Metro para Concepción: ahora sí

Jul 3, 2019 | Opinión

Felipe Schlack Muñoz

Presidente CChC Concepción

Cámara Chilena de la Construcción

Desde que empezamos a conversar sobre la necesidad de contar con un metro para el Gran Concepción, hemos dicho que este proyecto debe evocar la épica de las grandes gestas que décadas atrás empujaron líderes penquistas, quienes asumieron un protagonismo real con el único objetivo de proyectar la ciudad hacia el progreso.

Esta semana, el intendente del Biobío dio una señal potente en ese sentido al anunciar que encargó a EFE que avance con un estudio de ingeniería conceptual sobre el metro, iniciativa que se realizará en paralelo al próximo estudio del Plan Maestro de Transporte Urbano del Gran Concepción, mandato que significaría desarrollar nuevamente el estudio de prefactibilidad que desarrolló Fesur entre 2015 y 2017.

Desde nuestra visión, quedarse solo con el Plan Maestro habría implicado postergar aún más la construcción del metro, que si avanzara a la velocidad necesaria recién podría entrar en operación en no antes de 10 años.

La decisión del intendente es más que un guiño al proyecto y nos confirma que tanto la ciudadanía como las autoridades tenemos el deber de empujar los grandes proyectos que requieren las ciudades.

Ya que hablamos de liderazgos, es importante también recoger el mensaje del presidente del CNDU, Sergio Baeriswyl en el encuentro “El Sur del Futuro”, que esta semana organizó este tradicional medio de comunicación. Los grandes proyectos deben conversar y complementarse con la mirada estratégica de distintas carteras públicas, a modo de encontrar la mayor sinergia posible en el cómo proyectamos el Gran Concepción.

Así se construye una visión sólida de ciudad y el metro puede jugar un rol clave en esta premisa: pensar cómo un sistema de transporte moderno como éste incide en fortalecer diversos barrios, dinamizar el comercio y conectar a los habitantes de nuestras comunas de forma eficiente con los destinos donde necesitan ir.

Aprovechemos la oportunidad. Aprovechemos que el puente ferroviario está avanzando, que el Biotren se está fortaleciendo y que por lo visto tendremos soterramiento. El metro al final será también consecuencia de eso, de que por fin estemos haciendo las cosas bien.

Seguiremos hablando de ciudad y transportes. Dispuestos como siempre a ayudar en lo necesario y a empujar con fuerza para no ver más proyectos truncos, y también pendientes respecto al alcance de este anuncio, sus tiempos y financiamiento, esperando que sea lo que promete. Porque si la promesa se cumple, promesa también presidencial por lo demás, no olvidemos, bien puede el hito de esta semana ganarse un lugar en la historia.