CChC Concepción refuerza en terreno Protocolo Sanitario y busca comprometer a más empresas

May 26, 2020 | A fondo

Felipe Schlack, presidente del gremio, señaló que el conjunto de normas es fundamental para evitar contagios en obras y así mantener su funcionamiento. En el Gran Concepción son cerca de 65 los proyectos que están actualmente en ejecución.

Un total de 42 empresas socias de la CChC Concepción han adherido al Protocolo Sanitario del Sector Construcción que el gremio impulsa junto a diversos ministerios para evitar nuevos casos de covid-19 en faenas asociadas al rubro. En la obra, Condominio Mirador del Cáucaso II, de Empresas Valmar, en Talcahuano, se presentaron las medidas que incluye este documento.

El presidente de la entidad local, Felipe Schlack, junto al seremi de Vivienda y Urbanismo, James Argo y el gerente general de Valmar, Sergio Jara, dieron a conocer en terreno parte del conjunto de normas de protección sanitaria contempladas en el protocolo.

Asimismo, las autoridades y trabajadores firmaron el compromiso que los vincula al cumplimiento de este protocolo sanitario. Previo a esto, realizaron un recorrido por la obra que consiste en un edificio de 100 departamentos y en la cual se desempeñan cerca de 160 trabajadores.

En la ocasión, visitaron el comedor que incluye zonas demarcadas para el distanciamiento físico y algunos de los 15 puntos limpios con que cuenta la faena.

Schlack señaló que para dar continuidad a las obras, que en la región del Biobío entregan trabajo a 55.000 personas y 750.000 a nivel nacional, es fundamental que se cumplan rigurosas medidas de protección. “Este protocolo involucra un conjunto de estrictas normas que las empresas deben implementar para resguardar a sus trabajadores y a la población en general”.

En tanto el seremi de Vivienda, James Argo recalcó que su ministerio también está haciendo cumplir un protocolo para las obras relacionadas con el sector público. “En el área de la vivienda social contamos con una serie de normas para obras que trabajan con el Estado coordinadas con el rubro de la construcción, por lo tanto, cualquier nueva herramienta sanitaria es recibida como un aporte”.

El protocolo del sector construcción fue elaborado en conjunto con los ministerios de Vivienda y Economía e incorpora recomendaciones del ministerio de Salud.

“Para dar continuidad a las obras, que en la región del Biobío entregan trabajo a 55.000 personas, es fundamental que se cumplan rigurosas medidas de protección” (Felipe Schlack).

ACCIONES SANITARIAS
Entre las medidas que contiene la iniciativa está colocar a disposición puntos de higiene, realizar control de temperatura al ingreso a la obra, uso obligatorio de mascarillas y guantes.

También se recomienda controlar a personas externas a las faenas en la entrada, evaluar sistemas de turnos, y flexibilizar horarios de ingreso y de salida.

Sergio Jara, gerente general de Valmar, señaló que la protección a sus trabajadores es uno de los objetivos estratégicos de la empresa. Por ello afirmó que “frente a esta pandemia hemos tomado todas las medidas que están a nuestro alcance para poder asegurar la salud de nuestros trabajadores”.

Lo anterior, señaló el ejecutivo, se traduce en la implementación de medidas en todas las obras que mantiene la empresa y que involucran a más de 500 trabajadores entre mano de obra directa y subcontratos.

Las acciones realizadas consisten en control de temperatura y sanitización al ingreso de las obras, turnos diferidos de almuerzo, implementación de lavamanos y alcohol gel en distintos puntos de la obra, uso de mascarillas, sanitización de los buses del personal y mantener a los trabajadores mayores de 65 años en sus casas, sin que se vean afectados en su fuente laboral.

CUIDADO DE TRABAJADORES
Eduardo Shwarz es el encargado de bodega de la obra visitada de Valmar, es ingeniero comercial y hace 2 años que trabaja en el rubro de la construcción. Respecto del protocolo sanitario señala que “es lo ideal trabajar en conjunto en una empresa, que todos tomen las medidas necesarias para evitar contagios y a eso responde este protocolo”.

Según el colaborador, los trabajadores en la obra usan mascarillas, realizan un lavado continuo de manos y se mantiene una distancia recomendada entre quienes se desempeñan en terreno.

Agrega que “estas medidas y las demás que incluye el protocolo no fueron complejas en su aplicación, ya que entre los trabajadores existía la conciencia de autocuidado generada por la empresa, a través de un sistema preventivo”.

Rodrigo Vargas es portero de la faena. Hace un año trabaja en la empresa y por su labor dice que le toca aplicar medidas importantes para quien entra o sale de la obra. “Se aplica con estricta medida el protocolo. Se hace una sanitización al ingreso para tratar de evitar la propagación del virus”.

Recalca que “vemos que existe un compromiso real de todos los trabajadores de la empresa por cuidarse. No sólo de los que están en terreno. Lo importante es que las personas externas se adapten al sistema, algunos les cuesta, pero la mayoría entiende la importancia de evitar los contagios”.