Sector construcción y su capacidad para mantenerse como industria segura

Ene 13, 2021 | Opinión

No es fortuito que el sector de la construcción mantenga cifras bajas de contagios por coronavirus en las obras. Los indicadores, que certifican las distintas mutualidades del país, arrojan que en la industria se mantiene una positividad del 0,02%; muy por debajo del promedio nacional.

El modelo de gestión sanitaria promovido por la CChC y adoptado por las empresas del rubro hacen que esta industria sea una de las actividades económicas más seguras y en donde las medidas para proteger a sus trabajadores se cumplen y se cumplen bien.

Hoy cuando nos enfrentamos a una segunda ola y a una situación especialmente crítica en la región del Biobío, la cual ha obligado a decretar cuarentena en cinco comunas del Gran Concepción; como gremio hacemos un llamado a no descuidar las medidas y a seguir cumpliendo con los protocolos, con el fin de continuar con un rubro que está llamado a ser el corazón de la reactivación en los próximos meses.

Continuemos respetando los resguardos en obra y reportando a diario la situación en cada una de las faenas. Porque en el centro de esta actividad está el capital humano esencial, los trabajadores y sus familias.

Reforzando el Protocolo Sanitario impulsado por la CChC a nivel nacional junto a los distintos ministerios, y no relajando las normas que éste exige, seguiremos siendo una actividad segura para quienes se desempeñan en él.

Lo anterior, porque ese conjunto de recomendaciones es un sistema de gestión bien estudiado y que ha permitido dar continuidad operacional a las obras, incluso con medidas más estrictas en periodos de confinamiento, que incluyen aplicación de test PCR a cada trabajador y a asegurarles un traslado seguro.

En este sentido, quiero destacar el enorme esfuerzo de las empresas socias del gremio, de trabajadores, de proveedores, que han logrado adecuar, durante estos meses, toda la labor constructiva y adoptar rigurosas medidas de seguridad para mantener las obras, sin poner en riesgo a sus colaboradores.

Ser una actividad segura en medio de una emergencia sanitaria de este tipo, no es por azar. Existen razones fundamentales que explican este contexto: entre ellas, la capacidad de reacción de la mayoría de las empresas del rubro; la adaptabilidad de los trabajadores a las nuevas normas y la colaboración del sector en general.

La CChC también ha jugado un rol colaborativo entre las empresas socias y de éstas con el sector público y otros gremios. En este sentido, realizamos intensas gestiones para que la actividad fuera categorizada como segura y con el Gobierno mantenemos un plan para que los proyectos privados continúen funcionando aún en periodo de cuarentena.

La totalidad de estas iniciativas y los esfuerzos realizados para el resguardo de nuestros trabajadores y de la comunidad requieren, más que nunca, de un nuevo impulso.

Hoy estamos llamados a no bajar los brazos y redoblar las medidas de prevención y cuidado, porque tenemos un compromiso con nuestros trabajadores y el futuro de Chile. El llamado es a que enfrentemos esto todos juntos, porque no queremos que nadie se quede atrás. Los invito a mirar hacia adelante y sumarnos al desafío de volver a construir Chile.

Helen Martin Urrutia

Presidenta CChC Concepción