“City Science Lab Biobío”: Proyectar el futuro de las ciudades es posible

Ago 31, 2022Opinión

Bernardo Suazo
Presidente CChC Concepción

Adelantarnos y proyectar el futuro de la ciudad no es un sueño o una tarea inalcanzable. Por el contrario, la tecnología nos permite acercarnos cada vez más a una planificación urbana sostenible y armónica para sus habitantes, visibilizando los impactos de las decisiones que se adoptan para los territorios.

Esta es la gran apuesta del “City Science Lab Biobío”, un centro de investigación aplicada del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Estados Unidos, que se instalará en Concepción, gracias a una alianza entre la CChC, el Gobierno Regional y la Corporación Ciudades.    

Formará parte de la red de laboratorios que ya funcionan en otras siete ciudades del mundo: Toronto (Canadá), Guadalajara (México), Hamburgo (Alemania), Andorra (Andorra), Taipei, Shanghai (China) y Ho Chi Minh (Vietnam)

Así, dentro de los próximos 48 meses -plazo que dura el convenio con el MIT- podremos fortalecer los procesos de planificación territorial y los métodos que aplicamos para “hacer ciudad”, considerando nuestras principales urgencias en temas habitacionales, de uso de suelo y movilidad, entre otros, para avanzar hacia un Gran Concepción más sustentable e inteligente.

¿Cómo logramos esto? El MIT cuenta con tecnología de punta para solucionar temas de ciudad. Su MIT Media Lab es reconocido por promover el estudio e innovación para abordar las complejidades que se presentan en las urbes. Está compuesto por más de 25 grupos de investigación, entre los cuales, está el City Science Group, destacado por la planificación de ciudades del futuro.

El objetivo es aplicar esta metodología a la ciudad, construyendo un modelo digital interactivo que permita proponer formas de solución a los distintos problemas de nuestra urbe, en el lapso de ese periodo. El sistema tiene la ventaja de incorporar cientos de datos, desde la medición del tráfico de redes de comunicación hasta la configuración de los volúmenes que conforman el espacio público, incluyendo el trazado de calles, las redes de instalaciones y el sistema de tráfico entre muchos otros.

Es decir, nos permitirá conocer los impactos en el crecimiento de la ciudad de las distintas decisiones urbanas que se tomen para nuestro territorio.

Así, al predecir las consecuencias o efectos de este tipo de acciones se podrán analizar alternativas para el desarrollo o fortalecimiento de barrios específicos, parques o vías de comunicación, por nombrar algunas. Este laboratorio de ciudad permitirá generar diversos escenarios y anticipar el impacto de proyectos o transformaciones urbanas.

Nos adelantaremos y podremos saber si densificar una determinada área en la zona céntrica generará cambios o no en el espacio público o en las redes. O qué ocurrirá si se decide cambiar el trayecto de una línea de buses: se necesitarán más paraderos o nuestras calles podrán absorber lo que significa una mayor cantidad de transporte público.

En definitiva, y no es ciencia ficción, con el “City Science Lab Biobío” estaremos proyectando el futuro de nuestras ciudades.

Lo más importante es que este centro tecnológico contempla la participación de la sociedad civil, que podrá ver cómo será el desarrollo de la ciudad en la próxima década. Para ello, se crearán instancias de coordinación y una gobernanza urbana para fortalecer la vinculación entre los diversos actores involucrados, como las universidades, el mundo empresarial y los municipios que forman parte del Gran Concepción.

Un proyecto revolucionario que nos llena de orgullo y que tendrá como sello la utilización de la inteligencia artificial, el análisis de datos y el trabajo de equipos multidisciplinarios. Todo desde Concepción para el mundo.

El “City Science Lab Biobío” permitirá generar diversos escenarios y anticipar el impacto de proyectos o transformaciones urbanas.