Claro Vicuña Valenzuela implementa plataforma en línea para el cumplimiento de medidas sanitarias en las obras

May 19, 2021Nuestros Socios

La empresa utiliza un sistema de gestión de personas que permite no sólo llevar un registro del cumplimiento de las medidas de prevención en contra del virus en cada una de sus obras y centros de trabajo, sino también, monitorear su situación sanitaria.

Al llegar la pandemia al país, las empresas comenzaron a adoptar medidas y normas para evitar contagios y cuidar a sus trabajadores. El rubro de la construcción fue uno de los primeros en elaborar un protocolo sanitario para el sector, que hoy ya está en su cuarta versión y que es un modelo para otros ámbitos productivos.

En esta línea, la empresa Claro Vicuña Valenzuela (CVV), adoptó en todas sus obras a nivel nacional este conjunto de recomendaciones. Pero, a la vez, decidió estandarizar las medidas para sus proyectos y centros de trabajo.

Lucía Olea, jefa zonal de Seguridad, Salud Ocupacional y Medio Ambiente de CVV, cuenta que se preocuparon de implementar y uniformar las medidas en todas las unidades de la empresa. “El objetivo era que no quedara ninguna sección sin medidas sanitarias, ni protección”.

Además, explica que se generaron protocolos específicos para oficinas y las obras. Esto, porque consideraron que las realidades laborales eran diferentes para cada una de ellas.

La profesional menciona que estas pautas se revisan diariamente y se fiscaliza su cumplimiento. Lo anterior, a través de una innovadora plataforma en línea que utiliza la empresa y que ha resultado exitosa para la verificación y control de los protocolos.

Olea comenta que la información que arroja el sistema se consolida, día a día, en informes que luego se revisan y son analizados para mejorar aspectos que podrían mostrar deficiencias.

La plataforma, señala, permite tener en línea todo el panorama de una obra. Incluso es capaz de realizar la encuesta diaria de salud Covid-19 a trabajadores y envía una alerta de forma inmediata si existen posibles contagios, previniendo el despliegue de protocolos de prevención.

Asimismo, también se realiza en línea un chequeo diario a través de un cuestionario de 62 preguntas de las medidas sanitarias que se incluyen en los protocolos aplicados, como el de la CChC. Las consultas abarcan temas de sanitización, encuestas de ingreso, estaciones de limpieza y políticas de distanciamiento físico, entre otras.

“Cada centro de trabajo lo hace por medio de la plataforma implementada. Son preguntas que se contestan con las alternativas sí o no y que también dan la opción de agregar fotografías para una mejor verificación y control”, dice Olea.

El sistema en línea es completo y entrega gráficas e información que ayudan a una planificación de las medidas que se aplican en terreno. Gracias a esto, cuenta la jefa de seguridad, se puede conocer, por ejemplo, quienes han visitado una obra y cuánto tiempo permanecieron en la faena.

A nivel corporativo, la oficina central en Santiago realiza el consolidado de todas las obras del país. Este informe nacional incorpora la reportabilidad semanal que recomienda la CChC en su modelo de gestión sanitaria.

El sistema en línea utilizado por CVV envía una alerta ante un posible contagio, con lo que se despliega un protocolo de seguridad sanitario.

NUEVAS INSTALACIONES EN OBRAS

La profesional estima que las conductas de los trabajadores se han modificado en este año y medio de pandemia. Sin embargo, señala que ha sido un trabajo de constancia para crear nuevos hábitos.

Para esto han implementado una estrategia de concientización para reforzar la nueva rutina laboral y mantener informados a los trabajadores. En las obras instalaron pendones y señalética que avisan sobre el uso de la mascarilla, el correcto lavado de manos y entregan información clave sobre el virus y sus consecuencias.

Así como también, instruyen a los trabajadores para que aprendan sobre lo que significa un contacto estrecho. Exhiben videos y realizan capacitación a las líneas de supervisión recalcando las normas a seguir para prevenir contagios.

En cuanto a las instalaciones en obra, Olea señala que se han efectuado transformaciones para asegurar la protección de todos. Los comedores cuentan son separadores de acrílico como también los vestidores, sección de casilleros y oficinas. Además, se establecieron turnos diferidos para la colación.

Los comedores cuentan con acceso y salida diferenciada para trabajadores. En terreno, se dispusieron estaciones de puntos limpios.

Al ingreso de la obra realizan la toma de temperatura y una encuesta de salud, que incluso puede ser bajada escaneando un código QR.

Asimismo, la profesional recalca que si la obra es fiscalizada por la autoridad sanitaria, posteriormente a esa visita, se realiza un análisis con todos los centros de trabajo donde se comparte la información para implementar mejoras, si fuese necesario.