Construcción: obras privadas pueden funcionar en periodos de cuarentena

Nov 3, 2020 | A fondo

La medida, dispuesta por el Gobierno desde este lunes, implica el estricto cumplimiento del Protocolo Sanitario de la CChC por parte de las empresas y los trabajadores para mantener la continuidad de la actividad.

Desde este lunes 2 de noviembre, el Gobierno autorizó a los proyectos inmobiliarios privados funcionar en comunas que estén en cuarentena, bajo el estricto cumplimiento de los protocolos determinados por la autoridad. Lo anterior, a través de la extensión del plan piloto para la reanudación de obras, que coordina junto a la industria de la construcción.

Con esta resolución, se confirma al sector constructivo como actividad segura y equipara a las inversiones privadas con las obras de infraestructura pública y construcción de viviendas sociales, que no habían interrumpido su actividad, al ser declaradas esenciales.

La medida, anhelada por el sector debido a la caída de los empleos y de la actividad en general que ha significado la pandemia, implica que la construcción deberá cumplir con estrictos requisitos para mantener su operatividad durante la crisis sanitaria.

Entre las principales condiciones para reanudar las faenas están que las obras deberán adherirse al Protocolo Sanitario de la CChC; implementar un sistema de transporte privado para trabajadores que se desplacen a las obras y la realización del test PCR a los colaboradores, antes de retomar la ejecución del proyecto.

Helen Martin, presidenta de la CChC Concepción, en una reunión con más de 60 socios, en la que se entregaron detalles de la reciente medida, hizo un llamado a las empresas a cumplir con el compromiso sanitario y a ser rigurosos con el cuidado de sus trabajadores.

“Es una medida esencial para que el sector no continúe perdiendo puestos de trabajo y tengamos mayor certidumbre para las operaciones y futuro de nuevas inversiones”, recalcó Martin.

Asimismo, señaló que las obras serán controladas para asegurar el cumplimiento del protocolo sanitario, pero además para aportar a una optimización de las medidas.

A nivel nacional, se han realizado 80 visitas a obras y el 95% de ellas ha cumplido la totalidad del compromiso sanitario.

Las obras deben estar adheridas al Protocolo Sanitario de la CChC; implementar transporte privado para trabajadores y realizar test PCR antes de retomar la ejecución de las obras.

NORMAS SANITARIAS EN TERRENO
Tras el anuncio de la medida, la CChC local organizó una charla para explicar el modelo de gestión sanitaria que impulsa el gremio y de qué manera se retoma el funcionamiento de las faenas.

En la ocasión, Nelson Aravena, asesor en prevención de riesgos, señaló que en Concepción se han realizado 23 visitas a obras, tanto públicas como privadas. De ellas, existe un 95% de cumplimiento de las normas sanitarias.

Sin embargo, comentó que aún quedan brechas que subsanar en terreno. Entre las principales están el compartir herramientas entre trabajadores y falta de habilitación de circuitos separados.

Además, dijo el profesional, es necesario respetar el distanciamiento según las normas que impone el Ministerio de Salud con un mínimo de un metro y medio en lugares cerrados, como comedores y camarines.

Por último, sostuvo que se debe indicar al ingresar a un recinto cerrado en la obra el aforo máximo de este espacio. Sobre todo, en oficinas y comedores.

Estas auditorías se realizan a través de la revisión de documentos y protocolo sanitario. Luego se verifican las medidas en terreno.

CONTROL Y SEGUIMIENTO
Paulina Concha, gerenta de Socios y Desarrollo del gremio, comentó los alcances del plan piloto que encabeza el Gobierno y explicó el modelo de gestión sanitaria que promueve la CChC.

La estrategia se basa en el reporte y seguimiento -a través de un sistema digital- tanto del conjunto de normas del protocolo sanitario, como de los contagios, si se presentaran.

Concha expresó que lo fundamental es sostener a la actividad que ha sido durante todos estos meses segura y exitosa. La positividad en el rubro llega a 0,7% por mil trabajadores.

Respecto del reporte digital, planteó que las empresas deberán realizar un esfuerzo por avanzar en su gestión hacia este tipo de plataformas.

En tanto, Ximena Álvarez, jefa de Sello de Desarrollo, enfatizó que el seguimiento es fundamental para poder mantener la categoría de industria segura.

En este sentido, destacó entre los beneficios de la plataforma que incluye dos “check list”, uno para revisar medidas preventivas a largo plazo y otro que contiene normas que se deben cumplir todos los días, como desinfección de espacios.

La plataforma también cuenta con el reporte de contagios que permite controlar a los infectados y “mapear” la situación de las obras a nivel nacional.