Ministerio de Transportes difundió alcances de la Ley de Aportes al Espacio Público

Nov 10, 2021A fondo

La CChC local organizó una jornada con una representante de la cartera de Transportes para dilucidar las nuevas consideraciones metodológicas que implica la nueva normativa. Entre las novedades, parte de su tramitación se hará a través de plataformas digitales.

La próxima semana comienza a regir en su totalidad la nueva Ley 20.958 de Aportes al Espacio Público. En el marco de esta normativa, la CChC Concepción, a través del Comité de Arquitectura y Urbanismo (CAU), organizó una charla para explicar las consideraciones para que los proyectos mitiguen su impacto en el entorno.

La jornada estuvo a cargo de Jenny Ivanovic, ingeniera civil de la División de Normas y Operaciones del Ministerio de Transportes (MITT), y estuvo dirigida, principalmente, a arquitectos, revisores y a profesionales de las direcciones de obras municipales.

En los conversatorios CChC-DOM-Minvu, que el Comité de Arquitectura impulsa desde 2019, se han dedicado varias sesiones a debatir y dar a conocer a los socios lo que significará en la práctica la implementación de la ley, especialmente, en cuanto a su tramitación.

Dicha norma implicó un cambio a la Ley General de Urbanismo y Construcciones (LGUC) y estableció que los proyectos inmobiliarios deberán mitigar sus externalidades en el entorno, a través de cesiones de terreno o aportes monetarios a los municipios. El cambio más notable es la elaboración de los Informes de Mitigación de Impacto Vial (IMIV) en reemplazo de los Estudios de Impacto sobre el Sistema de Transporte Urbano (EISTU).

La profesional destacó que su tramitación será a través de plataformas digitales, lo que garantiza, según el MITT, una mayor fluidez del sistema.

Señaló que el reglamento de la ley contempla cuatro capítulos en los que se establece la metodología para que las iniciativas inmobiliarias mitiguen su impacto. Asimismo, considera los ámbitos de aplicación, evaluación de los proyectos y los tipos de informes de mitigación.

Para los IMIV existen tres tipos de categorización: básico, medio y mayor. La plataforma digital dispuesta a partir de la entrada de vigencia de la ley entregará la tipología del informe a los proyectos. 

NUEVO SISTEMA DE EVALUACIÓN

Ivanovic explicó que un proyecto deberá ingresar al nuevo Sistema de Evaluación de Impacto en la Movilidad (SEIM) a cargo del Ministerio de Transportes, detallando todas las características de esa iniciativa y el sistema le indicará si debe presentar o no un IMIV y el tipo de este informe.

Existen tres categorías: básico, no requiere medición de flujos de transporte; intermedio, sí necesita la modelación de flujos, pero sin generación de nuevos flujos y mayor, que requiere de ambas condiciones, es decir modelación y reasignación de flujos.

La representante del MITT indicó que las direcciones de tránsito municipales y las seremis de transporte tendrán un rol fundamental en la tramitación. Estas unidades serán las encargadas de revisar, corregir, aprobar o rechazar los IMIV.

Agregó que, en el caso de no aprobarse, se debe ingresar un nuevo IMIV. Por otra parte, el reglamento incluye el “silencio positivo”, es decir, se asume un IMIV por aprobado si es que en el plazo establecido no se evacúan o comunican observaciones al respecto.

El IMIV tendrá una duración de tres años y si cuenta con autorización de la dirección de obras municipales, el plazo de vigencia se extiende a 10 años.