Nudos críticos y principales trabas en la ejecución de proyectos abordó mesa de trabajo CChC- Serviu

Nov 21, 2022Breves

Integrantes del Comité de Vivienda plantearon inquietudes a representantes de la seremi de Vivienda y Serviu. La duplicidad de trámites, tiempos excesivos de respuesta y burocracia estatal estarían frenando el inicio y aprobación de obras.

En el marco del Plan de Emergencia Habitacional impulsado por el Gobierno, el grupo de trabajo CChC- Serviu- Minvu se reunió para analizar las principales problemáticas que enfrentan los proyectos en materia de tramitación.

A nivel regional, el Minvu se ha propuesto levantar 18.896 viviendas en los próximos cuatro años, un 7,2% de las proyectadas para el país. El encargado de la iniciativa en la seremi, Roberto Grandón, dijo que las obras deben partir el primer semestre de 2023, pues si esto no ocurre “se corre el riesgo de no cumplir la meta”.

De ahí la importancia de conocer las inquietudes de las empresas constructoras y acelerar procesos. Al encuentro también asistió la Mesa Directiva del gremio, encabezada por Bernardo Suazo, quien destacó la alianza público-privada para enfrentar el déficit habitacional.

“Trabajar en conjunto es parte de la solución para lograr una gestión productiva para las empresas, el Gobierno y las personas”, acotó el dirigente.  

Entre las preocupaciones están los tiempos excesivos de respuesta por parte del área jurídica de esos organismos y la duplicidad de trámites entre distintas entidades a la hora de la revisión de proyectos.

El presidente del Comité de Vivienda de la CChC Concepción, Álvaro Pinto, agregó que una de las solicitudes es que los revisores de la mesa de prefactibilidad puedan tener continuidad al momento del ingreso formal de los proyectos a revisión. “Es lógico que quien recibe el proyecto en esa instancia sea el mismo que lo revise al ingresar, pues conoce todo su historial”.

Según los representantes del Serviu es una medida que debe ser estudiada, ya que actualmente existen solo seis revisores para 12 proyectos ingresados.    

El Plan de Emergencia Habitacional tiene como meta la construcción de 18.896 viviendas en la región del Biobío.

LLAMADOS A PROGRAMAS 2023

Por su parte, Grandón, afirmó que desde el ministerio existe un compromiso por mejorar procesos internos con el fin de dar celeridad a las obras. Dijo que comparten varios puntos de lo analizado por el gremio y que “nuestra prioridad es calificar la mayor cantidad de proyectos para cumplir la meta”.

Tanto el Minvu como el Serviu indicaron estar preocupados por la capacidad económica de las constructoras, por esta razón se solicitó al nivel central realizar los llamados a comienzos de año para que las empresas puedan planificar sus ingresos, cuidando no afectar su gestión económica.

El presidente de Vivienda señaló que lo importante es que los llamados para 2023 no quedarían desmejorados respecto de los realizados este año.