, a este compromiso sanitario?

Porque nos parece una medida adecuada para las obras, especialmente, las de mayor envergadura que requieren de una dotación aumentada y coordinar distintos procesos y operaciones, como las que hemos desarrollado. Son normas que apoyan la labor en medio de la contingencia que se vive a nivel país y en el mundo.

¿Qué valor le otorgan a este protocolo en la empresa?

Permite sistematizar medidas preventivas en el cuidado y bienestar de nuestro personal y evitar los impactos sobre terceros.

¿Cómo ha sido la implementación del protocolo?

Dada la reducida dotación de nuestra empresa, ha sido sencillo, más aún cuando en estas condiciones nos encontramos sin mayores actividades presenciales y principalmente mediante el desempeño de teletrabajo.

Además, nosotros ya veníamos trabajando con estándares de prevención bastante rigurosos, puesto que nuestros mandantes mantenían modelos altos en términos de seguridad y protección que nosotros aplicábamos a las obras. Por ello, el protocolo nos permitió continuar con esas prácticas.

¿Qué beneficios han tenido como empresa el contar con este tipo de protocolo?

Creemos que es muy positivo para toda empresa, sobre todo, cuando esperamos que en poco tiempo más se inicien actividades que impulsen la reactivación de la economía. Por lo tanto, es fundamental disponer de medidas que preventivas que eviten un eventual rebrote.

Mario Yubini, constructora Yubini Araya y Cía.: “Hemos tenido resultados muy favorables con la aplicación del Protocolo Sanitario”

Mario Yubini, constructora Yubini Araya y Cía.: “Hemos tenido resultados muy favorables con la aplicación del Protocolo Sanitario”

La empresa dedicada a la edificación de viviendas privadas y públicas implementa desde junio el compromiso sanitario que impulsa la CChC, con cero positividad de casos en obra. El gerente general afirma que “como equipo hemos tratado de aplicar el máximo de las medidas que incluye este protocolo”.

¿Desde cuándo implementan el Protocolo Sanitario del Sector Construcción?

Internamente, comenzamos a implementar protocolos desde abril, en colaboración con nuestros asesores de la Mutual de Seguridad CChC y desde junio nos adherimos al Protocolo Sanitario que impulsa el gremio para el sector construcción.

¿A qué unidades de la empresa u obras aplican este protocolo?

Se aplica al área de Administración y Recursos Humanos de la constructora y a nuestra obra Condominio Alemania 2020 que estamos ejecutando en la ciudad de Los Ángeles.

¿Por qué decidieron implementar este conjunto de normas?

Como empresa siempre nos hemos dedicado a implementar el cien por ciento de los programas que vayan en ayuda del bienestar de nuestros colaboradores. Sabemos que esto es un compromiso con su vida y su salud, ya que son parte fundamental en nuestras obras.

¿Qué beneficios tiene para la empresa este protocolo sanitario?

Es un gran beneficio, en primer lugar, para nuestros colaboradores. Con el protocolo hemos podido capacitar a nuestros equipos de trabajo en base a las normas y recomendaciones que incluye el compromiso sanitario. Éstos han aprendido a guiar de manera segura a sus cuadrillas de trabajo, realizando un control diario de la línea de supervisión a los trabajadores, en medidas como la importancia del lavado de manos; la higiene personal, ya sea en el lugar de trabajo o en su vida cotidiana; la relevancia de mantener la distancia y, sobre todo, en los riesgos que conlleva el no cumplimento de todo esto.

¿Qué valor le asignan al protocolo los trabajadores y líderes de la empresa?

Nuestros colaboradores están conscientes de la preocupación de los diferentes organismos que contribuyen a la prevención, ya sea la CChC, en el caso de este protocolo o la Mutual de Seguridad. Además, agradecen a la empresa por entregar herramientas necesarias para poder cuidar su integridad y la de sus familias.

¿Cómo han desarrollado la implementación del protocolo?

Para su aplicación se ha trabajo en conjunto con nuestra línea de supervisión y el resultado, a la fecha, ha sido muy favorable, puesto que, tenemos cero contagiados, ni presencia de síntomas en la obra donde implementamos el protocolo. Como equipo hemos tratado de incorporar al máximo los puntos descritos en este compromiso sanitario, como la habilitación de zona de aislados, para casos sospechosos; subdivisión de comedores a 1,5 metros de distancia, disposición de lavados de manos en obra, áreas de punto fijo de alcohol gel, y línea de supervisión en terreno.

Así como también se dispone de mascarillas al ingreso del personal nuevo, toma de temperaturas y aplicación de desinfectante en el acceso de la obra. Se aumentó la limpieza diaria de comedores, vestidores, bodegas y oficinas.

Se realiza la desinfección de herramientas al finalizar turnos, sanitización de espacios comunes por una empresa certificada y se efectúan capacitaciones de protocolo Covid-19 con reuniones para una mejora continua de las condiciones.

Rodrigo Cárdenas, constructora Guindo Santo: “Es un protocolo muy relacionado con la solidaridad laboral entre trabajadores y empresa”

Rodrigo Cárdenas, constructora Guindo Santo: “Es un protocolo muy relacionado con la solidaridad laboral entre trabajadores y empresa”

El gerente de operaciones afirma que entre los objetivos para sumarse al compromiso sanitario está lograr un cambio conductual entre los trabajadores, mejorar el liderazgo de los mandos medios y proyectar el cumplimiento en la ejecución de las obras.

¿Desde cuándo implementan el Protocolo Sanitario impulsado por la CChC?

Se comienza a aplicar a partir del 15 de marzo, cuando comenzamos a dimensionar los primeros indicios de posibilidad masiva de contagio de Covid-19; por lo cual, nos preocupamos de incorporar información en cómo tratar de controlar los contagios en las obras, gestionando reuniones de administración y la conformación de comités de emergencias.

Con esto aplicamos protocolos, procedimientos, solicitud de insumos y E.P.P. necesarios para lograr seguir las indicaciones, prestaciones otorgadas por Mutual de Seguridad y documentación asociada a la seremi de salud y la CChC, para el control de la pandemia.

¿A qué obras o unidades de la empresa aplican este protocolo?

Se aplica a todo el personal directo, indirecto y externo que preste servicios para la constructora. Actualmente, tenemos activas 4 obras con protocolos, procedimientos y planes de acción. Estos son difundidos en todos los proyectos donde permanezca personal activo para lograr mantener el cumplimiento de las normativas.

Tenemos 2 obras en Los Ángeles; una en Concepción y otra en San Pedro de la Paz. En total están protegidos 176 trabajadores directos y 125 indirectos (contratistas).

¿Por qué decidieron unirse a este compromiso sanitario?

Entre los objetivos necesitábamos más claridad en la entrega de instrucciones a la masa laboral, para poder generar un cambio de conducta real, que requiere la mano de obra. Además, para educar a nuestra línea de mando, en cómo se debe ejercer un liderazgo positivo y para manejar situaciones de riesgo al interior de las obras ante un posible contagio. Pero también es importante para crecer como grupo y así poder cumplir con los objetivos propuestos del proyecto.

¿Se han logrado esos objetivos? ¿Cómo ha sido la implementación de este protocolo?

La implementación no ha sido fácil, ya que contamos con obras donde existe bastante personal de áreas vulnerables, que no manejan el autocuidado como una responsabilidad social y de bien común, que les cuesta aceptar el desafío de trabajar propensos a una enfermedad, potencialmente, mortal y que cualquiera puede estar en riesgo de ser contagiado.

Es ahí cuando se visualizan los problemas personales versus las dificultades de la obra, es decir, trabajadores con familias contagiadas y la presencia de un posible desempleo frente a lo que el trabajador debe enfrentar en terreno.

Al contrario de las obras con menor dotación, en las cuales nuestros trabajadores han adoptado un cambio de conducta, ya que saben que deben cuidarse ellos y sus familias, así también, como la fuente laboral, cumpliendo con los requisitos y exigencias de nuestros protocolos, los que requieren un trabajo en equipo, constancia y el seguimiento de los controles rutinarios.

¿Qué aspectos destacaría de este protocolo?

Es un protocolo muy relacionado con la solidaridad laboral entre los trabajadores y la empresa, con la finalidad de asegurar la salud de los trabajadores, sus familias y principalmente en lo posible, no afectar el ingreso familiar, a pesar de la incertidumbre por el masivo cierre de obras que se ha dado en el sector de la construcción.

¿Qué valor le asignan los líderes de la empresa a este protocolo?

Están muy integrados y todos entregan los recursos necesarios para cumplirlo. Se respaldan las acciones preventivas que se toman en las obras y para ello generamos reuniones de teletrabajo dando a conocer cuáles son los avances de los proyectos y la gestión de control para el Covid-19. Se realiza un trabajo conjunto entre el Coordinador de Prevención de Riesgos, directores de obras y la administración general, para cumplir con los criterios sanitarios.