IFE laboral: el incentivo para apoyar el retorno de trabajadores

Sep 8, 2021Innovando

El director regional del Sence dio a conocer a los socios de la CChC Concepción los aspectos centrales del nuevo subsidio y señaló que uno de los objetivos es que los empresarios difundan el beneficio entre sus nuevos trabajadores. El nuevo IFE Laboral estará vigente hasta diciembre.

Un subsidio que va directo al bolsillo de los trabajadores y que se suma a su sueldo es una de las principales características del nuevo IFE Laboral, beneficio que el Gobierno presentó hace un mes y que estará vigente hasta el 31 de diciembre.

La información sobre el detalle de este incentivo la entregó el director regional del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), Oscar Aliaga, en un webinar organizado en conjunto con la CChC Concepción para los socios de la entidad gremial.

Aliaga señaló que el propósito del nuevo IFE Laboral o más conocido como Ingreso Laboral de Emergencia, ILE, es que las personas salgan en la búsqueda de un empleo formal y así recuperar los puestos de trabajo perdidos durante la pandemia.

Dijo que este incentivo se encuentra en la línea de los subsidios al empleo que el Gobierno puso a disposición para apoyar la reactivación y que incluyen el subsidio Regresa, Contrata y Protege. Estos con foco en la contratación y en los empleadores.

A esa batería de ayudas se agregan el Ingreso Familiar de Emergencia, IFE, el subsidio al Nuevo Empleo y el mencionado IFE Laboral. Aliaga destacó que todos los subsidios son complementarios.

El director de Sence explicó que se trata de un beneficio que implica un aporte mensual por parte del Estado que se paga directamente a las personas que encuentren un trabajo formal. Para los hombres equivale al 50% de la remuneración bruta mensual, con un tope de $200.000; mientras que, en el caso de las mujeres, jóvenes mayores de 18 años y menores de 24 años, personas con discapacidad y pensionados, es de un 60% del sueldo, con un máximo de $250.000.

Según el Ministerio del Trabajo, al 24 de agosto, en la región del Biobío se han recibido más de 12 mil 300 postulaciones al beneficio. Aliaga añade que, de acuerdo a cifras del Sence, se recuperaron 54 mil puestos de trabajo de los cerca de 80 mil destruidos por la crisis a nivel regional.

Expresó que, especialmente en el sector de la construcción, “es importante el nuevo beneficio para generar la mano de obra que falta”. Afirmó que existe un 25% de informalidad laboral en la Región. En este contexto, llamó a las empresas a difundir este incentivo entre sus nuevos trabajadores y la comunidad.

El objetivo del nuevo IFE Laboral es estimular la búsqueda de un empleo formal y recuperar los más de 80 mil puestos de trabajo perdidos durante la pandemia a nivel regional.

BENEFICIO PARA EL TRABAJADOR

Una de las características del IFE Laboral es que no interviene la empresa, pues son los propios trabajadores los que postulan al beneficio, el que llega en forma directa a su cuenta bancaria.

Entre los requisitos para obtenerlo están que la relación laboral con contrato de trabajo debe ser a partir del 1 de agosto de este año, ya sea por obra, por faena definido o indefinido. Basta con acreditar una primera cotización del mes de septiembre para postular.

Los trabajadores deben enviar en un archivo escaneado su contrato de trabajo. Otra de las condiciones es que la renta mínima laboral no debe sobrepasar el $1.011.000.

¿Qué ocurre con trabajadores que se emplearon antes del 1 de agosto? Los que están recibiendo el subsidio al Nuevo Empleo pasan automáticamente al IFE Laboral. Si los trabajadores tienen contrato de trabajo iniciado el 1 de abril de 2021 y hoy reciben el subsidio al Nuevo Empleo recibirán los montos aumentados del IFE Laboral a partir de septiembre.

Aliaga destaca que “se produce un beneficio de arrastre, ya que pueden incorporarse a este ILE”. El subsidio tendrá una duración de cuatro meses.

En la charla, el jefe de Sence recordó los programas que ejecuta ese organismo y que están enfocados en apoyar a las empresas. En la Región, más de 8 mil empresas han utilizado alguno de estos beneficios. Entre ellos, la Franquicia Tributaria, incentivo para las empresas que invierten en capacitación de sus colaboradores; Experiencia Mayor, destinado a la capacitación y contratación de adultos mayores; Aprendices, subsidio para estimular la contratación de jóvenes y Despega Mipe, para apoyar el emprendimiento.