La mirada regional: Propuesta reactivadora de la CChC propone una inversión de US$ 9.000 millones y creación de 45 mil empleos

Jun 17, 2020 | A fondo

El gremio de la construcción presentó un plan a tres años para reactivar el sector, con iniciativas en las áreas de vivienda e infraestructura. En la región del Biobío, son más de 80 proyectos los que podrían ejecutarse, entre ellos el Puente Industrial.

Con el objetivo de acelerar los desafíos urgentes que requiere el país en medio de la pandemia y satisfacer demandas sociales como el acceso a la vivienda, equipamiento urbano e infraestructura básica; la CChC presentó el “Plan de Empleo y Reactivación”, una propuesta trienal que además impulsaría a este sector.

La iniciativa contempla la inversión de US$ 22.600 millones y la creación de 600 mil puestos de trabajo a nivel nacional (240.000 en 2020 y 360.000 entre 2021 y 2022).

La idea de esta megapropuesta, según indicó Patricio Donoso, presidente de la CChC, es ejecutar obras en el área de vivienda y proyectos de infraestructura. En esta última línea, Donoso recalcó que “muchos de ellos están en cartera y evaluados para su ejecución”.

Asimismo, señaló que la inversión considera US$ 10.290 millones de inversión pública y US$ 12.310 millones de origen privado.

“Estamos en una crisis profunda, donde el país está viviendo una etapa acelerada de pérdida de puestos de trabajo y donde el sector puede ser un aporte para reactivar la economía”, destacó Donoso.

Agregó que es el momento de construir una nueva alianza público privada, pues la actividad de la construcción depende de este esfuerzo conjunto y solo así -continuó Donoso- es posible crear empleo e impulsar el crecimiento económico.

Se estima que el plan tendrá un impacto en la región del Biobío donde se apuesta a la creación de 45.000 empleos (directos e indirectos) y una inversión en la ejecución de proyectos de US$ 9.000 millones.

Para Felipe Schlack, presidente de la CChC Concepción, el plan es un impulso muy importante para la economía nacional y, especialmente, para la región del Biobío, que actualmente presenta un desempleo de 8,9% y es la segunda región a nivel nacional con más despidos, debido a la crisis del Covid-19.

El dirigente añadió que “para concretar la propuesta, el gremio identificó proyectos de rápida ejecución y que ya estaban en carpeta en distintos ministerios”.

“Fortalecer los distintos programas de subsidios conlleva un empuje a la construcción, que es uno de los rubros claves para la generación de empleo y sector fundamental para la reactivación económica”.

VIVIENDA  
Se propone en el ámbito de la vivienda la creación de 495.000 empleos a nivel nacional, donde 200.000 puestos de trabajo se crearán este año y otros 295.000 para el periodo 2021-2022.

Para ello, en la Región se fortalecerá el programa de Integración Social y Territorial, DS 19 (con tres nuevos llamados). Esto con el objetivo de crear 25.000 empleos directos e indirectos y la construcción de 9.000 viviendas.

Así como también, se realizará un nuevo llamado para el subsidio del Fondo Solidario de Elección de Vivienda, DS 49, el cual permitirá generar 2.000 plazas de trabajo con la construcción de mil nuevas viviendas.

Se generarán 2.500 subsidios del Programa de Protección al Patrimonio Familiar, con una inversión de US$ 10 millones y el efecto de originar 2.000 empleos.

Según explica Schlack la idea de esta nueva asignación de subsidios es activar la oferta disponible. “Lo anterior además conlleva un empuje a la construcción, que es uno de los rubros claves para la generación de empleo y sector fundamental para la reactivación económica”.

En este sentido, la CChC considera medidas para facilitar el acceso a la vivienda, como reducir impuestos y gastos de compraventa, descontar impuestos de dividendo de crédito hipotecario, crear una garantía estatal al pago del pie por la compra de la primera vivienda, aplazar nuevas condiciones para acceso a crédito bancario, perfeccionar el subsidio de arriendo y crear un subsidio especial para familias allegadas.

INFRAESTRUCTURA
El objetivo nacional es generar 104.200 empleos en esta área, 42.600 este año y 61.600 para 2021-2022. La inversión total alcanzaría a US$13.000 millones, con US$4.810 millones de inversión privada y US$ 8.190 millones de inversión pública.

En el caso local, se destacan 40 proyectos a ejecutar en este ámbito. De ellos, 14 están vinculados a recursos hídricos, como el mejoramiento del canal Gaete de Talcahuano y Egaña de Tomé; el saneamiento integral en San José de Colico en Curanilahue y en Llico, provincia de Arauco, entre otros.

Además, se espera materializar 22 iniciativas en el área de vialidad. Entre ellas, se proponen las obras de ampliación vial de la conexión Concepción-Chiguayante, en una segunda etapa; el Puente Industrial sobre el río Bío Bío; el mejoramiento del aeropuerto Carriel Sur y la ruta Curanilahue-Trongol Bajo, en Curanilahue.

Se suman, en el ámbito de recintos hospitalarios, los proyectos de habilitación de pabellones en el Complejo Asistencial de Los Ángeles, el mejoramiento del área de imagenología y la reposición del Servicio de Quemados del Hospital Regional Guillermo Grant Benavente y la normalización de imagenología del Hospital de Curanilahue.

Asimismo, se estima una inversión de US$180 millones vía sistema de concesiones que aportará con 1.000 nuevos empleos. Como también, se ejecutarán grandes proyectos con una inversión de US$ 200 millones, para la creación de otros 1.000 empleos.