Javier Prüssing: “Durante la pandemia no podemos descuidar los riesgos habituales de las obras”

Jun 22, 2021Entrevistas

El dirigente afirma que a más de un año de la crisis sanitaria las empresas lograron adaptarse a la nueva realidad laboral. Señala que hoy la tarea es reforzar la prevención regular de las obras y enfocarse en los trabajadores que ingresan al rubro, para así evitar accidentes.

Con el impacto del Covid-19 en el país, las empresas y especialmente las del ámbito de la construcción debieron adaptarse a nuevos sistemas de prevención y seguridad para su continuidad operacional. Implementaron protocolos sanitarios que hoy están internalizados y les han permitido trabajar en medio de la pandemia.

Javier Prüssing, miembro de la Comisión de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO) de la CChC Concepción, afirma que uno de los focos de esa instancia es promover la mantención de las medidas preventivas frente al coronavirus en empresas del sector, pero además, continuar asegurando la protección de los trabajadores frente a los riesgos habituales en las obras.

En el ámbito de la pandemia ¿cómo han enfocado su labor?

Sin duda, ante el escenario de pandemia seguimos preocupados de reforzar todas las medidas de autocuidado que se requieren para trabajar en las obras. Pero, creemos que las empresas las tienen bastante internalizadas, por lo tanto, el tema es continuar fortaleciendo la prevención y los protocolos implementados.

Además coordinamos, junto a la Mutual de Seguridad CChC, un programa de visitas para ver cómo las empresas estaban cumpliendo estos protocolos y, al mismo tiempo, asesorarlas si había algo que no se estuviera aplicando bien. Lo positivo es que hay muy buenos índices de cumplimiento. Las organizaciones integraron a su rutina laboral las medidas y los trabajadores lograron comprender que es vital cuidarse. Los colaboradores están en una actitud distinta, creemos que de a poco han aprendido a convivir con el virus.

¿Qué otro énfasis prioriza actualmente la comisión?

Hoy estamos retomando otros temas que consideramos importantes, ya que producto de la pandemia, en general todas las áreas de prevención han dirigido sus esfuerzos a lo que tiene relación con esta crisis sanitaria y, en algunos aspectos, han dejado un poco de lado otros temas asociados a accidentes.

Por lo tanto, nuestro llamado es a tomar conciencia que no se deben dejar de considerar los riesgos latentes en las obras, que los trabajadores pueden accidentarse.

¿Qué acciones se realizan en este sentido?

Hemos estado haciendo un estudio, con el que nos dimos cuenta que en el último tiempo los trabajadores que se han accidentado (con accidentes leves) es por su falta de experiencia o desconocimiento. Entonces, queremos impulsar junto a la Mutual de Seguridad una campaña enfocada en colaboradores jóvenes, que se vienen integrando al sector y que no cuentan con mucha experiencia en construcción, a los que se les pueda enseñar desde las labores más básicas.

Asociado a esto, nuestra idea es lanzar un curso dedicado a la supervisión en obras que tenga incorporado este punto como un tema relevante. Que se debe tener la atención en ese nuevo trabajador y que comprendan que es distinto trabajar con colaboradores que se vienen incorporando, que con un trabajador que ha estado siempre en el sector de la construcción.

¿Y algún otro desafío para este año

Nuestra meta es que ojalá durante el segundo semestre podamos retomar el programa de Visitas Colaborativas de Seguridad en Obras. Creemos que es una acción que genera intercambios muy positivos. Pensamos partir en agosto, dependiendo, naturalmente, de la evolución de la pandemia.

El reunir a un grupo de empresas para visitar las obras de cada una de ellas y mostrar las buenas prácticas en seguridad ha tenido buenos resultados. Las empresas han compartido sus experiencias exitosas, sin ningún tipo de egoísmo, porque todos tenemos el mismo objetivo que es proteger a los trabajadores y que no se accidenten. Lo anterior, ha significado excelentes aprendizajes para todos.

En las visitas colaborativas de seguridad las empresas comparten buenas prácticas en la materia, lo que ha significado excelentes aprendizajes para todos, dice Javier Prüssing.

 

ANTICIPAR RIESGOS

La Comisión de Seguridad y Salud Ocupacional organizó una charla sobre riesgos críticos clásicos en las obras de construcción y que, según Prüssing, fue el puntapié inicial para retomar este tema en las empresas. Como hito, la jornada se realizó en conjunto con las sedes de Valparaíso y Chillán y en ella participaron -vía zoom- más de 60 personas.

En el encuentro se abordó como metodología clave para minimizar la accidentabilidad una buena planificación de riesgos en faenas. Es decir, identificar los peligros antes de que se manifiesten. Así lo afirmó Francisco Villalonga, jefe de Centros de Entrenamiento en Riesgos Críticos de la Mutual de Seguridad CChC.

El expositor sostuvo que actualmente hay una mayor variedad de tecnologías de alerta temprana de riesgos. Entre ellas, sensores que permiten detectar cuando alguien cruza un determinado límite, por ejemplo.

Villalonga señaló que para instaurar un método de alerta temprana en obras se deben incluir los siguientes aspectos:

> Planificación antes de que se inicie el proyecto y en conjunto con el Departamento de Prevención de la empresa.

> Concretar la reportabilidad, o sea, que se generen alarmas.

> Definir un listado de riesgos, el cual debe ser chequeado periódicamente. Esto implica la inspección frecuente.

> Generar una conciencia compartida de riesgos. La capacitación es parte de este proceso.

Frente al ingreso de trabajadores nuevos, el experto señaló que no sólo basta con una capacitación, sino que es importante realizar una inducción con trabajadores con mayor experiencia y readecuar a otras faenas al personal nuevo.