Mujeres de campamento iniciaron curso de oficio de la construcción impulsado por CChC local

Jun 9, 2021Social

Se trata de 12 jefas de hogar del campamento Alonso de Rivera de Barrio Norte en Concepción, incluidas en el programa de empleabilidad para mujeres de ese asentamiento. La finalidad es que las beneficiarias puedan vincularse a empresas constructoras y acceder a un puesto de trabajo.  

Con el objetivo de entregar mayores oportunidades laborales a mujeres jefas de hogar del campamento Alonso de Rivera de Barrio Norte, en Concepción, la CChC local dio inicio al curso de terminaciones finas en construcción para 12 mujeres integrantes de ese asentamiento.

La capacitación se ejecuta de manera presencial en la sede de DUOC-UC, hasta donde las jefas de hogar son trasladadas en transporte privado para cursar los módulos de aprendizaje. El curso de formación contempla 54 horas pedagógicas, en sesiones de seis horas diarias de teoría y práctica.

Miladi Garfe, presidenta de la Comisión de Capital Humano de la CChC Concepción, señaló que el propósito es poder brindarles herramientas para que las mujeres puedan tener un mejor futuro laboral.

Recordó que, en una primera etapa, la CChC, a través de un proyecto piloto vinculó a 26 familias de ese campamento que contaban con subsidios DS-19 a proyectos de viviendas de empresas socias. Como fruto de esa iniciativa, varios de esos grupos familiares dejarán el campamento el próximo año para residir en esas viviendas definitivas.

Se espera que el programa de empleabilidad finalice el próximo 11 de junio, de tal manera que posteriormente el grupo de mujeres logre acceder a un empleo en alguna de las empresas del sector.

Carmen Gloria Kreft, gerenta regional de OTIC Biobío de la CChC, organismo de intermediación para la ejecución del curso, destacó que para esta capacitación se incorporó un módulo final de apresto laboral, a cargo de una asistente social que enseñe a las jefas de hogar todo lo que implica un contrato de trabajo y otros aspectos de una rutina laboral.

Indicó que los aprendizajes que cursan apuntan a conocimientos sobre técnicas de terminación de una vivienda, que involucran el acondicionamiento final de un inmueble y que son claves para su buen funcionamiento y aspecto (entre ellos, la revisión de detalles como una correcta instalación de enchufes, artefactos de baño, revestimiento y colocación de sello de ventanas).

Nuestro desafío posteriormente es generar un proceso de colocación para que tengan un puesto de trabajo. Asimismo, queremos que este piloto se replique”, indicó la ejecutiva.

Las jefas de hogar aprenden, diariamente, labores de terminación para entregar una vivienda en perfecto estado, en módulos teóricos y prácticos.

MUJERES EN OFICIO
Elsie Castro es una de las beneficiarias de este programa de inserción laboral. Vive hace tres años en el campamento junto a su hija, yerno y sus dos nietas, de 4 años y, otra, de 3 meses.

Comenta que ni en sus sueños se imaginó que a su edad podría emprender el desafío de capacitarse en un nuevo oficio. “Ha sido una experiencia enriquecedora, porque me doy cuenta que soy capaz de hacer muchas cosas”, dice alegremente.

Verónica Rubio es otra de las jefas de hogar participantes en el curso. Ella se dedicaba hasta hace un tiempo a labores de peluquería en el patio de su casa. Pero, cuenta, que espera tener un mejor futuro con este aprendizaje.

“Lo hago por mi familia. Vivo con mi mamá y mis dos hijas de 6 y 2 años. Ellas son mi gran motivación para haber dado este paso y así salir adelante. Es una enorme oportunidad la que nos han entregado”, expresa Verónica.