Presidente de la CChC realizó intensa agenda de actividades en Concepción

Oct 28, 2020A fondo

El líder del gremio sostuvo una serie de actividades entre las cuales destacaron un recorrido por las faenas de construcción del proyecto MAPA de Arauco, un encuentro con el intendente regional y una visita a la obra del edificio Antuco de la inmobiliaria Lontue, para constatar en terreno las acciones del Protocolo Sanitario que impulsa el sector construcción.

Su primera visita a Concepción realizó el presidente de la CChC, Antonio Errázuriz, para conocer el desarrollo de la actividad en la zona, especialmente en las comunas que avanzaron a la etapa de transición del plan “Paso a Paso”, establecido por el Gobierno.

La agenda de actividades se inició con una visita al proyecto de Modernización y Ampliación de la Planta de Arauco (MAPA), el cual contempla una inversión de US$ 2.350 millones, la mayor en la historia de esa empresa.

A nivel productivo, la megainiciativa considera la detención de la Línea 1, la modernización de la actual Línea 2 de producción y la construcción de una nueva línea de producción (Línea 3), con una capacidad de 1.560.000 toneladas anuales, permitiendo así un aumento en la producción de celulosa del complejo hasta las 2.100.000 toneladas anuales.

Las obras de MAPA se iniciaron en 2015 y actualmente se desempeñan en las faenas más de 8 mil trabajadores, donde el 90% de ellos pertenecen a la región del Biobío.

En la ocasión, el presidente del gremio constructor recorrió diversas instalaciones para conocer la implementación de las medidas sanitarios frente al Covid-19. “Lo más valioso aquí es que en un corto plazo se implementó un protocolo sanitario que ha permitido poner a resguardo a los trabajadores, que es lo más importante para nosotros como gremio”, agregó.

Errázuriz anunció la propuesta del Gobierno para la reanudación de obras e hizo un llamado a las empresas a continuar con el riguroso cumplimiento del Protocolo Sanitario del sector.  

INDUSTRIA SEGURA

Posteriormente, Errázuriz visitó la obra, de inversión privada, edificio Antuco de la constructora e Inmobiliaria Lontue. En la faena, donde se construye una edificación de 17 pisos con 176 departamentos, se desempeñan 147 trabajadores directos e indirectos y es una de las obras que estuvo paralizada debido a la medida de cuarentena decretada producto de la pandemia en Concepción.

En el lugar, el líder gremial compartió con trabajadores y pudo constatar las acciones de prevención que realiza esa empresa. Entre ellas, la disposición de puntos de higiene, control de temperatura y encuesta de salud en el acceso a la obra, uso obligatorio de mascarillas y establecimiento de horarios diferidos de ingreso y salida de la jornada laboral. Así como también, la constructora habilitó buses de traslado para trabajadores.

Errázuriz reiteró que los resultados de la implementación del Compromiso Sanitario por parte de las empresas están a la vista. “Hoy la tasa de contagios es del orden de dos por mil trabajadores, lo que es hasta siete veces más bajo que toda la realidad nacional”, recalcó.

Este panorama sanitario del sector, sumado a los esfuerzos y gestiones realizados por la CChC, permitieron que durante la semana pasada el Gobierno diera luz verde al funcionamiento de todas las obras de construcción, incluso las que se encuentran en comunas con la medida de cuarentena.

Lo anterior, señaló Errázuriz, siempre y cuando se cumplan las condiciones del plan piloto para la reanudación de faenas, impulsado por la autoridad y el sector construcción.

“Estamos consciente que es un logro intermedio y que debemos seguir promoviendo la continuidad de las obras sin condiciones. Pero también, se trata de un gran avance que permite llevar tranquilidad a los empresarios y trabajadores”, aseveró el líder gremial al conocer la resolución.

Lo anterior, ya que la pandemia y el estallido social afectaron a la masa laboral, que, a nivel nacional, cayó de 850 mil trabajadores antes del 18-0 a 420 mil, en la actualidad.

Así como también, dijo que ha sido un duro golpe a la salud financiera de las empresas del sector. “Una buena parte de las organizaciones no ha podido resistir por el impacto económico de la emergencia sanitaria y, anteriormente, por el golpe que significó el estallido social. Todos sabemos que una empresa que se acaba tiene un efecto importante en la cadena productiva”.

El gremio había propuesto al Gobierno la opción de un plan tipo Construye Seguro, para que la actividad sea categorizada de esa forma. Lo anterior, con un rígido cumplimiento de las medidas sanitarias.

En el contexto actual, la CChC actúa coordinando el plan de Gobierno para reabrir obras, de manera de tener empresas adheridas al Protocolo Sanitario del gremio.

Además, entre los requisitos para tener obras que puedan reanudar su actividad está el implementar transporte privado para trabajadores que se desplacen a las obras y la realización de test PCR a colaboradores que viajen a las faenas antes de la reapertura de éstas; entre otros. 

REANUDAR LA ACTIVIDAD

Por su parte, Helen Martin, presidenta de la CChC Concepción, explicó que tras el desconfinamiento de algunas comunas en la Región, el retorno a la actividad de las obras no es inmediato.

“Hay que reinsertarse en el espacio de la obra, organizar nuevamente los equipos, revisar los procesos constructivos, adecuar la lógica luego de estar algunos meses sin trabajar. Esto toma un par de semanas para ajustarse hasta retomar la actividad normal. La obra debe activar todo el sistema de suministros. Hay que volver a retomar ritmo y prácticas”, explicó Martin.

Por ello, señaló que es primordial que la actividad del sector no se interrumpa. Esta idea se la plantearon en un encuentro que sostuvieron ambos líderes con el intendente regional, Sergio Giacaman.

En ese contexto, Martin señaló que “estamos seguros que la autoridad tiene clarísimo que la construcción es el principal motor de la reactivación económica que necesita el país, lo que queremos es mostrarle que la industria es capaz además de proteger de buena forma a sus trabajadores”.

Finalmente, el presidente nacional del gremio sostuvo un encuentro con todos los miembros de la Mesa Directiva para abordar diversos temas de interés gremial.

PROTECCIÓN A TRABAJADORES

Los trabajadores en terreno aseguran que se pese a que en un principio fue sorpresivo adoptar una serie de prevenciones para evitar contagios, hoy son conductas que se internalizaron y que permiten trabajar seguros en la obra.

Daniel Muñoz, gásfiter, dice que la empresa ha sido rigurosa para enfrentar el tema. “Siempre han estado todos los recursos a la mano para nuestra protección y así uno como trabajador se siente seguro y conforme”.

Agrega que la obra estuvo parada por casi dos meses y eso influyó en el tema de los ingresos.

Gregorio Vallejos es el encargado de cocina y también comenta que en la obra se cumplen todas las medidas de prevención. Afirma que “sabemos que hay que conservar la salud, porque sin ella nos perjudicamos en el trabajo”.

“Aquí me siento seguro trabajando. Además, no ha pasado nada, nadie se quiere contagiar ni menos que nos cierren la obra, eso no queremos”, enfatiza el trabajador.

Daniel Romero lleva cinco años trabajando en mantención de obra en Lontue expresa que “no nos costó tanto, porque estamos conscientes de la enfermedad, entonces aprendimos a protegernos entre todos”.

Así como también, dice que las normas están claras para enfrentar la pandemia: “nos entregan todas las instrucciones y materiales, ahora es un tema de autocuidado”.