Lo nuevo del subsidio DS 01 para la clase media

May 19, 2021A fondo

Las modificaciones que rigen desde diciembre del año pasado apuntan a mejorar el financiamiento del beneficio, generar incentivos a la localización y estimular la movilidad social. Desde la CChC local señalan que con los nuevos cambios se ordena la aplicabilidad y eficiencia del subsidio.

Una charla para explicar los principales cambios al subsidio DS 01, más conocido como “Subsidio de Clase Media”, realizó, vía zoom, el Comité de Vivienda de la CChC nacional para los socios del gremio.

El encuentro se enmarca en la Mesa de Trabajo conformada entre ese grupo y la División de Política Habitacional (DPH) del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Las modificaciones están vigentes desde el 18 de diciembre de 2020 y buscan materializar los ejes de localización de viviendas en grandes ciudades, incentivar la movilidad social vinculado al subsidio de arriendo y optimizar el financiamiento del beneficio; según señaló Claudia Castillo, jefa del Departamento de Gestión Habitacional del Minvu y quien expuso las modificaciones.

Una de las principales tiene que ver con el incremento del monto de los subsidios y el ahorro mínimo que deberán tener las familias para postular al beneficio. Esto último, anunció Castillo, se ejecutará gradualmente según la evolución de la pandemia en el país.

“Por ello, para el primer llamado de postulación, los montos que se necesitan para el ahorro permanecerán igual y no habrá una subida en las cantidades que se requieren”, acotó la representante del Minvu.

La propuesta del ministerio para el ahorro mínimo espera concretarse totalmente el año 2022, mediante un proceso de etapas para llegar a 50 UF en el Tramo 1, 70 UF para el Tramo 2 y 120 UF para el Tramo 3.

Otra de las novedades son los incentivos a la localización en zonas de un territorio que se definan como de densificación urbana. Estas áreas deberán ser solicitadas por el seremi regional respectivo y ser resueltas por el ministro de Vivienda.

Castillo señaló que aún son pocas las regiones que han definido estos espacios, pero que se trata de zonas bien conectadas y con centros y subcentros urbanos. Entre los incentivos se podrá subir el límite de precio de las viviendas.

Además, las nuevas transformaciones esperan incentivar la postulación de familias que hayan aplicado el subsidio de arriendo, asignándole mayor puntaje por contrato de arriendo.

La jefa de Gestión Habitacional dijo que se entregará un subsidio adicional de 60 UF a beneficiarios del DS 01 que tengan al menos dos años de copago de renta correspondiente al subsidio de arriendo.

Entre las medidas dispuestas debido a la pandemia, por los próximos 10 meses, quienes se hayan adjudicado el subsidio podrán utilizarlo en cualquier parte del país, independiente de la región donde vivan.

Como medida transitoria por la pandemia, quienes se hayan adjudicado el subsidio DS 01 podrán aplicarlo en cualquier parte del país, independiente de la región donde vivan.  

ACCESIBILIDAD A LA VIVIENDA

David Vásquez, presidente del Comité de Vivienda de la CChC local, señala que las modificaciones son positivas, ya que están en la línea de entregar un mayor aporte estatal vía subsidios, en cada uno de los tramos del decreto.

“Esto hace que se necesite menos crédito. A su vez, una mayor cobertura del seguro de remate facilita el financiamiento de bancos. En definitiva, todo el conjunto entrega un mejor acceso a la vivienda, que es el principal efecto previsto”, dice Vásquez.

Sostiene que además se espera que los cambios mejoren la accesibilidad de beneficiarios al crédito hipotecario. Así como también, en materia de operatividad del subsidio, las modificaciones agregan eficiencia a aspectos como la construcción en sitio propio.

Vásquez explica que se ordena el decreto, donde actualmente se establecen tres tramos segmentados con sus respectivos precios de viviendas. En el Tramo 1 los valores van desde las 1.000 a 1.200 UF; en el Tramo 2, entre 1.600 a 1.800 UF y en el Tramo 3, de 2.200 a 2.600 UF.

“Los nuevos cambios permiten la movilidad entre regiones, al poder utilizarse el subsidio en cualquier lugar del país. Antes sólo se usaba en la región de residencia del beneficiario, por lo cual debía renunciar al subsidio y esperar un nuevo plazo para postular, con el riesgo de no obtener el beneficio”, expresa el dirigente.

Finalmente, el dirigente advierte que dado el contexto actual, todo este esfuerzo fiscal puede verse mermado dado los mayores costos para la ejecución de las viviendas.

Hoy está siendo más costoso producir una vivienda, por el alto precio de los suelos, el alza de materiales y falta de mano de obra.

“Estos elementos traen como consecuencia un aumento en el costo de edificar y, por consiguiente, en su precio de venta. El mayor subsidio podría sólo cubrir el incremento de precio, sin disminuir el esfuerzo monetario de las familias, que es el objetivo; resultando en un ejercicio de suma cero, o derechamente negativo”, dice Vásquez.

Aclara que lo anterior no es un problema del decreto, sino, de la situación por la que atraviesa el sector de la construcción.