Más de 80 empresas socias del gremio adhieren sus obras al protocolo sanitario en Concepción

Ago 11, 2020Innovando

La CChC local logró la meta de incorporar a sus empresas socias al compromiso sanitario del sector construcción. Actualmente, se implementa un plan para evaluar el cumplimiento de las medidas que incluye este documento, con el objetivo de complementar el cuidado de la salud de los trabajadores y la ejecución de los proyectos. 

Un total de 82 empresas socias de la CChC Concepción han adherido al Protocolo Sanitario del Sector Construcción que el gremio impulsa junto a diversos ministerios para evitar casos de covid-19 en faenas asociadas al rubro. Con esta cifra, se alcanzó la meta de organizaciones incorporadas al compromiso sanitario en la sede local.

Este protocolo involucra un conjunto de estrictas normas que las empresas han logrado implementar en sus proyectos y al interior de sus compañías para resguardar a sus trabajadores y a la población en general.

El documento fue elaborado por el gremio en conjunto con los ministerios de Economía, Vivienda y Urbanismo, Obras Públicas y Salud. El principal objetivo es que los diversos entes de la economía puedan continuar con la cadena productiva en medio de esta emergencia sanitaria, pero con rigurosas medidas de prevención y seguridad.

Asimismo, la CChC local logró que para la realización de la Finco Online, tanto las empresas inmobiliarias como constructoras presentes en ese portal (39 con 151 proyectos) adhirieran a la iniciativa a través de la firma del compromiso, por lo que actualmente son más de un centenar de empresas locales las que cuentan con el protocolo del sector.

La CChC iniciará una segunda etapa que contempla la auditoría de seguimiento del protocolo a las empresas inscritas, en por lo menos una de sus obras. 

Felipe Schlack, past presidente del gremio local y quien lideró la implementación de esta iniciativa, señala que las proyecciones para el sector estiman una pérdida de 75 mil puestos laborales a nivel nacional, durante este año. En este sentido, la aplicación del protocolo es un impulso para poder permitir el trabajo en obras. “Creemos totalmente compatible el cuidado de las personas con la posibilidad de desarrollar un trabajo, bajo rigurosas recomendaciones”, destacó.

Señaló que desde el inicio de la pandemia, el gremio se puso en campaña para elaborar este documento, uno de los primeros protocolos sectoriales en concretarse en emergencia sanitaria.

“Son recomendaciones y normas muy estrictas, consensuadas con distintos entes ministeriales, lo que nos ha permitido tener pocos contagios en las distintas obras”, afirmó el dirigente. En el Gran Concepción son cerca de 65 los proyectos que se encuentran en ejecución.

En este contexto, durante estos meses se sumaron al protocolo sanitario grandes empresas regionales como CAP Acero Huachipato e Inchalam, por mencionar algunas.

Schlack asegura que con este tipo de protocolos la industria incorporó nuevas prácticas de gestión y nuevos estándares con los que se tendrá que continuar trabajando.

La propuesta además contempla operar de manera alineada con el plan “Paso a paso” del Gobierno, incluyendo desde las empresas la implementación de este tipo de normas sanitarias sectoriales, y la autorregulación a través de la firma de un compromiso empresarial.

El dirigente expresó que las empresas socias y la CChC han acogido todas las recomendaciones sanitarias de la autoridad. Así, como también, se está realizando un esfuerzo ante el impacto económico de la pandemia, dándole continuidad a las obras para mantener el ingreso de muchas familias de trabajadores.

La propuesta sanitaria de la CChC contempla operar de manera alineada con el plan “Paso a paso” del Gobierno, incluyendo un compromiso desde las empresas.

MEDIDAS SANITARIAS

Un foco principal en el cumplimiento de este protocolo son los trabajadores, quienes se deben comprometer junto a su empleador, a cumplir todas las normas sanitarias en obras, así como también tener un cuidado responsable fuera de éstas.

Debido a que el protocolo es bastante estricto y por ello los resultados han sido buenos en faenas, las que han podido continuar con su ejecución.

Asimismo, las empresas a cargo de las obras han establecido que sí pueden cumplir con las medidas sanitarias, primordiales para la recuperación económica que necesita el país.

Entre las empresas socias que mantienen este protocolo señalan que se trabaja sobre los pilares fundamentales para evitar contagios, como son, el distanciamiento entre las personas, el lavado de manos y uso obligatorio de mascarillas.

El protocolo sanitario contiene entre otras medidas colocar a disposición puntos de higiene, realizar control de temperatura al ingreso a la obra, uso obligatorio de mascarillas y guantes.

También se recomienda controlar a personas externas a las faenas en la entrada, evaluar sistemas de turnos, flexibilizar horarios de ingreso y de salida, incorporar anillos sanitizadores e higienización de herramientas.

EMPRESAS COMPROMETIDAS

Una de las empresas que se encuentra implementando este protocolo sanitario es la constructora Omega. Mantiene en obra a 26 trabajadores que están protegidos con este compromiso.

Andrés Lafquén, gerente de finanzas y proyectos, señala que las normas impulsadas por la CChC han sido un apoyo a otras medidas que la empresa venía aplicando. El ejecutivo valora el alcance de este protocolo, el cual -sostiene- abarca todo el quehacer de una faena, desde acciones generales hasta la distribución de la jornada laboral y autocuidado.

“La experiencia de implementar el protocolo nos impulsa a seguir robusteciendo las acciones para minimizar los riesgos involucrados en las faenas, en un escenario de alta incertidumbre y riesgo en el cuidado de nuestros trabajadores”, destaca.

En esta misma línea, la empresa Moller & Pérez Cotapos adhirió al compromiso sanitario del gremio. Con ello, son cerca de 6 mil los colaboradores resguardados.

Su gerente general, Marcos Retamal, indica que “el cumplimiento de este protocolo exige a los ejecutivos ejercer un liderazgo permanente en todos los centros de trabajo, como respecto de sus equipos, para asegurar que se generen de forma rápida y efectiva los cambios conductuales que demanda la compleja situación que hoy enfrenta el país”.

Agrega que adoptar el conjunto de recomendaciones del sector implica mantener las obras con un estándar sanitario con disposiciones bastantes estrictas con el objetivo de continuar con las obras y con la cadena de valor del sector.