Programas DS 19 y DS 49 tendrán medidas especiales por alza en costos de construcción

Jun 29, 2022A fondo

El Minvu acogió las solicitudes de la CChC, especialmente las gestiones realizadas por la sede Concepción, en torno a entregar mayores recursos para los programas DS 19 y DS 49. Las medidas incluyen un subsidio especial de hasta 15% y un aumento en el valor máximo de venta de las viviendas para sectores medios.

Dos resoluciones que permiten una mejora para los programas del Fondo de Elección de Viviendas (DS 49) y de Integración Social y Territorial (DS 19) emitió el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) para paliar el alza de costos de construcción que afecta a los proyectos de vivienda social.

Lo anterior, se enmarca en la crisis que golpea al sector y el riesgo que conlleva al ralentizarse algunas iniciativas y no poder iniciarse o concluirse las obras.

Se debe recordar que en el caso del programa DS 49, la resolución exenta 1.179 de 2021 otorgaba un subsidio adicional de hasta un 6%. Mientras, que los proyectos DS 19 no fueron considerados para ningún tipo de reajuste o aumento de subsidios.

Esto pese a las tratativas y conversaciones realizadas por la CChC y, especialmente, la sede local que se reunió en reiteradas ocasiones con representantes la División Técnica de Estudio y Fomento Habitacional (DITEC) del Minvu para lograr una suplementación.

Para David Vásquez, presidente del Comité de Vivienda en Concepción, estas medidas “son un reconocimiento tardío de la problemática que como gremio hemos expresado al ministerio hace más de un año y medio”. Agrega que, en el caso del DS 49, los subsidios otorgados anteriormente eran insuficientes dada la magnitud de la crisis de costos.

Sin embargo, el dirigente valoró las medidas. “Para muchas empresas va a permitir adecuarse a los costos y les dará la tranquilidad de poder iniciar obras, así como también, amortiguará daños. Es un alivio, en el contexto que estamos viviendo”.

La resolución exenta 687 deja sin efecto la anterior 1.179 que entregaba un subsidio de hasta un 6% para proyectos DS 49. La nueva norma establece un reajuste que va entre un 12% y un 15%, de acuerdo a la zona geográfica y materialidad de las viviendas.

Vásquez aclara que no se trata de un reajuste aplicado sobre el presupuesto, sino, que se implementa un porcentaje establecido. “Esto significa que cada empresa y cada proyecto va a tener que argumentar y defender su reajuste solicitado, teniendo como techo esos valores”.

Esto, señala, obliga a los proyectos a realizar un análisis de impacto de costos y además el porcentaje de reajuste queda sujeto al criterio del revisor, en este caso el Serviu, entidad que deberá evaluar la documentación presentada por las entidades patrocinantes o empresa constructora.

La solicitud para este subsidio adicional deberá presentarse hasta el próximo 19 de agosto.  

Los dirigentes coinciden que las medidas son un “alivio” para las empresas con proyectos de vivienda social, las que en muchos casos podrán reiniciar obras.   

Cristian San Martín, socio del Comité de Vivienda del gremio

AUMENTO AL PRECIO DE VENTA

Cristian San Martín, quien lideró en el comité el estudio de sobrecostos, coincide en que ambas resoluciones son un avance y una buena señal para las empresas que trabajan con viviendas con subsidio. “Se está reconociendo una situación crítica, especialmente lo que ocurría en regiones. Con estas medidas se mejoran las condiciones de forma significativa”.

Sin embargo, advierte que deberán examinarse cómo funcionan en el tiempo, pues señala que existen otros factores, como nuevas normativas y pérdida de beneficios tributarios, que están golpeando al sector y que influyen en los costos de construcción.

En cuanto a los proyectos DS 19 que no habían tenido ningún aporte ni suplementación, se dictó la resolución exenta 738 que introduce mejoras al programa.

Según San Martín, una de las principales es el reajuste al precio de venta. En el caso de Concepción, para sectores vulnerables pasa de 1.100 UF a 1.300 UF. Para sectores medios, de 1.400 UF a 1.600 UF

En lo que respecta a sectores emergentes, lo dictado aumenta el precio máximo de vivienda desde las 2.200 a 2.600 UF.

Lo anterior, dice el dirigente, permitirá mayores ingresos para los proyectos y mitigar los sobrecostos de las obras.