Trabajadores y sus familias disfrutaron de la gran Fiesta de la Construcción

Dic 20, 2022Social

Más de 2.500 personas fueron parte del primer encuentro presencial del mundo de la construcción. La jornada de esparcimiento contó con juegos al aire libre, obras de teatro y sorpresas ¡Revisa la galería de fotos!

En un ambiente alegre, familias de trabajadores y empresarios del sector se reunieron en la Fiesta de la Construcción 2022. La actividad es inédita en Concepción y en ella participaron más de 2.500 asistentes.

El evento, organizado por el Área Social de la CChC local, en Espacio Marina, marcó el reencuentro entre colaboradores y líderes de las distintas empresas socias fuera del ámbito laboral, tras más de dos años de pandemia.

Teresa Cáceres, presidenta del Área Social, destacó que “en este espacio se unieron para compartir representantes de constructoras y trabajadores que son el pilar de la actividad, de una manera más cercana, informal y relajada”.

Así, todos disfrutaron de una tarde de esparcimiento. Para los pequeños hubo juegos inflables, zumba kids e incluso la llegada del Viejito Pascuero, que sorprendió a los menores.

Los niños además se atrevieron a subir al canopi y para capear el calor muchos gozaron en los juegos de agua, dispuestos en el lugar.  

Entre las actividades en la que participaron por igual niños y adultos, estuvieron el karaoke, una obra de teatro y concursos de baile.      

Cinthia Obreque, encargada de Recursos Humanos y Bienestar de constructora Avatar, asistió con su hija de 7 años. “Estuvo todo muy bien organizado. Mi hija se entretuvo toda la tarde, pasó por todas las actividades y hasta terminó metiéndose en una piscina de los juegos. No quería que terminara”.

Catalina Gutiérrez, asistente del Área de Personas de Aitue, comentó que sus trabajadores valoraron la iniciativa, sobre todo, porque “fue una instancia familiar y donde los protagonistas fueron los niños”. De esa empresa asistieron cerca de 100 colaboradores junto a sus grupos familiares.

En la Fiesta de la Construcción participaron 10 empresas socias del gremio.

La jornada es el primer reencuentro presencial organizado por la CChC para sus trabajadores, luego de las restricciones por la pandemia.

GALERÍA FOTOGRÁFICA

VIDA FUERA DEL CAMPAMENTO

Los hijos de Yarizta Vergara, de 7 y 9 años, corrían y se columpiaban en los juegos de las áreas verdes que tiene el condominio, al que ella, su esposo y los pequeños se trasladarán próximamente. “Estoy muy feliz, salir del campamento para mis hijos es muy bueno. Allá teníamos barro todo el invierno, aunque tratáramos de limpiarnos. Ellos se quieren venir de inmediato”, dice emocionada al recorrer su departamento.

Nicolás Morales es comerciante y vive en la toma hace cuatro años con sus dos hijas de 6 y 4. “Por ellas, estoy muy contento, sobre todo, porque aquí vamos a tener mucha más seguridad y comodidad”.

Carlos Camaño vive solo en la comunidad Alonso de Rivera. Cuenta que está ahí hace más de 4 años y que fue uno de los primeros en vivir en esa toma. Se dedica a la albañilería y dice que ahora está “parado”. “Quiero salir luego de ahí, tenemos problemas de salubridad. Es muy emocionante ver la casa donde voy a vivir ahora”, comenta.

El matrimonio formado por María Isabel Silva y Carlos García llegó a vivir al asentamiento porque no pudieron más con el pago de arriendo, cada uno por separado. En la toma se juntaron, tienen 5 años de convivencia y un año de casados. “Es un gran cambio de vida”, dicen los dos. “Allá, tenemos problemas con los servicios básicos, como el agua y la luz y aquí vamos a cambiar el barro por los cerámicos, que es un lujo”.

María Isabel, que es la beneficiada con la vivienda, confidencia que “con la casa nueva planeamos el casamiento por la Iglesia, que es lo más importante”.