Oscar Ramírez, jefe del Departamento de Prevención de Riesgos de constructora Andes: “El protocolo nos ha permitido mantener el desarrollo normal de las obras”

Jun 17, 2020 | Nuestros Socios

La empresa, dedicada a la edificación de obras civiles y edificios públicos, tiene cinco obras adheridas al Protocolo Sanitario, impulsado por la CChC. El profesional señala que comprometerse con estas normas “es una tarea diaria que realiza incansablemente todo el equipo”.

¿Desde cuándo aplican el Protocolo Sanitario del Sector Construcción? y ¿cuántas obras están comprometidas?

Nos adherimos al protocolo sanitario el 15 de mayo y lo aplicamos en cada una de nuestras obras activas. En total, ya son 5 las obras que cuentan con la implementación de la iniciativa sanitaria.

 

¿Tenían programas de prevención para la pandemia, previo al Protocolo Sanitario?

Sí. Teníamos un Plan de Acción covid-19 implementado desde marzo. Esto ayudó a tener varias medidas preventivas implementadas. La adhesión al protocolo sanitario complementó lo que veníamos ejecutando y su aplicación se hizo más rápida.

 

¿Qué valor le asignan a este protocolo sanitario?

Nos comprometimos con el protocolo sanitario porque nuestro compromiso con la situación actual de la pandemia, es hacer esfuerzos por reducir la probabilidad de contagio de nuestros colaboradores y de sus familias y, a la vez, mantener el empleo de cada uno de ellos.

 

A este conjunto de normas y recomendaciones le asignamos una importancia prioritaria. Ninguna actividad se desarrolla en obra, sin previa atención a las medidas para prevenir el contagio, desde antes que el trabajador haga ingreso a la obra y hasta la salida de ésta, cada uno sigue las recomendaciones descritas en este protocolo.

 

¿Cómo ha funcionado su implementación?

La implementación ha sido rápida. Reitero que no se inician actividades sin previa atención a cada recomendación del protocolo sanitario.

 

Su aplicación no sería posible sin el seguimiento diario que se realiza en cada obra. Pese a que hay una cultura, aún se debe continuar reforzando en cada trabajador. No es fácil formar en ellos hábitos en el corto plazo. Esto es una tarea diaria para todo el equipo, en la cual hay que seguir trabajando incansablemente. Pero, a casi un mes de haber adherido al protocolo, hemos visto cambios conductuales en cada colaborador y eso nos permite hoy a la fecha poder continuar con el desarrollo normal de las obras.

 

¿Cuáles son los aspectos que más ha constado en los trabajadores?

Lo más complejo tiene que ver con la formación de hábitos. Además, los trabajadores del rubro de la construcción son una especialidad muy unida, por lo que hablarles de distanciamiento físico no es sencillo. Hay que separar a los amigos, muchas veces trabajan en familia, entonces, insisto, que es indispensable la entrega de información actualizada y el seguimiento diario de todo el personal.