Prioridades gremiales para 2022: Desafíos y oportunidades

Mar 9, 2022Opinión

Helen Martin

Presidenta CChC Concepción

La intensidad de los acontecimientos nacionales y mundiales del último tiempo nos han tenido expectantes y atentos. Durante los dos últimos años, como sector, hemos transitado en diversas crisis y ahora convivimos con una guerra atroz, que amenaza con profundizar esos impactos.

En medio de este panorama, en nuestra sede, hemos venido delineando desde el “minuto uno” de nuestra gestión los desafíos en los que nos hemos empeñado concretar en el periodo de esta Mesa Directiva.

En ese sentido, agradecemos el esfuerzo de todos los socios que aportaron para que los temas que nos interesan como sector se hayan posicionado en la agenda pública.

Para los próximos meses, la tarea es continuar por este camino, para abordar unidos los retos y oportunidades de este 2022. Sabemos que no es fácil, pero estoy segura que saldremos adelante con un real espíritu de colaboración, caracterizado por conectar el trabajo gremial con las necesidades de nuestros socios y las amenazas que hoy están sobre nuestra industria.

Debido, principalmente a la pandemia, aún tenemos un panorama marcado por el quiebre de stock y alzas en los costos de materiales, que según estimaciones del gremio a nivel nacional alcanzarían a un 31,09 % en promedio de algunos insumos de edificación.

A esto se suma, el encarecimiento del transporte, que muchas veces dobla la cifra que se manejaba hasta antes de la crisis sanitaria. Hoy vemos que la guerra entre Ucrania y Rusia podría agravar esta situación con el alza pronosticada para los combustibles en las próximas semanas.

Ante estos escenarios, sin duda, es urgente adaptarnos, generar lazos con las nuevas autoridades, relevar y evidenciar los problemas del sector para potenciar el crecimiento, incentivar el empleo formal y recuperar los puestos de trabajo perdidos (especialmente el de mujeres), así como también, reactivar el dinamismo de las pymes con un fuerte apoyo.

Desde nuestra mirada, seguiremos con una potente agenda de relacionamiento con las nuevas autoridades que asumirán los distintos cargos para hacerles ver el sentir de nuestro sector y con ello propiciar la búsqueda de soluciones y acuerdos desde la colaboración mutua. Esperemos que quienes estén a cargo acojan y reconozcan esta mirada constructiva para que podamos continuar por la senda de la alianza público-privada en coordinación con los otros gremios.

Otro aspecto en el que seguiremos avanzando es en la relación con los miembros de la Convención Constituyente. En una primera etapa, ya nos relacionamos con todos los convencionales del Distrito 20 y conocemos parte de sus posturas. Hoy estamos abocados a poder entregarles toda la información posible para que tengan el peso necesario para decidir y deliberar sobre los temas que pretenden incluir en la nueva Constitución.

Como gremio, estamos convencidos que el borrador que se elabora debe ser lo más representativo de nuestra sociedad en su conjunto, que recoja los valores que tan arraigados han estado en la sociedad chilena y el anhelo de libertad y desarrollo equitativo.

En esa línea, uno de los mayores desafíos es la planificación territorial de las ciudades. Creemos que se necesitan instrumentos modernos que permitan aunar las diferentes miradas de los diversos sectores de la sociedad para tener urbes más inteligentes, sustentables y amigables con el medio ambiente. Pero que también apunte a hacerlas más integradas socialmente, con el objetivo final de mejorar la calidad de vida de todos sus habitantes y de las futuras generaciones.

La vinculación con la comunidad también es un eje que queremos seguir fortaleciendo. Esto a través del movimiento Conce es Conce, que nos ha permitido un importante acercamiento con las comunidades del Gran Concepción. Sin duda, han podido conocer nuestra labor y nosotros aportarles con nuestro conocimiento y experiencia, permitiendo legitimarnos frente a quienes llegamos con nuestros proyectos.

En el ámbito más interno, no podemos dejar de lado a los trabajadores, pilar de nuestra actividad. Por ello, para conocer y profundizar en sus inquietudes, dolores, pero también, en sus esperanzas, es vital tener espacios de encuentro. La iniciativa “Sentémonos a Conversar” es una instancia para construir una reflexión permanente y de escucha activa entre la empresa y sus colaboradores.

Creemos que el diálogo no solo es fundamental para el desarrollo de nuestro rubro, sino que es la herramienta más valiosa para sacar adelante a nuestra Región y al país.  

¡Fuerza y ánimo Concepción! ¡Podemos ir por más!