Fundación Social pone a disposición de las empresas programas para trabajadores migrantes

Sep 22, 2021Social

El beneficio se ejecuta dada la realidad de aumento de colaboradores extranjeros en el sector, donde la mayoría son venezolanos y haitianos. La entidad además implementará, por primera vez, un programa piloto de atención social a empresas socias que no cuenten con este servicio.

Una serie de programas destinados a apoyar la situación social de trabajadores del sector construcción y de sus familias ejecuta la Fundación Social de la CChC. Para este segundo semestre se suma el primer Programa de Apoyo al Trabajador Migrante que está a disposición de las empresas socias de Concepción.

El plan contempla una atención social a colaboradores extranjeros a través de una orientación en los ámbitos de salud, vivienda, educación y asuntos migratorios, entre otros. Además, incluye un aporte económico.

Para optar a este programa es la empresa socia la que debe entregar los datos básicos de los trabajadores, como nombre, RUT, obra donde se desempeña y fono de contacto del colaborador.

Ilse Bustos, encargada regional de la Fundación Social, explica que la finalidad es entregar atención social a extranjeros que se desempeñen en el sector construcción en los aspectos evaluados como de mayor requerimiento para ellos. Lo anterior, dada la realidad de aumento de migrantes que laboran en el rubro.

Según cifras del Ministerio de Justicia, el sector de la construcción ha sido uno de los ámbitos productivos que mayormente ha dado trabajo a migrantes, junto a la agricultura y la minería, en especial a quienes provienen de Venezuela y Haití. La presencia de extranjeros en la construcción llega al 10, 4%.

Otro de los programas que la Fundación ejecutará en la segunda parte del año, es el programa piloto de Atención Social Masiva para empresas que no cuentan con atenciones de índole social. “El programa incluye varias actividades que se pueden hacer con una empresa, el objetivo es que conozcan el servicio social de la CChC y puedan optar a sumarse a algunas de sus iniciativas”, dice Bustos.

Expresa que entre los beneficios que un servicio de atención social entrega a una empresa es poder conocer la realidad de sus trabajadores y brindar seguridad y confianza en sus empleadores.

El programa piloto involucra la elaboración de un plan social para que sea implementado por la empresa a futuro.

La encargada regional de la Fundación Social señala que contempla cinco charlas valóricas de sensibilización para realizar en faena o de manera remota, dos representaciones sociales, cuatro visitas de atención social presencial o de forma remota (dos al mes), un diagnóstico social e informe de atención social y, finalmente, la Fundación elabora una propuesta de un plan de acción para la empresa asesorada.

Además, se realiza la detección, levantamiento y seguimiento de casos sociales de complejidad y se entrega información sobre todos los proyectos sociales de las entidades sociales del gremio.

El servicio social es implementado por un periodo de dos meses y tiene un costo de 1 UF.

Entre sus programas de continuidad, la CChC abrió las postulaciones a la Beca Empresarios de la Construcción para hijos de trabajadores que estén cursando octavo básico y con notas destacables.

BECA EMPRESARIOS DE LA CONSTRUCCIÓN

En el ámbito de la educación, la Fundación Social abrirá hasta fines de año el periodo para postular a la Beca Empresarios de la Construcción, que otorga la CChC a hijos de trabajadores del rubro. El beneficio está dirigido a estudiantes que cursen octavo básico este 2021.

Las postulaciones se realizan con las notas del primer semestre del año y casos especiales pueden considerarse las notas de 2020.

El sistema cuenta con dos modalidades: Premio Mejores Alumnos, que consiste en un estímulo de 3 UF, por una sola vez, para escolares que finalizan el año con un promedio igual o superior a 5,7. El plazo para optar a esta beca vence el 31 de diciembre.

La Beca de Excelencia Académica financia el 90% del arancel a los jóvenes seleccionados, durante los cuatro años de enseñanza media en un colegio de excelencia.

Se trata de una beca anual a la que postulan los hijos de trabajadores de las empresas socias que tienen un promedio de notas igual o superior a 6,5. Las postulaciones se reciben hasta el 30 de noviembre.

Ambas becas son compatibles con otros incentivos públicos o privados.