CChC forma parte de nueva Agrupación de Organizaciones Productivas de la región del Biobío

Nov 12, 2020 | A fondo

La instancia está integrada por organizaciones de la pequeña, mediana y gran empresa de la Región. Lograr acuerdos para propiciar un clima de paz que sirva de base para la recuperación económica es el mayor desafío que esperan concretar. 

Considerado como un acuerdo histórico para avanzar en el progreso de la región del Biobío y sus habitantes, distintos gremios conformaron la Agrupación de Organizaciones Productivas, entidad que pretende proponer ideas con el fin de mejorar la actual realidad local.

En la nueva instancia participan la CChC Concepción, Asociación de Industriales Pesqueros, Asociación de Empresas del Biobío, la Asociación de Exportadores de Manufacturas del Biobío, la Corporación de la Madera, la Cámara de la Producción y del Comercio, el Instituto Regional de Administración de Empresas, Pymes Madereras y la Unión de Gremios Pymes del Biobío.

El gremio constructor forma parte del Comité Ejecutivo de la agrupación -integrado por las cinco ramas productivas más tradicionales- y será el encargado de delinear parte de los ejes de acción.

En una declaración pública difundida tras su conformación, los gremios señalaron que como requisito base para lograr la ansiada reactivación económica se necesitan condiciones mínimas de paz social y protección de la democracia con el propósito de proyectar el futuro de la Región y sus habitantes.

“El país está inmerso en una crisis social e institucional profunda que requiere aumentar el diálogo social y acordar un marco de mínimos comunes que aseguren estabilidad y posibilidades de proyección personal y empresarial”, señalan en la misiva.

Helen Martin, presidenta de la CChC Concepción, afirma que existen temas que son transversales a todos los gremios, como la paz social, la descentralización y la recuperación en el ámbito económico y que esperan abordar en un mediano plazo.

“Estos son los mínimos que necesitamos para que opere de buena forma la industria de la Región. Porque quienes formamos parte de esta agrupación no son solo grandes compañías, sino también micro y medianas empresas. Están todos representados y esperamos que se sigan sumando otras entidades gremiales”, expresó Martin.

Los gremios sostuvieron una reunión con el intendente regional, Sergio Giacaman, para presentarse como nueva agrupación y actualmente trabajan en las fórmulas para que dentro de, aproximadamente, un mes puedan tener priorizadas algunas acciones.

Entre las preocupaciones de orden económico que mantienen como urgencia, se menciona la situación del rubro gastronómico y hotelero. Los gremios aspiran a que sean consideradas como actividades prioritarias y seguras para lograr su pronto funcionamiento.

Entre los temas transversales a los gremios está la descentralización del país. Para ello, buscarán aportar con ideas que contribuyan a la toma de decisiones locales.    

EL SENTIR DE LOS GREMIOS

En representación de la Cámara de la Producción y del Comercio Biobío (CPC Biobío), su presidente Ricardo Gouët, señala que es un anhelo regional generar miradas comunes para avanzar tanto en una agenda social como de crecimiento económico.

Hoy cuando la sociedad está experimentando cambios importantes, es prioritario generar un trabajo asociativo y establecer líneas que permitan el desarrollo económico y social de la Región y por otra parte, representen las necesidades de nuestros asociados en su conjunto”.

Según esta mirada, para Gouët es primordial que la reactivación local cuente con un fuerte apoyo al rol de las Pymes en el proceso productivo y que además se garanticen las condiciones propias de un Estado de Derecho. “Sin garantías de paz y unidad son pocos los desafíos que podremos lograr, menos atraer las inversiones para generar empleo”.

Con ello concuerda, Macarena Cepeda, presidenta de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), quien destaca que recobrar la paz social y el diálogo es necesario para generar un ambiente de estabilidad que permita el desarrollo de la actividad económica.

“Mientras no tengamos ciertos mínimos para trabajar por la reactivación, se podrían desincentivar las inversiones y darse un clima de incertidumbre para lograr una actividad de largo plazo”, señala.

Otro de los temas que menciona como prioritarios es avanzar en una descentralización efectiva. Para ello, expresa que éste es un espacio para elaborar acuerdos que vayan en ese camino. “Es necesario privilegiar proyectos acordes a la naturaleza de la Región, aprovechando sus atributos. Priorizar lo que la Región realmente requiere”, precisa.

Para Alfredo Meneses, gerente general de la Asociación de Exportadores de Manufacturas del Biobío (Asexma), una de las lecciones de la pandemia ha sido entender que el centralismo es un modelo “totalmente añejo”.

En este sentido, señala que el progreso debe privilegiar el bienestar de los habitantes de la Región. Para eso, continúa Meneses, es fundamental una visión integradora que proponga temas y que no sólo participe comentando los que se priorizan desde la capital.

“Por ejemplo, ¿qué va a ocurrir con la nueva carta fundamental que se va a escribir? ¿Será una Constitución elaborada por santiaguinos o por los partidos políticos? Con un sesgo que ha demostrado ser totalmente desvinculada de la realidad de los chilenos”, reflexiona Meneses.