Autoridades visitaron obra de construcción y destacan éxito en modelo de gestión sanitaria del gremio

Nov 17, 2020A fondo

Los seremis de Economía y Vivienda de la región del Biobío junto a la presidenta de la CChC Concepción acudieron hasta el proyecto Mirador de la Floresta II de constructora Carrán para constatar en terreno el cumplimiento del protocolo sanitario impulsado por el sector. En el lugar, dialogaron con los trabajadores. 

“Con todo lo que está pasando, hay que adaptarse”, dice José Bastías, jornal de la constructora Carrán. El trabajador labora hace 15 años en la empresa, por lo cual conoce bien el rubro.

“Al principio nos costó, pero ahora tomamos muy en serio todas las normas. Es una cuestión de autocuidado y cambio de mentalidad”, expresa.

Misael Echeverría trabaja en la misma empresa como gásfiter. Cuenta que, al iniciarse la pandemia, la empresa dispuso de inmediato de protocolos para evitar contagios en las faenas. “Tuvimos que interiorizar las nuevas normas rápidamente. Hay que cuidarse por nosotros mismos, por las familias, pero también, para conservar el trabajo”.

Luis Pereira es trazador y tiene claro que debe cuidarse no solamente en la obra, sino, en el diario vivir. “No tendríamos por qué contagiarnos si aplicamos las medidas que se mantienen en terreno: lavado frecuente de manos, marcas en el piso y comedores para el distanciamiento físico y uso obligatorio de mascarillas, entre las principales. Trabajamos seguros”, dice.

Los tres trabajadores son parte de los cerca de 120 que se desempeñan en la obra Mirador de la Floresta II de Hualpén y que fue visitado por la presidenta de la CChC Concepción junto a los seremis de Economía, Mauricio Gutiérrez y de Vivienda y Urbanismo, James Argo.

Las autoridades verificaron en terreno las medidas del Protocolo Sanitario para Obras de la Construcción, impulsado por el gremio junto a diversos ministerios y que cuenta con las recomendaciones de la cartera de Salud. Es parte del modelo de gestión que se ha querido implementar en todas las empresas socias del rubro.

La estrategia contempla rigurosas normas en terreno y la vinculación con la comunidad cercana a las obras para hacer observaciones o sugerencias sobre el cumplimiento de las medidas. A esto se suma, el control de lo implementado y acciones para una trazabilidad de casos.

Helen Martin señala que el plan de salud ha dado muestras exitosas en su aplicación. “El rubro ha logrado mantener una bajísima tasa de contagios con dos casos por mil trabajadores, muy por debajo de la media nacional”, recalca.

Agrega que actualmente el gremio, junto a expertos en prevención de riesgos, realizan inspecciones a las obras para mejorar la implementación de las medidas. “Las visitas efectuadas hasta el momento han concluido que las empresas están cumpliendo en un 95% las normas establecidas”.

El modelo de gestión de la CChC ha dado muestras exitosas en su aplicación. El rubro ha logrado mantener una bajísima tasa de contagios, incluso por debajo de la media nacional.

BUENOS RESULTADOS

En el lugar, el seremi de Economía afirmó que “aquí se cumplen todas las medidas” y resaltó la trascendencia del sector construcción como un rubro intenso en mano de obra, el cual entrega trabajo a 50 mil trabajadores en la Región.

En este sentido, señaló que “es importante mantener activos los proyectos con todos los resguardos de protección para evitar contagios, por eso la actividad hoy está catalogada como segura. La idea es continuar con las fuentes de trabajo”.

Añadió que con esta denominación y el plan que permite seguir funcionando a inversiones privadas en zonas de cuarentenas, la esperanza es lograr retomar los ritmos previos a la pandemia, con cerca de 65 mil empleos en el rubro.

En el Gran Concepción, producto de las medidas para contener el avance del virus (cordones sanitarios y pandemia) se llegó a un peack de 131 obras paralizadas afectando a más de 20 mil trabajadores.

En este mismo contexto, el seremi de Vivienda ratificó que la construcción debe ser tratada como actividad segura, puesto que ha demostrado, tanto por los protocolos implementados y por el respeto de los trabajadores a las normas, que la positividad es mínima en faenas.

Sostuvo que el plan del Gobierno ha ido escalando en cuanto al rubro de la construcción, debido a estos buenos resultados. Recordó que en un inicio de la pandemia no se autorizaba el funcionamiento de obras, luego accedieron a activar las obras sociales y hoy existe un plan para retomar los proyectos privados.

EQUIPOS PARA TRAZABILIDAD

Julio Benito, gerente regional de constructora Carrán, señala que todas sus obras a nivel nacional se adhirieron al protocolo sanitario del sector y cuentan con las medidas que la autoridad sanitaria ha implementado para operar con seguridad.

Destaca que la gestión además se ha enfocado en el tema de la trazabilidad. “Hemos implementado una estrategia que permite conocer los contactos estrechos de un trabajador, si es que ocurriese un caso de contagio. Por ejemplo, creamos equipos que se mantienen para algunas acciones en faena, para su traslado y a la hora de ocupar espacios comunitarios como comedores”, explica Benito.

Jorge Sánchez, administrador de obras zona sur, resalta este elemento como fundamental para el control de casos. “Este factor lo logramos manejar con especies de “burbujas grupales”. Así, los trabajadores desde marzo están ubicados en las mismas mesas de comedores y su casco lleva la numeración de la que debe ocupar”.

Lo anterior, menciona, es una acción más para conseguir el cumplimiento de todas las normas de prevención que exige la autoridad y los protocolos a los que se han sumado como empresa.