Nathalie Dubois, presidenta Comité Inmobiliario Concepción: “Hoy día se trata que las empresas no caigan en insolvencia”

Abr 22, 2020 | Entrevistas

La dirigente dice que la contingencia genera un panorama exigente para el sector y por ello hace un llamado a enfrentar esta crisis con un sentido colaborativo.

Una de las primeras acciones del Comité Inmobiliario de la CChC Concepción fue reunir a sus empresas integrantes, a través de redes sociales, con el fin de mantenerlos informados y así disminuir la incertidumbre que comenzaba a ocasionar el avance de la pandemia.

El sector ya venía golpeado por el 18-O, pero, sin duda, la crisis sanitaria profundizó fuertemente el impacto en las empresas del rubro. A la caída en la inversión de un 7,7%, prevista a principios de año; hoy se anticipa una contracción mayor que alcanzará el 10,5%.

Por ello, los esfuerzos en aportar con experiencias e información actualizada sobre los diversos temas que requieran las empresas inmobiliarias ha sido la tónica de este grupo de trabajo.

Nathalie Dubois, presidenta de la instancia a nivel local, explica que la principal preocupación de las empresas es el panorama de incertidumbre, que a su juicio no termina con la pandemia, “pues existen desafíos como el proceso constitucional de octubre”.

¿Cree, entonces, que la incertidumbre va estar presente todo el año afectando al sector?

Hoy el panorama es de total incertidumbre. Esta sensación ya se venía percibiendo debido al estallido social y se profundizó con la actual crisis sanitaria. En general, las empresas del sector estaban acostumbradas a atravesar por crisis económicas, pero esto es diferente, es mucho más profunda. Además, esta pandemia no distingue entre empresas grandes y chicas, somos todas iguales.

¿Cómo está funcionando el rubro inmobiliario a nivel local?

Todos creemos que lo primero es preservar las vidas humanas, por lo que se han adoptado medidas en obras, como protocolos sanitarios muy estrictos y entiendo, por la información con que contamos, que la mayoría de las empresas cerraron sus salas de ventas.

Ahora, hay que ver cómo se avanza. Todos los actores de la cadena productiva inmobiliaria, es decir organismos como municipios, notarías, bancos, proveedores, entre otros, están adaptándose a las nuevas situaciones y al teletrabajo. El riesgo es que este ciclo productivo que mueve al sector se ralentice. Si bien nosotros somos la cara más visible del sector inmobiliario dependemos de una serie de entidades. Y eso ha impactado en los tiempos.

¿Qué otras preocupaciones han detectado?

Tenemos como objetivo levantar una encuesta en el rubro inmobiliario para conocer si las empresas han tenido dificultades con los bancos, problemas con proveedores y cómo han afrontado los desistimientos en el último tiempo. Además, nos interesa que compartan algunas buenas prácticas de organismos públicos y cómo han percibido las nuevas políticas de esos entes en periodo de pandemia. Así como también, que nos comenten cómo ven las proyecciones del sector, las inversiones a futuro y los precios de las viviendas.

Todo esto hay que monitorearlo permanentemente.

En cuanto a los desistimientos: “confiamos en el criterio de cada empresa. La crisis tiene un enorme componente social y el llamado es a enfrentarla de esa manera”.

LIQUIDEZ EMPRESARIAL

¿Ven como un riesgo a corto plazo que existan empresas que no puedan continuar?

Como toda pandemia no termina de un día para otro y las empresas están resguardándose para mantenerse y no quebrar. Pero esa palabra va a empezar a sonar en los próximos meses.

Por eso es importante que como sector estemos unidos. Creemos que desde el comité se realiza este esfuerzo para que en estas circunstancias colaboremos juntos, donde la comunicación debe ser fluida; las preocupaciones deben ser canalizadas y se compartan experiencias entre pares.

En definitiva evitar que las empresas se compliquen…

Lo fundamental para que una empresa no quiebre es la liquidez. Hoy se trata que las empresas no caigan en insolvencia. Por eso valoramos las medidas del Gobierno, como los créditos con tasa cero, que son una oportunidad.

Pero lo que vemos que se va a resentir es el empleo.

¿Considera que el apoyo al comprador es necesario?

En el rubro inmobiliario, éste es un factor que también se verá afectado. Si tras la crisis social la cantidad de personas que podía optar a ser propietario de una vivienda había disminuido, hoy ese porcentaje está a la baja. Por lo tanto, el hecho de ser propietario de una vivienda va ser un privilegio y por eso hay que darle otro sentido a los proyectos y al sector en general.

En esta línea, Dubois precisa que lo esencial es tratar que las empresas pasen la crisis sanitaria y, una vez que eso ocurra, hay que organizar el retorno que implica que la cadena de la oferta y la demanda vuelva a funcionar. “Hoy se deben tomar las mejores decisiones para subsistir”, enfatiza.

A lo que agrega “el escenario no es fácil. Vienen otros desafíos, como el plebiscito en octubre que también genera cierta incertidumbre”.

FINCO DIGITAL

¿Cómo han adecuado la relación con sus clientes?

En nuestro sector, sabemos que la mayoría de las empresas ha tenido una comunicación muy transparente con sus clientes. A la vez, ellos han acogido sus planteamientos en forma positiva. Las inmobiliarias se han adaptado al teletrabajo y buscado formas de continuar con ventas y cierres a distancia. Dando además mayor flexibilidad a los clientes y, así también poder enfrentar, situaciones complejas de quienes los eligen, como en el caso de los desistimientos.

En relación a eso, respetamos las políticas de cada empresa. Confiamos en el criterio de cada compañía, porque la crisis tiene un enorme componente social y el llamado es a enfrentarla de esa manera.

¿Qué ocurrirá con la Finco?

Sabemos que un motor esencial en el rubro es la acción de ventas y por eso la Comisión Finco –organizadora de esa muestra inmobiliaria- ha tenido que desarrollar un trabajo de reestructuración del evento. La alternativa de hacer una actividad como todos los años en forma masiva y presencial, obviamente cambió. Por eso, hoy estudiamos la opción de digitalizar la feria.

La dirigente añade que hay que entregarle confianza al comprador que está acostumbrado a una venta de vivienda presencial. “Entonces, la forma de vender va a cambiar y con ella la idea es otorgar facilidades al cliente. Todo el sector tiene la oportunidad de reinventarse”.