Gobierno presentó Plan de Reactivación Económica en encuentro con CChC

Ago 19, 2020 | A fondo

La propuesta concentrará obras en las áreas de infraestructura pública y vivienda con montos adicionales a los que maneja cada ministerio. Lo anterior, con la finalidad de acelerar la concreción de proyectos y recuperar el empleo en el país.

Adelantando lo detallado por el presidente Sebastián Piñera, diversos ministros presentaron el programa de Gobierno que tendrá un fuerte énfasis en la reactivación económica post-pandemia, en un encuentro con la CChC, realizado la semana pasada.

En la cita participaron los jefes de las carteras de Obras Públicas, Alfredo Moreno; de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward y de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt; además del subsecretario de Desarrollo Regional, Juan Manuel Masferrer.

El plan se concentra en inversiones públicas con prioridad en infraestructura y vivienda, por un monto adicional de US$ 4.500 millones por sobre el presupuesto de esas carteras de estado.

A lo anterior se suman US$ 1.224 millones del sector privado vinculados a proyectos a ejecutarse entre 2020 y 2022. En definitiva, el megaplan alcanza a más de US$ 5.700 millones.  

Ambos ítemes, tanto el del Estado como el generado por privados, pretenden crear unos 250 mil empleos. Las propuestas estatales son financiadas en parte a través del Fondo Covid-19.

Este último está integrado por tres pilares que son la implementación de políticas públicas pro empleo, que incluye un subsidio a la contratación; apoyo a pymes y la batería de inversiones público privadas en obras públicas; según precisó el secretario de Estado de esa cartera, Alfredo Moreno.

Además, afirmó que en el caso de su ministerio -que es donde existe la mayor cantidad de iniciativas- la nueva programación implicará un aumento de un 30% en la inversión en 2021 y el desafío es que se pueda llegar a un incremento de un 50% en el periodo estimado.

Moreno destacó que “este es un plan que tiene como principal foco recuperar los puestos de trabajo que se han destruido producto de la pandemia”.

Agregó que las inversiones incorporadas a esta propuesta se priorizan bajo los criterios de ejecución inmediata, que puedan ser proyectos que generen empleos, que aporten a la actividad económica con un efecto multiplicador, que sean obras de cobertura nacional y que sean iniciativas “verdes”, es decir que ayuden a la adaptación al cambio climático y aporten a las carencias hídricas del país.

PROYECTOS URBANOS

En el Minvu, el monto destinado para la recuperación económica alcanza a los US$ 1.200 millones más US$ 600 millones en inversión privada. Ésta última corresponde a los pagos relacionados con costos de construcción que financian las empresas.

Se contemplan obras urbanas de pavimentación de calzadas de calles, veredas y pasajes. Además de la ampliación de subsidios habitacionales del DS 19 (clase media), DS 49 (Programa de Integración Social y Territorial) y DS 27 (Mejoramiento de Viviendas y Barrios).

Por su parte, en el Ministerio de Agricultura las inversiones, tanto públicas como privadas, llegarán a los US$ 240 millones, concentradas, preferentemente, en reforestación y obras de riego.

El subsecretario de Desarrollo Regional, Juan Manuel Masferrer, señaló que esta entidad mantiene recursos para este año, por lo que desde el 2021 duplicará el presupuesto habitual llegando a inversiones por un monto de US$ 125 millones.

Se enfocarán en programas de mejoramiento de barrio y programa de mejoramiento urbano.

Masferrer afirma que “tenemos la capacidad y agilidad de generar programas de mano de obra para frenar la caída de los empleos”, argumentó.

ÉNFASIS REGIONAL

Una de las principales características y que destacaron los ministros es que se trata de obras que se adelantan en la programación para el periodo. Según el ministro Moreno “se eligieron obras que cuentan con sus permisos aprobados o con sus trámites cumplidos, que pueden generar empleo rápidamente y que tienen una cobertura nacional”.

Destacó que también se buscará dar mayor rapidez a los procesos de licitación de obras, de manera de iniciarlas lo antes posible. Sin embargo, advirtió que el mayor impacto del plan se podrá visibilizar a final de año o a principios de 2021.

Asimismo, la idea es dar mayor flexibilidad para la subcontratación de mano de obra para las empresas de menor tamaño. Con esto, señaló Moreno, podrán ingresar al sistema empresas locales en cada zona del país e incentivar la contratación de empleo regional.

Moreno explicó que el avance de este plan de reactivación podrá ser controlado en regiones a través de la conformación de mesas de trabajo, que se encarguen de impulsar el seguimiento y monitoreo de dichos proyectos.

El objetivo del Gobierno es conformar mesas de trabajo en cada región para que puedan impulsar los proyectos a nivel local.