Mesa Directiva se reúne con ministro de Vivienda para plantear temas de preocupación gremial

Oct 6, 2020 | A fondo

Un encuentro con el ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward, sostuvo la Mesa Directiva de la CChC Concepción. En la reunión, vía zoom y en la que también participó el diputado Sergio Bobadilla, los dirigentes expusieron temas de interés gremial, especialmente, la necesidad de reactivar las obras paralizadas producto de las cuarentenas.

En este tema, el secretario de Estado planteó la idea de hacer llegar, a través de la CChC local a ese ministerio, un listado con las obras y los trabajadores que se encuentran paralizados, de manera de promover la reanudación de los proyectos ante la autoridad sanitaria.

Lo anterior, en el marco del plan piloto impulsado por el Gobierno que permite la reincorporación de trabajadores de comunas en cuarentena a sus labores, bajo el estricto cumplimiento de protocolos determinados por la autoridad.

“Queremos facilitar la apertura de obras en regiones y reconocemos a la construcción como una actividad segura”, aseveró el ministro Ward.

Helen Martin, presidenta del gremio, explicó que la mayoría de las empresas socias están adheridas al protocolo sanitario elaborado entre la CChC y varios ministerios. “Gracias a estas rigurosas normas hoy la construcción es considerada una actividad segura”, indicó.

Agregó que debido a que esta industria es vital para la reactivación económica es necesario que las obras y proyectos no se interrumpan, sobre todo, dijo Martin, ya que es un rubro intenso en mano de obra.

Asimismo, en la oportunidad, Miladi Garfe, presidenta del Área Social, abordó la problemática de los campamentos, los cuales han mostrado un aumento en la región del Biobío.

La dirigenta mencionó que uno de los factores que contribuye a este fenómeno es el hacinamiento en algunos sectores. “Los asentamientos han crecido de forma exponencial en la Región e incluso las viviendas que se construyen no dan abasto para contener este crecimiento”.

Según el “Catastro Nacional de Campamentos”, elaborado por el Minvu y presentado en su última versión en 2019, la región del Biobío es la segunda del país con mayor cantidad de tomas de terreno, las que llegan a 131, abarcando 6.364 hogares y más de 15.500 personas. A nivel nacional, los campamentos alcanzan a 802.

En este contexto, Garfe expuso que dada esta realidad es primordial que la construcción de viviendas se agilice, especialmente las que corresponden al programa de subsidios DS 49, el cual está focalizado en familias de menores ingresos y que es una eficaz herramienta para atacar el hacinamiento.

Sin embargo, expuso que, aún cuando es un beneficio exitoso, se requiere acelerar su eficiencia y eliminar la burocracia de su operatividad.

Ante este planteamiento, Ward señaló que existe un decreto que permite hacer observaciones a este tipo de programas a través del proyecto de Ley de Integración Social y Urbana, que actualmente está en compás de espera en el Senado. El Gobierno ingresó una indicación sustitutiva mediante la cual pretende realizar cambios a la iniciativa.

La presidenta del gremio reafirmó ante la autoridad ministerial que la industria de la construcción es vital para la reactivación económica y por ello la necesidad de que las obras no se interrumpan.

PRODUCTIVIDAD VERSUS BUROCRACIA

En la reunión, el vicepresidente de la CChC local, Héctor Díaz, manifestó que otra de las preocupaciones es cómo mejorar la productividad del sector.

Mencionó que el estudio realizado por el gremio sobre la tramitación de un proyecto inmobiliario dio como resultado la demora de mil días para su concreción, debido a la gran cantidad de burocracia.

Díaz señaló que en el caso de las obras de infraestructura pública también se produce esta situación. “Estos proyectos también se ven entrabados por los muchos procesos que deben sortear. El tema de la productividad es crítico y lo que hoy se necesita es ejecutar proyectos para lograr una reactivación efectiva”, dijo.

El dirigente propuso la conformación de una mesa público-privada para optimizar ciertos procesos y así acelerar las inversiones.

Según un informe entregado al Gobierno por la OCDE, en 2019, reveló que, incluyendo a los países que son parte de este organismo, Chile es el que tiene mayor complejidad en sus procedimientos y normas regulatorias. Además, de ser la sexta economía con mayores barreras al emprendimiento.

Por su parte, el arquitecto Bernardo Suazo, vicepresidente del gremio local, comentó la importancia de los instrumentos de planificación territorial para el desarrollo de una ciudad. Sin embargo, dijo que muchos de ellos están obsoletos y que su puesta en marcha es lenta y dificultosa.

El ministro Ward indicó que tanto en el tema de la simplificación de trámites, como en el de planificación urbana se presentarían anuncios con medidas que se enmarcan en la agenda de modernización del Estado.