Propuesta para tener ciudades armónicas, integradas y sustentables

Ene 26, 2022Opinión

Helen Martin

Presidenta CChC Concepción

Cámara Chilena de la Construcción

¿Qué ocurriría si todos viviéramos en ciudades con cercanía de servicios, un tráfico ordenado, con infraestructura que privilegiara modos no motorizados de desplazamiento y con una integración social y económica que además respetara el medio ambiente? Sin duda, creo que la respuesta sería una sola: viviríamos mejor y más felices.

La verdad es que hoy las ciudades chilenas han crecido de manera inorgánica, donde además los instrumentos de planificación (como planos regionales de desarrollo urbano, planos reguladores metropolitanos o comunales, por nombrar algunos) llegan tarde para acoger las dinámicas de desarrollo de las urbes, quedando en la práctica obsoletos, al poco tiempo de entrar en vigencia.

Desde la CChC, hemos buscado siempre instalar ciudades armónicas, donde el desarrollo económico se dé acompañado de un crecimiento con sentido que incluya lo mencionado anteriormente y que además las comunas se acompañen unas a otras, porque el avance o retroceso de una influye, sostenidamente, en la otra.

En este sentido, en varias ciudades-conurbaciones las diferencias son dramáticas en temas tan sensibles para sus habitantes como infraestructura y calidad de vida, quedando muchas de ellas rezagadas en estos dos aspectos. Iquique-Alto Hospicio, Viña del Mar-Valparaíso y en nuestro caso Concepción y Talcahuano, donde ésta última por años quedó atrás en materia de infraestructura y conectividad.

Desde el gremio constructor y, especialmente, desde nuestra sede Concepción creemos que este anhelo puede convertirse en realidad. La elaboración de una nueva Constitución es una oportunidad de cambio, de hacer mejorar las cosas. Por ello, hemos presentado una iniciativa de norma popular denominada “Smartsíty”, que no sólo apela a este sueño de mejores ciudades, sino que también, es un potencial impulso a la descentralización del país.

Con esta idea buscamos crear ciudades más integradas, sustentables, armoniosas y amables, a través de entregarle mayores facultades en términos de planificación territorial a la figura del Gobernador Regional. Creemos que desde ese cargo de elección popular se puede instalar una mirada holística y de largo plazo, que es lo que necesitan nuestras ciudades.

Los habitantes se merecen vivir en urbes prósperas y acogedoras y el Estado debe garantizar ese bienestar. Nuestra propuesta no es al azar, estamos convencidos que ayudará a mejorar, ostensiblemente, la calidad de vida de muchos y dejará atrás el modelo de ciudad inorgánica y con una desactualización en cuanto a las leyes y normas que las rigen.

Para que esta idea pueda ser debatida en la Convención Constitucional (CC) debe reunir el patrocinio de 15 mil firmas en al menos cuatro regiones distintas del país. Si se cumple esa condición podrá entrar al flujo de tramitación, al igual que las propuestas de los convencionales.

Hacemos un llamado a apoyar esta iniciativa a todos quienes esperan tener una mejor calidad de vida, con ciudades que tengan espacios públicos seguros y amables, que consideren la accesibilidad universal y que exista un transporte interurbano eficiente.

Aspiramos a urbes donde además exista un buen manejo en el tema de los residuos, que sean comunas limpias y que la seguridad comience por tener calles y avenidas iluminadas para sus habitantes. Pero que también se incluya la conciencia por evitar grandes emisiones contaminantes y tender a alcanzar la carbono neutralidad.

Asimismo, propender a territorios con densidades equilibradas, para esto el proceso debe ser planificado, con integración, implementado de forma eficiente y centrado en las personas.

En definitiva, que tengamos comunas más habitables no sólo para los ciudadanos de hoy, sino pensando también en las futuras generaciones.