Metro Penquista movería hasta 49 millones de pasajeros al año en 2025

Publicado el 7 noviembre, 2018

En entrevista con Diario Concepción, Héctor Díaz -past presidente del Comité de Infraestructura Pública y Contratistas Generales de la Cámara Chilena de la Construcción, Sede Concepción- explica los fundamentos técnicos de un metro para la zona metropolitana penquista.

“De los aproximadamente 5 millones de pasajeros al año que mueve actualmente el Biotren, podrían subir a 49 millones de pasajeros. Así de importante es el metro”, afirma Díaz. Además, detalla que la inclusión de un metro al transporte público requiere del aumento de frecuencias e inversión en terceras vías ferroviarias que no afecten el normal funcionamiento portuario, que es una de las actividades más importantes de la región.

¿Cómo se definen actualmente las rentabilidades de los proyectos de transportes y cómo influye esto en la factibilidad del metro?

La metodología define la rentabilidad en la medida que tengan una tasa interna de retorno de un 6% o más. La 3ª línea que estamos impulsando tiene 6,7%, lo que está bien. La línea 7 del metro que va entre Renca y las Condes tiene una rentabilidad de 7%, lo que demuestra que no existe impedimento técnico por la que se pueda decir que Concepción no y Santiago sí.

¿Qué justifica técnicamente un metro para Concepción?

El crecimiento de la economía tiende a duplicar cada 8 o 9 años el flujo vehicular; hoy en Chile entran en promedio mil autos nuevos diarios, que si se disponen uno tras otro, se traducen en un taco de 6 kilómetros.

¿Cómo se hace frente a esto?

Si se duplica la demanda, también debería duplicarse la oferta, es decir, ampliar las pistas de las calle, pero eso sería destruir la ciudad. La mejor alternativa es desarrollar una batería de medidas que van resolviendo problemas, pero, además, guiando el comportamiento de los usuarios. Si solo se hacen calles se incentiva el uso del auto, hay que dejar de construir calles y pensar en una conectividad integrada que incluya ciclovías, mejoramiento de veredas, más corredores de buses (somos las ciudad de América Latina con más corredores de buses en kilómetros por habitante, incluso más que Santiago). En definitiva, el Gran Concepción ha venido haciendo la tarea hace más de una década pero eso no es suficiente porque el parque vehicular sigue creciendo.

¿Qué rol cumple el Biotren?

Tenemos que ofrecer nuevas alternativas, una muy buena, que no ha parado de crecer, es el Biotren. La siguiente medida en que debemos anticiparnos es pensar en una solución que no se vea afectada por la congestión, porque la congestión no va a parar de crecer.

Ya hay suficiente conocimiento teórico y la ingeniería de transportes se ha desarrollado. Entonces, es la oportunidad de hacerlo. ¿Y por qué un metro? Porque la congestión de la ruta 160 comenzaría a aparecer en otros ejes donde se requiere de un modo de transporte que se independice de ella, que asegure a los usuarios un nivel de servicio y confiabilidad en los tiempos de viaje.

¿Qué aporta el Estudio de Prefactibilidad de Fesur, cuya inversión alcanzó los $300 millones?

Es muy importante porque por primera vez existe un estudio de prefactibilidad técnico, hecho según los estándares que exige nuestro país, entre ellos, que el retorno de la inversión que hará el Estado tenga rentabilidad social.