Buenas prácticas del usuario ¿Cómo controlar la humedad en viviendas?

May 14, 2019A fondo

La CChC editó el primer Manual de Condensación para el Gran Concepción, que tiene como finalidad ser un aporte a la hora de prevenir este fenómeno y, con ello, prolongar la vida útil de las viviendas.

Los expertos coinciden que la región del Biobío tiene ciertas condiciones climáticas que favorecen la aparición de humedad en viviendas y edificaciones en altura, en especial en esta época del año. Incluso se ha convertido en uno de los principales enemigos de los hogares a nivel nacional.

El arquitecto Mario Coronado, presidente Comisión de Educación y Capacitación de la CChC, y Magíster en Diseño y Construcción Sustentable, explica que las edificaciones en general sufren los efectos de varios tipos de humedad, como la de construcción, suelo o capilaridad, accidental, por lluvias y por condensación.

Es ésta última la más frecuente en los hogares chilenos y la que más se detecta en viviendas del Gran Concepción. Una de sus causas fundamentales es la condición de alta humedad relativa del aire en el interior de la vivienda y es ésta condición la que se debe prevenir, asegura el experto.

Agrega que los problemas de condensación se manifiestan preferentemente en invierno debido a que se ventila menos, los diferenciales de temperatura entre interior y exterior son mayores, existe un uso intensivo de calefactores y se realizan diversas actividades al interior de la vivienda, como el secado de ropa, a raíz de las bajas temperaturas.

La principal característica de este tipo de humedad es que se ubica en las caras interiores de los muros y se extiende de manera homogénea por éstos, lo cual puede provocar descascaramiento, decoloración de pinturas y revestimientos, machas, mohos y hongos. En madera se visualiza como hinchazón y en elementos metálicos como oxidación, entre otros daños.

Coronado señala que los usuarios de los inmuebles tienen un papel clave a la hora de prevenir la presencia de humedad y sus nefastas consecuencias. “Hay ciertas prácticas que se deben evitar al ocupar una vivienda y seguir consejos como ventilar, a diario, los espacios para que la humedad no se acumule y, así también, pueda renovarse el aire al interior del hogar”.

Detalla que la sobreocupación de recintos, es decir que esté habitado por una mayor cantidad de personas con respecto para lo que fue diseñado; va aportar mayor humedad. En la aparición de este fenómeno, también influyen los sistemas de calefacción utilizados al interior de la vivienda. Entre ellos, el gas y la parafina contribuirían a aportar importantes cantidades de agua en forma de vapor.

Agrega que las duchas extensas, la manera de cocinar y el lavado y secado de ropa al interior de una casa o departamento, son parte de los errores más frecuentes de los usuarios.

alta humedad
Roberto Arriagada, jefe del Área de Eficiencia Energética e Inspección Técnica del CITEC de la Universidad del Bío-Bío, unidad que estuvo a cargo de la elaboración del Manual de Condensación junto a la CChC, afirma que como la humedad por esta causa es de origen climático, es una de las principales patologías asociadas a las viviendas en el Gran Concepción.

Explica que el clima genera un alto potencial de riesgo para que se produzca condensación. A lo que se suma que Concepción es una zona donde los niveles de humedad son bastante altos.

“El clima va afectar a la envolvente, en el sentido que estará sometida a una exposición de condensación mayor si es que no se toman ciertas precauciones”, recalca Arriagada.

En esto incluye al diseño de la edificación, pues a su juicio con elementos constructivos como una buena aislación térmica, se logra disminuir el peligro de que aparezca humedad en la vivienda.

El académico expresa que pese a que las constructoras e inmobiliarias diseñan los proyectos con los requisitos que exige la Ley General de Urbanismo y Construcciones (LGUC) en cuanto a aislación, igualmente se manifiestan los impactos de humedad por condensación en las viviendas.

Señala que “esto tiene que ver con un tema más profundo que se relaciona con que las exigencias planteadas actualmente no son suficientes para reducir los problemas de humedad”. Por ello, recalca que el usuario tiene un papel importante para prevenir daños por este fenómeno.

CONCIENTIZAR AL USUARIO
La humedad por condensación se ha convertido en uno de los principales problemas de postventa a nivel de viviendas en el país.

Juan Ignacio Lathrop, vicepresidente del Comité Inmobiliario de la CChC Concepción, precisa que el fenómeno se agudiza por el mal uso de las casas. Añade que la clave es lograr buenas prácticas por parte del usuario, como por ejemplo, el manejo cotidiano de una óptima ventilación.

Lo anterior, señala el ejecutivo, se incorpora como uno de los aspectos centrales en la prevención que incluye el Manual de Condensación y que varias empresas regionales entregan a los nuevos propietarios al momento de adquirir una vivienda.

“Los clientes asocian este tema a que existe un problema con la vivienda y de esa forma relacionan los daños ocasionados por la humedad al trabajo realizado por la empresa”, advierte Lathrop.

Tal como señalaron los expertos, los usuarios son en gran medida los responsables del vapor de agua y humedad en sus casas, por ello, el dirigente inmobiliario indica que esta realidad debe conocerse y orientar al nuevo propietario para evitar las consecuencias de esta desagradable presencia.

En esta línea, asegura que el propósito de la guía, que aborda desde cómo se origina el fenómeno de la condensación hasta comentarios prácticos para prevenir su posible aparición, es lograr que quien ocupe un inmueble desarrolle buenas prácticas para minimizar los daños de la humedad al interior del hogar.

Los problemas de condensación se manifiestan preferentemente en invierno, debido a que se ventila menos y los diferenciales de temperatura entre interior y exterior son mayores, entre otras causas.