Edgardo Contreras, Ingeniería y Construcción EDCO: “Como empresa debemos ser responsables y así ayudar a bajar la tasa de contagios”

Edgardo Contreras, Ingeniería y Construcción EDCO: “Como empresa debemos ser responsables y así ayudar a bajar la tasa de contagios”

El gerente general de la firma constructora explica su visión frente al rol de las empresas del sector en la coyuntura. Dice que es clave instalar medidas sanitarias, como este protocolo, para evitar el posible cierre de obras y la pérdida de fuentes de trabajo.

¿Por qué deciden aplicar este protocolo sanitario en la empresa?

Se aplicaron los protocolos emanados de la autoridad sanitaria cuando el país ingresó a la fase 4 de la pandemia, en marzo pasado. Desde ahí hemos incluido todas las metodologías que ayuden a evitar contagios, como el protocolo del sector construcción impulsado por la CChC. Para dar cumplimiento con la legislación vigente, nos hemos sometido a fiscalizaciones por parte del Ministerio de Salud, además de prevenir contagios al interior de nuestra oficina y obras, con el fin de cuidar la salud de quienes trabajamos y sus familias, evitando además un posible cierre de nuestras dependencias, lo que llevaría a nuestros trabajadores a que perdieran sus fuentes de trabajo.

¿Qué importancia le asignan a este tipo de normas?

Nuestro país y a nivel mundial atravesamos una pandemia sin precedentes. Por lo tanto, es fundamental mantener todas las medidas sanitarias, de acuerdo a los protocolos vigentes. Incorporamos además la supervisión médica, de un profesional que nos asiste y orienta frente a cualquier duda con nuestros trabajadores. Debido a la alta tasa de contagios del país, como empresa debemos ser conscientes y responsables en ayudar a bajar dicha tasa y, de esta forma, cuidar a nuestros trabajadores y sus familias.

¿A qué obras aplican el protocolo del sector construcción?

Actualmente, tenemos las obras edificio Cano de Aponte en Concepción y edificio Plaza Victoria, en Chillán, en pleno funcionamiento y con aplicación de este protocolo y las medidas que exige la autoridad. Además, es implementado en la oficina central y salas de ventas, que se mantienen con medidas preventivas como horarios restringidos, uso permanente de mascarillas, distanciamiento físico (un trabajador por oficina), sanitización, teletrabajo en la medida de lo posible y traslado de trabajadores que no cuenten con la propia, evitando uso de movilización pública.

¿A cuántos trabajadores se está protegiendo?

En obra Cano del Ponte a 64 trabajadores directos y 32 indirectos (contratistas). En obra Plaza Victoria, tres trabajadores directos. En tanto, en la oficina central, 18 personas.

¿Cómo ha sido la implementación del protocolo?

En un principio por falta de información fue complejo, debido a la incertidumbre que se genera afrontar una nueva pandemia. Por lo cual, no fue sencillo llevar a cabo todas las medidas que actualmente hemos adoptado.

Jessica Osben, constructora Magnov: “Los trabajadores hacen un esfuerzo y respetan las normas para evitar los contagios”

Jessica Osben, constructora Magnov: “Los trabajadores hacen un esfuerzo y respetan las normas para evitar los contagios”

Desde el 15 de mayo que la empresa implementó el protocolo sanitario del sector construcción. La supervisora en terreno destaca que las recomendaciones impulsadas por el gremio les ayudaron a reforzar las medidas exigidas en la normativa sanitaria y laboral, en tiempos de pandemia.

¿Por qué deciden implementar este protocolo sanitario?

El objetivo es, por supuesto, disminuir la probabilidad de contagio de covid-19. Pero, sobre todo velar por la salud de los trabajadores y sus familias, educándolos acerca de esta pandemia y presentándoles las medidas de control en caso de existir alguna sospecha de contagio al interior de una obra.

¿En qué unidades de la empresa aplicaron este protocolo?

El protocolo lo aplicamos a una obra de mejoramiento de una plazoleta que ejecutamos en Hualpén, con cerca de 10 trabajadores. Además, se instruyó tanto a trabajadores como a residentes y a inspecciones externas para que cumplan estas normas. Así como también, a nuestra oficina central.

¿Qué valor le asignan a este protocolo, tanto los trabajadores como los líderes de la empresa?

Es prioridad, por lo que además estamos informados y manteniendo al tanto a los trabajadores de las medidas que involucra, pero además de las actualizaciones y restricciones decretadas por la autoridad.

¿Cómo ha sido la implementación de las medidas de este conjunto de normas?

El estricto cumplimiento de las recomendaciones sanitarias asociadas al covid-19 se complejiza respecto de la medida de trabajar con distanciamiento físico entre pares. Especialmente en obras, ya sea, por la naturaleza del trabajo en equipo que involucra una faena y de la actividad constructiva en general. Sin embargo, los trabajadores hacen un esfuerzo se respetan y empatizan en cumplirlo, con el fin común que es evitar los contagios.

Antes de implementar este protocolo ¿aplicaban otras medidas de prevención?
Nos regíamos cumpliendo la Normativa Sanitaria y Laboral, por lo que el protocolo complementó lo anterior y nos ayudó a reforzar lo implementado previamente.

 

David Permuth, gerente de operaciones Construcciones y Servicios Lanalhue: “El protocolo sanitario ayuda a estandarizar procesos en las obras”

David Permuth, gerente de operaciones Construcciones y Servicios Lanalhue: “El protocolo sanitario ayuda a estandarizar procesos en las obras”

La empresa es socia de la CChC Concepción desde hace una década y fue una de las primeras en ratificar su compromiso gremial al adherirse a este conjunto de normas. El ejecutivo señala que tanto trabajadores como líderes de la organización valoran este protocolo.    

¿Por qué deciden firmar el compromiso del Protocolo Sanitario del Sector Construcción?

Somos una empresa de construcción, principalmente de redes de agua potable, y además realizamos prestación de servicios a través del arriendo de maquinaria pesada. Como ejecutamos más de una faena, con distintos mandantes, el protocolo sanitario es una herramienta que nos ayudó a estandarizar y controlar procesos; además de comparar procedimientos propios.

Por ello, le asignamos una alta valoración.

¿A qué obras aplican a este protocolo de prevención?

El protocolo lo aplicamos a dos proyectos de Agua Potable Rural, ubicados en Río Negro, en la provincia de Osorno y en Colegual, un poblado de la comuna de Los Lagos, ambos en esa región. Como también a una faena industrial portuaria en la región del Biobío. Con una totalidad de 50 trabajadores.

Teniendo en cuenta la naturaleza distinta de las obras ¿cómo ha sido la implementación del protocolo?

Anteriormente ya veníamos trabajando con algunas normas de prevención para evitar contagios, en especial en el área industrial, promovido por nuestros mandantes. Todo nuevo hábito tiene algún grado de complejidad y además no son cambios menores, ya que, debido a la contingencia, se implementaron de forma rápida y con sentido de urgencia.

Sin embargo, los trabajadores comparten la idea de que es por el bien propio, lo que facilita su aplicación, pues se genera un autocontrol interno y espontáneo entre ellos.

Los trabajadores tienen un alto compromiso ¿ocurre lo mismo con los líderes de la empresa?

Por supuesto que también existe un alto compromiso. Los cargos directivos tienen claridad de que comprometerse con el protocolo y cumplir sus normas es la única forma de continuar operando bajo la actual contingencia.

 

Oscar Ramírez, jefe del Departamento de Prevención de Riesgos de constructora Andes: “El protocolo nos ha permitido mantener el desarrollo normal de las obras”

Oscar Ramírez, jefe del Departamento de Prevención de Riesgos de constructora Andes: “El protocolo nos ha permitido mantener el desarrollo normal de las obras”

La empresa, dedicada a la edificación de obras civiles y edificios públicos, tiene cinco obras adheridas al Protocolo Sanitario, impulsado por la CChC. El profesional señala que comprometerse con estas normas “es una tarea diaria que realiza incansablemente todo el equipo”.

¿Desde cuándo aplican el Protocolo Sanitario del Sector Construcción? y ¿cuántas obras están comprometidas?

Nos adherimos al protocolo sanitario el 15 de mayo y lo aplicamos en cada una de nuestras obras activas. En total, ya son 5 las obras que cuentan con la implementación de la iniciativa sanitaria.

 

¿Tenían programas de prevención para la pandemia, previo al Protocolo Sanitario?

Sí. Teníamos un Plan de Acción covid-19 implementado desde marzo. Esto ayudó a tener varias medidas preventivas implementadas. La adhesión al protocolo sanitario complementó lo que veníamos ejecutando y su aplicación se hizo más rápida.

 

¿Qué valor le asignan a este protocolo sanitario?

Nos comprometimos con el protocolo sanitario porque nuestro compromiso con la situación actual de la pandemia, es hacer esfuerzos por reducir la probabilidad de contagio de nuestros colaboradores y de sus familias y, a la vez, mantener el empleo de cada uno de ellos.

 

A este conjunto de normas y recomendaciones le asignamos una importancia prioritaria. Ninguna actividad se desarrolla en obra, sin previa atención a las medidas para prevenir el contagio, desde antes que el trabajador haga ingreso a la obra y hasta la salida de ésta, cada uno sigue las recomendaciones descritas en este protocolo.

 

¿Cómo ha funcionado su implementación?

La implementación ha sido rápida. Reitero que no se inician actividades sin previa atención a cada recomendación del protocolo sanitario.

 

Su aplicación no sería posible sin el seguimiento diario que se realiza en cada obra. Pese a que hay una cultura, aún se debe continuar reforzando en cada trabajador. No es fácil formar en ellos hábitos en el corto plazo. Esto es una tarea diaria para todo el equipo, en la cual hay que seguir trabajando incansablemente. Pero, a casi un mes de haber adherido al protocolo, hemos visto cambios conductuales en cada colaborador y eso nos permite hoy a la fecha poder continuar con el desarrollo normal de las obras.

 

¿Cuáles son los aspectos que más ha constado en los trabajadores?

Lo más complejo tiene que ver con la formación de hábitos. Además, los trabajadores del rubro de la construcción son una especialidad muy unida, por lo que hablarles de distanciamiento físico no es sencillo. Hay que separar a los amigos, muchas veces trabajan en familia, entonces, insisto, que es indispensable la entrega de información actualizada y el seguimiento diario de todo el personal.

 

Alejandro Lavín, gerente general, Lavin Fire Proteccion: “Es vital proteger el capital humano y dar continuidad a la prestación de servicios”

Alejandro Lavín, gerente general, Lavin Fire Proteccion: “Es vital proteger el capital humano y dar continuidad a la prestación de servicios”

Desde el inicio de la pandemia en el país, la empresa, dedicada a la protección contra incendios, estableció un protocolo de seguridad con la finalidad de evitar contagios. Esto les sirvió de base para implementar el compromiso sanitario promovido por la CChC y reforzar la conciencia del autocuidado.

¿El “Protocolo Sanitario por Covid-19 para el Sector Construcción” se aplica a alguna unidad especial o a toda la empresa?

Se aplica a toda la empresa. Son 25 trabajadores los que se desempeñan con nosotros y todos están involucrados en la implementación del protocolo. En especial lo implementamos en la faena permanente que mantenemos con la CMPC y que consiste en la inspección y mantenimiento de equipos contra incendios.

A su juicio ¿Por qué es prioritario implementar un protocolo de este tipo?

Es vital proteger el capital humano de la empresa, así nos protegemos todos y podemos dar continuidad a la prestación de servicios, traspasando confianza y seguridad a nuestros clientes.

¿Antes de implementarlo tenían algún tipo de estrategia de prevención en la empresa?

Sí. Desde un comienzo cuando conocimos la pandemia elaboramos y establecimos un protocolo de seguridad para evitar el contagio por Covid-19, el cual involucraba tanto a las personas, lugares de trabajo, máquinas, herramientas y vehículos de traslado para el personal, entre otras medidas, así como también, la instauración del teletrabajo.

¿Cómo ha sido la aplicación del protocolo promovido por la CChC?

Cualquier cambio no es fácil, se debe crear conciencia en la importancia del autocuidado, ya que ésta es la única manera de que nos podamos proteger entre todos.

¿Cómo lo han acogido los trabajadores?

Existía una cultura de la prevención. Pero siempre es importante continuar reforzando el tema, en particular en la situación en la que estamos, debido a las consecuencias que puede provocar para los propios trabajadores y su fuente laboral.

 

Claudio Basualto, gerente general de Urbani: “Abrimos las salas de ventas cuando los trabajadores se sintieron seguros con el protocolo sanitario”

Claudio Basualto, gerente general de Urbani: “Abrimos las salas de ventas cuando los trabajadores se sintieron seguros con el protocolo sanitario”

Hace dos semanas, iniciaron la implementación de las medidas en 8 salas de ventas y en la oficina central, tras difundir y capacitar al personal en el protocolo. Asegura que todos los que se desempeñan en la empresa están comprometidos en la prevención.  

¿Por qué decidieron adherirse al protocolo sanitario?

Nos pareció que este protocolo recogía, de manera correcta, toda la información que se disponía hasta ese momento y que su aplicación efectiva disminuía, sustancialmente, la probabilidad de contagio.

¿Hace cuánto tiempo lo implementan? y ¿Cómo ha sido ponerlo en marcha?

En la empresa ya teníamos una cultura de la prevención. Nuestro Departamento de Personas ha estado constantemente instruyéndonos de medidas de autocuidado. Entramos en una cuarentena voluntaria el 13 de marzo, día en que decidimos cerrar todas nuestras salas de venta y oficina central. Durante todo ese periodo y hasta el 13 de mayo permanecimos en modalidad de teletrabajo. Tras conocer y difundir el protocolo, fuimos realizando la apertura de las salas de ventas, a medida que las personas se fueron sintiendo seguras con este protocolo.

Entre el 13 y 19 de mayo abrimos nuestras oficinas de ventas.

¿Cómo acogieron el protocolo quienes se desempeñan en la empresa?

La verdad es que su implantación fue sencilla. No fue una situación forzada, sino natural, tras recibir capacitación y contar con todos los elementos requeridos. La aplicación, dado el tamaño de la empresa que cuenta con una dotación de 30 personas, no fue compleja. Y, por cierto, que tiene el compromiso de todos. Está dentro de nuestro protocolo de personas y nuestro compromiso como Empresa B certificada (empresas sostenibles).