Mujeres y trabajo gremial: Más allá del 8M

Mar 16, 2022Opinión

Teresa Cáceres
Presidenta Comisión de Mujeres
CChC Concepción

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el pasado 8 de marzo, la CChC Concepción, a través de la Comisión de Mujeres, fue reconocida por su aporte en la incorporación femenina al ámbito laboral de este sector. La distinción realizada por el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género de la región del Biobío nos llena de orgullo y es un impulso al trabajo que hemos desarrollado para visibilizar a las trabajadoras de la industria.

Si bien estamos contentas, las cifras que muestran el desempeño femenino en el mercado laboral no son alentadoras. Según el INE, seguimos estando en minoría en cuanto a participación en el trabajo con un 48,3%, a diferencia de los hombres que alcanzaron una tasa del 69,6% en el trimestre móvil noviembre 2021 – enero 2022.

En el caso del sector construcción- un rubro con fuerte tendencia masculina- existe un 7% de trabajadoras y en empresas socias, las mujeres llegan al 18%.

La CChC y especialmente en la sede local hemos comprendido que el ingreso de las mujeres al ámbito del trabajo en la construcción es un factor clave para la competitividad y sostenibilidad de las organizaciones y del rubro en general. Pero, además, es un aporte trascendental a su autonomía económica, con todos los beneficios que esto significa.

Bajo esta mirada, hace cinco años se formó el Círculo de Mujeres de Concepción, ahora convertido en Comisión, y que se destacó por ser el primero a nivel nacional en el gremio. En una primera instancia, el grupo se enfocó en reconocer y visibilizar a las trabajadoras que se desempeñaban en el sector. Posteriormente, junto a esa prioridad, trabajamos en promover el empoderamiento femenino, creando espacios de integración entre las socias para que compartieran experiencias, vivencias y pudiéramos apoyarnos entre nosotras.

Destacamos que en estos años hemos llevado a cabo una labor sumamente comprometida y estructurada. Esto último nos ha permitido destacarnos en el ámbito nacional y ser un referente para que otras sedes gremiales se hayan organizado y conformado grupos que releven el rol de la mujer. Se logró establecer una Comisión de la Mujer a nivel nacional, que nos tiene a la altura de los tiempos.

Nuestra gestión ha sido variada: articulamos junto al SernamEG regional una serie de acuerdos y nos incorporamos a la Mesa “Mujer y Construcción” promovida por el Gobierno. Desde ahí, logramos certificar a un grupo de pintoras para que se les reconocieran sus capacidades y habilidades y capacitamos, junto al apoyo de la Comisión de Capital Humano del gremio local, a mujeres del campamento Alonso de Rivera de Barrio Norte en oficios de la construcción, las que pudieron insertarse en empresas socias.

Asimismo, también estamos realizando esfuerzos permanentes de apoyo para que profesionales y ejecutivas del sector puedan alcanzar puestos de mayor de decisión en las empresas y también a nivel gremial. En este aspecto, hemos tratado de fomentar, a través de diversos talleres y capacitaciones, que las mujeres visibilicen sus capacidades, se empoderen y se atrevan a nuevos desafíos.

Sin duda, tratamos de avanzar, pero se debe seguir acelerando la incorporación femenina. No solo por ellas, sino por el aporte en las esferas laborales. No es un misterio que cuando existe presencia de mujeres mejora la productividad, el clima laboral y son una ayuda en las decisiones de gestión integrando características como la versatilidad, empatía y prolijidad.

El 8M que recién conmemoramos no puede ser visto como un día más, llamamos a las empresas a reflexionar sobre la generación de oportunidades laborales equitativas. ¿Cómo se logra? Potenciando a las mujeres para que estén en roles de liderazgo y visibilizando a aquellas que en cada una de sus labores son referentes.