“Día del Trabajador de la Construcción”, protagonistas del crecimiento del país

Mar 23, 2022Opinión

Helen Martin
Presidenta CChC Concepción

La construcción se ha caracterizado por ser uno de los rubros productivos que genera más empleos en el país. Son más de 750 mil los trabajadores que se desempeñan en el sector y a quienes hemos querido rendirles un merecido homenaje el 19 de marzo, Día del Trabajador de la Construcción.

Con distintas celebraciones en las 18 sedes del gremio a nivel nacional, buscamos dar visibilidad al esfuerzo y aporte de hombres y mujeres que trabajan en esta actividad, clave para el crecimiento y recuperación económica del país.

Como gremio comprendemos la importancia que tienen nuestros colaboradores en cada una de las obras que se levantan a lo largo del territorio. Son ellos los que trabajan en terreno, ejecutan las ideas proyectadas y, en definitiva, dan vida a una faena.

En estos dos años de pandemia, además han sido capaces de adaptarse a nuevos modelos de trabajo, más exigentes y con un mayor estándar de prevención y cuidado.

En esta línea, los trabajadores son uno de los motores del sello Compromiso Pro, iniciativa que reconoce a las empresas que promueven mejores prácticas en beneficio de los trabajadores, el entorno y las comunidades, entre otras dimensiones. Que no es otra cosa que consolidar al sector como una actividad sostenible.

Esto quiere decir que más allá de las dimensiones técnicas, las distintas organizaciones socias nos estamos comprometiendo con nuestros colaboradores. Hoy, así lo renovamos, ya que este espíritu ha estado desde los orígenes la CChC.

Nuestra preocupación por quienes son el pilar de la actividad está plasmada en la potente oferta de programas sociales en beneficio de los trabajadores y sus familias que mantiene el gremio, convirtiéndose en la segunda entidad, luego del Estado que más invierte en este ámbito a nivel nacional. Abarcando áreas como salud, vivienda, bienestar y formación.

Este último aspecto, creemos que debe considerarse una prioridad para el futuro de la construcción. El propósito es que las empresas y los propios trabajadores realicen esfuerzos en perfeccionarse, pues no sólo aporta a elevar el nivel de empleabilidad, sino también, a mejorar la calidad de vida de los trabajadores.

Con este desarrollo individual se logra un progreso en toda la organización, ya que es claro que mejora la productividad y los estándares de seguridad de una obra, incluyendo el compromiso al Protocolo Sanitario del Sector Construcción, hito que impulsó el gremio hace ya dos años.

La nueva realidad del sector -más industrializada, moderna y por qué no decirlo digitalizada- demanda trabajadores capacitados. Cada vez habrá más innovaciones tecnológicas que harán que los equipos deban estar al día para concretar las obras.

A esto se suma un reto mucho más profundo y que se ha agudizado en estos años de pandemia: la escasez de mano de obra.

Es un fenómeno que nos preocupa y sobre el cual debemos reflexionar para conocer las verdaderas causas de por qué no hemos podido atraer a personas a nuestro sector. Considerando que es un rubro moderno, dinámico, enriquecedor y con reales oportunidades de progreso laboral.

Lo anterior, tanto para hombres como para mujeres. Estas últimas se han incorporado de forma paulatina a distintas áreas de la industria, siendo otro de los desafíos que es necesario impulsar, ya que existe un gran espacio de crecimiento en el rubro para ellas.

En medio de estos desafíos, hemos querido celebrar a los cientos de trabajadores que son parte de nuestro sector y que son los verdaderos protagonistas del progreso de la industria y del país. ¡Feliz día a nuestros queridos maestros!