Diálogo “Estado de Alerta” abordó problemática de campamentos y déficit habitacional

Jun 16, 2021Breves

Participantes del conversatorio dedicado a la vivienda y ciudad concordaron en que la planificación urbana es clave para mejorar la vida de los habitantes. La presidenta de la CChC Concepción señaló que avanzar en viviendas de mejor calidad requiere una transformación del sector.

Un urgente llamado a dialogar sobre la vivienda en Chile y a plantear propuestas para superar la situación de campamentos en la que viven más de 25 mil familias a nivel nacional, fue el objetivo del Conversatorio “¡Estado de Alerta! Vivienda + Barrio + Ciudad en Déficit”, organizado en el marco del ciclo de diálogos con miras a la “Trienal del Sur del Mundo 2021: Ciudades Humanas”.

En la jornada participó la presidenta de la CChC Concepción, Helen Martin, junto a otros representantes de la sociedad civil y profesionales como el sacerdote Felipe Berríos, quien encabeza la Fundación Recrea; el ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward e Ignacio Aravena, director de PlanRed Chile. El conversatorio estuvo moderado por Pilar Giménez, secretaria ejecutiva del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano.

La dirigente gremial concordó en que el déficit habitacional que vive el país es una materia prioritaria que debe ser abordada de manera urgente. Sostuvo que tanto autoridades de Gobierno, como quienes están vinculados con el tema de vivienda deben ser empáticos en administrar una solución para las familias allegadas y de campamentos.

En este sentido, admitió que la planificación de las ciudades se ejecuta de forma inorgánica y sin un ordenamiento pensado en conjunto entre las instituciones involucradas. En este aspecto, mencionó como ejemplo que el Plan de Desarrollo Regional del Biobío no está acorde con los planes reguladores regionales ni comunales.

Incluso, la dirigenta afirmó que “también estamos marginando a la construcción y dejándola fuera de las ciudades, en vez de integrarla a las urbes”. Mencionó que una forma de incorporarla es lograr una construcción eficiente y con mejores estándares de calidad.

Señaló que este desafío debe considerar una transformación del sector y para ello es fundamental avanzar en elementos como la certificación, capacitación, innovación y productividad en el rubro.

“Hoy los campamentos son conjuntos de personas que han quedado en la periferia no solo de un territorio, sino también de la sociedad” (Sacerdote Felipe Berríos).

PLANIFICAR BARRIOS SOCIALES

El sacerdote Felipe Berríos, quien se encuentra viviendo desde 2015 en el campamento Luz Divina VI, en el sector “La Chimba” en Antofagasta, sostuvo que la planificación es clave. “Se debe tener una mirada integral que organice el crecimiento de las ciudades”, aseveró.

Dada su experiencia, comentó que hoy los campamentos son conjuntos de personas que han quedado en la periferia no solo de un territorio, sino también de la sociedad. Propuso dar vida a barrios y a quienes habitan en ellos.

“Se trata de organizar especies de barrios y enseñarles a vivir en comunidad a quienes están ahí. Que existan incentivos como bibliotecas para que los jóvenes no se pierdan. Eso es planificar”, señaló Berríos.

Por su parte, el académico y director de PlanRed, Ignacio Aravena, insistió en que para terminar con los campamentos -que continúan apareciendo- son necesarias políticas a mayor escala. “Esto significa no solo pensar en un tipo de herramienta, como son los subsidios por ejemplo; si no tener una batería de posibilidades, pero además, encontrarnos en materia política”.

En esta línea, el ministro de Vivienda, Felipe Ward, señaló que el desencuentro político se da en el Congreso con iniciativas que van en la dirección de poner fin a la segregación, como el Proyecto de Integración Social y Urbana, presentado por el Ejecutivo y que se discute actualmente.

“Hay proyectos que no son considerados, eso solamente por su origen, es decir quien o quienes lo presentan, y no se estudia el mérito de su contenido”, afirmó Ward.

En otro plano, agregó que el Minvu busca abordar las urgencias habitacionales en el corto y largo plazo para lo cual se propuso el “Diálogo Nacional por la Vivienda y la Ciudad”.